Pasar al contenido principal

La UE acusa a Boris Johnson de estar "jugando estúpidamente a repartir culpas" después de que Reino Unido asegure que ya es imposible llegar a un acuerdo sobre el Brexit

The EU accuses Boris Johnson of playing a ‘stupid blame game’ as the UK says a Brexit deal is now impossible
Getty
  • La UE acusa a Boris Johnson de estar "jugando estúpidamente a repartir culpas" en un momento en el que las relaciones con Reino Unido respecto al Brexit han tocado fondo de nuevo.
  • El presidente del Consejo Europeo Donald Tusk se ha mostrado exasperado y ha tuiteado que Johnson "no quiere un acuerdo".
  • Estas declaraciones se producen después de que se publicase un documento anónimo del Gobierno británico en el que se daba a entender que la canciller alemana, Angela Merkel, había asegurado a Johnson que ahora ya era imposible llegar a un acuerdo.
  • El Gobierno alemán se ha negado a hacer declaraciones sobre la conversación entre ambos mandatarios.

El presidente del Consejo Europeo Donald Tusk ha acusado al primer ministro británico Boris Johnson de estar "jugando estúpidamente a ver quién tiene más culpa" con el Brexit en un momento en el que las tensiones entre la Unión Europea y el Gobierno británico han llegado a un punto álgido.

Los comentarios de Tusk se han producido después de que este martes se haya publicado un documento anónimo elaborado por los asistentes de Johnson en el que se daba a entender que la canciller alemana Angela Merkel había señalado que un acuerdo sobre el Brexit era "imposible" actualmente, salvo que Irlanda del Norte permaneciese en la unión aduanera de la UE.

Leer más: La Unión Europea acusa a Boris Johnson de "fingir" que negocia un acuerdo para el Brexit

Tras la publicación del informe, Tusk ha acusado a Johnson de sabotear cualquier tipo de acuerdo sobre el Brexit.

"No quieres un acuerdo, no quieres una prórroga, no quieres revocarlo, quo vadis [¿a dónde vas?]", ha tuiteado.

Las relaciones entre la UE y el Gobierno de Johnson han tocado fondo de nuevo este martes después de que una fuente anónima dentro de Downing Street haya acusado a Bruselas de no querer negociar un nuevo acuerdo en un comunicado que ha levantado ampollas.

Esa fuente ha afirmado que la canciller Merkel había asegurado que Reino Unido no podría abandonar la UE sin que Irlanda del Norte se mantuviese totalmente alineada con la normativa comunitaria "para siempre".

Johnson presentó la semana pasada sus propuestas para gestionar las fronteras irlandesas después de que Reino Unido abandone la UE.

Leer más: Un Brexit sin acuerdo provocará que la deuda pública de Reino Unido se dispare a sus mayores niveles en más de medio siglo, según los expertos

Sin embargo, la UE aseguró que no podía aceptar esas propuestas tal y como se habían planteado, pidiendo al Gobierno británico que las revisase.

La cuestión de cómo evitar controles físicos en la isla de Irlanda es la clave del punto muerto en el que se encuentra el Brexit.

Según la propuesta que Johnson envió a la UE la semana pasada, habría una frontera aduanera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte tras el Brexit, si es que no se hubiesen alcanzado nuevos acuerdo comerciales para entonces.

Johnson ha asegurado que Reino Unido se irá de la UE sin un acuerdo a no ser que Bruselas acepte la propuesta británica.

Y además