Comer gusanos está a punto de convertirse en algo más normal de lo que piensas: el gusano de la harina es el primer insecto comestible autorizado por la UE

Gusanos amarillos de la harina y larvas de la mosca soldado negra, expuestos en la Universidad de Gante (Bélgica, en 2020).
Gusanos amarillos de la harina y larvas de la mosca soldado negra, expuestos en la Universidad de Gante (Bélgica, en 2020).

Francois Lenoir/Reuters

  • La Comisión Europea ha aprobado este lunes 3 la comercialización y el consumo por parte de personas en la UE del gusano amarillo de la harina.
  • Se trata de un alimento seguro para la salud y los productos que lo contengan irán debidamente etiquetados, informa el organismo. 
  • Aunque en la actualidad representan un nicho muy pequeño, se prevé que el mercado de insectos comestibles supere los 4.600 millones de dólares en 2027, según un informe.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La industria alimentaria europea y los consumidores de los 27 estados miembros ya tienen una nueva opción gastronómica: los gusanos.

Tras la solicitud de una empresa alimentaria y el correspondiente proceso de evaluación, la Comisión Europea ha aprobado este lunes 3 la comercialización y el consumo por parte de personas del gusano amarillo de la harina, lo que significa la aprobación del primer insecto como nuevo alimento, informa el organismo.

Por tanto, los 27 países que conforman la Unión Europea podrán comercializar este producto como nuevo alimento. La UE tranquiliza a los consumidores asegurando que se trata de un producto seguro para la salud, y aclara que no habrá sorpresas no deseadas en la compra: "El proyecto de ley establece los requisitos de etiquetado para los productos alimenticios que contienen el nuevo alimento".

"El Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos, compuesto por representantes de todos los países de la UE y presidido por un representante de la Comisión Europea, ha emitido el 3 de mayo un dictamen favorable sobre el proyecto de ley por el que se autoriza la comercialización del gusano amarillo desecado como nuevo alimento", publica la institución.

7 alimentos bastante extraños que puedes comprar en los supermercados españoles

El término gusano amarillo se refiere a las larvas del Tenebrio molitor, comúnmente denominado escarabajo de la harina o gusano de la harina. "Este nuevo alimento está destinado a ser utilizado como insecto entero y desecado en forma de aperitivo o como ingrediente alimentario en una serie de productos alimenticios", explica.

En cuanto al impacto económico que puede tener en el mercado, la UE admite que "en la actualidad, los insectos como alimentos representan un nicho de mercado muy pequeño" entre los Veintisiete. Sin embargo, se prevé que el mercado de insectos comestibles supere los 4.600 millones de dólares (más de 3.800 millones de euros) en 2027, según un informe.

Los insectos comestibles no solo son una potencial fuente de proteínas, sino que podrían ser interesantes para otras actividades biológicas en nuestro organismo

Además, la Comisión destaca "los beneficios medioambientales de la cría de insectos para la alimentación", basados en la alta eficiencia de conversión de los alimentos de los insectos, en las menores emisiones de gases de efecto invernadero, el menor uso de agua y tierras de cultivo y el uso de la bioconversión basada en los insectos como solución comercializable para reducir el desperdicio de alimentos, analiza.

Tras la aprobación de esta medida por parte de los estados miembros en abril, la Comisión adoptará en las próximas semanas un reglamento por el que se autoriza este insecto como alimento para personas.

LEER TAMBIÉN: Es seguro comer gusanos, según la Unión Europea

LEER TAMBIÉN: La UE propone aliviar las restricciones para los viajeros vacunados y plantea un mecanismo de emergencia contra las variantes de coronavirus

LEER TAMBIÉN: Las intoxicaciones alimentarias transmitidas de animales a humanos más comunes en España

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”