La UE presentará una propuesta alternativa para intentar impedir la suspensión de las patentes de las vacunas

Sanitarios preparan vacunas contra el coronavirus

REUTERS/Athit Perawongmetha

  • La Unión Europea no respalda la propuesta de Estados Unidos de liberar las patentes de las vacunas. 
  • En línea con algunos lobbies y expertos de la industria, Bruselas asegura que existen alternativas para garantizar el acceso equitativo y la distribución global de las dosis sin poner en peligro la propiedad intelectual de las farmacéuticas. 
  • The Wall Street Journal ha tenido acceso al borrador de la propuesta que presentará la UE la semana que viene para intentar evitar la suspensión de las patentes. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Unión Europea no respalda la propuesta de Estados Unidos de liberar las patentes de las vacunas y asegura que existen alternativas para garantizar el acceso equitativo y la distribución global de las dosis sin poner en peligro la propiedad intelectual de las farmacéuticas, según el borrador de unos documentos a los que ha accedido The Wall Street Journal

En octubre, India y Sudáfrica enviaron una petición a la Organización Mundial del Comercio solicitando que renunciara temporalmente a la protección de la propiedad intelectual de los equipos, medicamentos y vacunas relacionados con la pandemia de COVID-19. 

La solicitud, ya respaldada por 60 países, alega la propiedad intelectual está impidiendo el acceso equitativo a las vacunas, que se encuentran actualmente en manos de los países de mayores ingresos en su mayor parte. 

Certify, el proyecto español que ofrece un certificado digital para las vacunas y test COVID-19

Tanto China como Estados Unidos se han unido recientemente a la iniciativa, coincidiendo con la crisis que empezó a vivir la India tras ser fuertemente golpeada por una nueva ola del virus a pesar de ser el mayor fabricante de vacunas COVID-19 del mundo. 

El plan alternativo de Bruselas levantaría las restricciones a la exportación de vacunas y sus materias primas, ampliaría la capacidad de fabricación en todo el mundo y facilitaría a los países el uso de las normas existentes para anular las patentes en algunos casos, según los documentos revisados por The Wall Street Journal.

La UE defiende que liberar las patentes no ayudaría a distribuir y fabricar las vacunas más rápido, una postura que mantienen también diversos lobbies de la industria biotecnológica y farmacéutica, que además advierten de que la decisión podría perjudicar a las empresas farmacéuticas y disuadirlas de responder a futuras crisis sanitarias mundiales.

Las fechas de caducidad de las vacunas y los retrasos en las entregas están haciendo que muchas queden sin usar

Los expertos explican a Business Insider que, incluso si la Organización Mundial del Comercio permite que cualquiera intente copiar estas vacunas, no servirá de mucho para impulsar la producción y distribución de vacunas a nivel internacional, porque faltarían ingredientes clave como científicos capacitados y fórmulas sobre cómo preparar algunas partes de estas vacunas.

En el caso de las vacunas de ARN mensajero, que son las primeras aprobadas para uso humano en la historia, la situación se complica por la novedad de la tecnología. 

"No se trata únicamente de la propiedad intelectual. Se trata de los conocimientos técnicos, de la experiencia", afirma el profesor asociado de la Universidad Johns Hopkins Tinglong Dai, que trabaja en el análisis de la atención sanitaria.

Las vacunas españolas se ensayarán en otros países debido a la baja incidencia del virus

Los expertos también creen que, de aprobarse, la medida llegaría tarde. "Creo que la transferencia de tecnología es útil, pero debería haberse hecho el año pasado", señala Dai. 

En este momento, tiene más sentido que los gobiernos paguen a los desarrolladores consolidados de la vacuna COVID-19 -Moderna, Pfizer, Johnson & Johnson y AstraZeneca- para crear alianzas de fabricación con otros fabricantes de medicamentos como Merck (MSD) y GlaxoSmithKline, concluye el experto. 

La nueva directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweal, también propuso una solución alternativa por la que se concederían licencias solo de fabricación para garantizar el suministro, pero manteniendo la protección de la propiedad intelectual. 

En España, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, se mostró a favor de que se liberalicen patentes de las vacunas del coronavirus "al máximo posible". 

Los adolescentes experimentan más efectos secundarios con la vacuna de Pfizer que los adultos: este gráfico muestra los más comunes

Sin embargo, advirtió de que "debemos garantizar que las empresas que los hacen no van a dejar de invertir en estos fármacos, hay que garantizar que tienen beneficio". 

En la misma línea que Simón ha hablado también Sarah Gilbert, investigadora a cargo de la vacuna de la Universidad de Oxford, señala que es razonable que las farmacéuticas quieran sacar beneficios de los países ricos después de haber hecho un esfuerzo tan grande. 

Otros artículos interesantes:

Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

El principal epidemiólogo de Estados Unidos al frente de la pandemia insta a China a publicar los registros médicos del laboratorio de Wuhan

CureVac despunta como la mejor salida a bolsa de los últimos 12 meses pese al retraso de su vacuna contra el COVID-19, la próxima que debería llegar a Europa