La UE avanza contra el blanqueo de capitales con criptomonedas: "Estamos poniendo fin al salvaje Oeste"

Cajero de bitcoin (ATM)

Marco Bello/Reuters

La Unión Europea busca poner fin al anonimato en las transferencias de criptomonedas, de forma que se dificulte el lavado de dinero y otros delitos, y acaba de dar un paso clave en esa dirección con la aprobación de un acuerdo provisional.

Después de meses de negociaciones, el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión han llegado a un acuerdo acerca del Reglamento de Transferencia de Fondos (TFR, por sus siglas en inglés), con el que pretenden obligar a los proveedores de criptomonedas a aportar información sobre el beneficiario y el origen de todas las criptotransferencias.

Según este, los portales de intercambio (exchanges) deben obtener información y datos personales sobre todas las transferencias de monedas virtuales y proporcionarla a las autoridades si estas la solicitan. 

De las sanciones a las donaciones en bitcoin, así juegan las criptomonedas un papel clave en la guerra de Ucrania

Además, las carteras no alojadas (unhosted wallets: no gestionados por un proveedor de servicios con licencia) tendrán también esta responsabilidad cuando interactúen con los portales en transacciones de más de 1.000 euros.

"Hemos acordado la norma de circulación más ambiciosa del mundo para las transferencias de criptoactivos. Estamos poniendo fin al salvaje Oeste de las criptomonedas no reguladas, cerrando importantes lagunas en las normas europeas contra el blanqueo de capitales", ha afirmado Ernest Urtasun, eurodiputado de En Comú Podem y vicepresidente del grupo de los Verdes/ALE en Twitter.

Asimismo, Urtasun ha explicado que las reglas no se aplicarán a las transferencias P2P en las que no haya ninguna entidad obligada implicada, pero que los CASP (proveedores de servicio de criptoactivos) deberán adoptar políticas, procedimientos y controles internos para garantizar el cumplimiento de las sanciones financieras específicas, algo "muy relevante", ya que "los oligarcas rusos utilizan las criptomonedas para eludir las sanciones internacionales y de la UE", aclara.

Finalmente, el también ponente del Parlamento Europeo sobre el TFR asegura que se establecerán nuevas medidas de mitigación de riesgos y que habrá garantías sólidas para la protección de datos.

Sobre este último punto se han manifestado previamente más de 40 empresas de criptomonedas a través de una carta a los ministros de Economía de la UE para protestar por la norma y alegar que atentaría contra la privacidad y la seguridad de los usuarios, con firmantes como Coinbase Global Inc. y ETP Coinshares International Ltd., informa Bloomberg.

Este proceso va de la mano del reglamento de los mercados de criptoactivos (MiCA), en torno al cual los órganos de la UE celebrarán una ronda final de conversaciones este jueves, añade el medio.

Así es la propuesta de Hacienda para declarar las criptomonedas en el extranjero con el modelo 721

La regla de viaje entrará en vigor cuando se aplique el Reglamento MiCA, 18 meses después de la entrada en vigor, una fecha "mucho antes de lo previsto inicialmente", ya que el expediente se ha acelerado con respecto al resto del paquete AML, según Urtasun.

Este nuevo paquete contra el blanqueo de capitales (AML, por sus siglas en inglés) establece medidas para reforzar las normas de la UE sobre la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo y "aborda las deficiencias del marco existente, que incluyen una implementación ineficaz, una supervisión débil y una detección insuficiente de transacciones sospechosas", explica el Parlamento Europeo en su web.

Otros artículos interesantes:

La caída de las criptomonedas amenaza los fondos robados de Corea del Norte y la financiación de sus programas armamentísticos

Las empresas dedicadas a minar criptomonedas, en alerta roja: venden a precio de saldo ante el aumento del precio de la energía y el descalabro del bitcoin

Votación crucial en Bruselas para el ecosistema de las criptomonedas: el Europarlamento debate este jueves una propuesta que ha enfurecido a los 'exchanges'

Te recomendamos