Pasar al contenido principal

La UE avanza para regular el bitcoin: crea un registro para empresas y obliga a identificar a los usuarios

Algunos expertos consideran que existe una burbuja alrededor de las criptomonedas
Algunos expertos consideran que existe una burbuja alrededor de las criptomonedas PEXELS

La opacidad que rodea a los mercados de intercambio de criptomonedas podría estar tocando a su fin. Al menos, en la Unión Europea, ya que el Parlamento Europeo ha aprobado este jueves un paquete de normas para luchar contra el blanqueo de capitales en la eurozona que afectará especialmente a las criptodivisas como el bitcoin.

Según la nueva normativa, el anonimato que actualmente incentiva a miles de personas para participar del mercado de criptomonedas será prácticamente imposible. Algo que lleva siendo un quebradero de cabeza para los principales gobiernos y autoridades monetarias del continente en los últimos meses.

Sin ir más lejos, Hacienda anunciaba hace apenas unas semanas que había solicitado información sobre las transacciones y las identidades de los usuarios de criptodivisas a 16 grandes bancos y un total de 60 compañías relacionadas directa o indirectamente con el sector financiero.

Seguir el mismo protocolo de verificación que los bancos

En esencia, el nuevo marco normativo europeo pretende extender los escrupulosos protocolos de verificación de información que se aplican a las entidades bancarias tradicionales a las que se dedican al intercambio de criptomonedas.

De este modo, se obligará a las plataformas de negociación y a los proveedores que ofrecen servicios de monederos electrónicos a aplicar controles de diligencia debida ─un término que implica que las entidades bancarias o financieras están obligadas a detectar y trasladar a las autoridades aquellos posibles casos de blanqueo de capitales─ similares a los que se exigen en la actualidad a los bancos, como la verificación de sus clientes.

Hasta ahora, este tipo de normativa se aplicaba en aquellos mercados de valores tradicionales abiertos al público, como las bolsas, o en bancos y cajas, siempre con el objetivo de erradicar el blanqueo de la circulación de capitales dentro de un Estado, pero no en sistemas cerrados o privados.

Leer más: Hacienda vigila tus operaciones con bitcoin para evitar el fraude

Sin embargo, la falta de regulación en este sentido ha llevado a que, desde ahora, las plataformas y servicios de criptomonedas deban figurar en un registro público, una medida que también afectará a las oficinas de cobro de cheques o los proveedores de servicios fiduciarios o empresariales.

Así, la nueva normativa no afecta exclusivamente a los mercados de criptodivisas. Por ejemplo, en el caso de las tarjetas de prepago, se rebaja de 250 a 150 euros el importe a partir del cual los titulares deben estar identificados.

Con 574 votos a favor, 13 votos en contra y 60 abstenciones, la cámara ha aprobado este jueves este paquete de cambios en la directiva contra el blanqueo de capitales, que todavía debe ser refrendada por parte del Consejo de la UE. En el momento que quede definitivamente aprobada, la directiva deberá ser trasladada a los países miembros en un plazo de 18 meses.

Acceso universal a la información de los propietarios de empresas en la UE

Pero la directiva no sólo se limita a este ámbito. Otra de las medidas aprobadas reconoce el derecho universal al acceso a la información sobre los titulares efectivos de empresas que operan en el bloque comunitario, por parte de cualquier ciudadano de la UE. Una medida que pretende acabar con las denominadas 'empresas buzón' ─compañías con sede en un país distinto al que operan para blanquear capitales, ocultar fondos y eludir impuestos─.

Con el mismo objetivo, la directiva establece la inclusión de criterios más estrictos para evaluar y sancionar a aquellos países y entidades extracomunitarios que puedan suponer un riesgo de blanqueo de dinero para la UE, así como la garantía de anonimato para cualquier persona que revele información sobre blanqueo en la eurozona.

Pero, volviendo a los mercados de criptomonedas, la normativa supone la primera piedra en la regulación de un sector que, hasta la fecha, nadie se había atrevido a tocar. Es cierto que las amenazas de gobiernos y organismos de todo el mundo ha resentido en los últimos meses este tipo de mercados, pero la obligatoriedad de registrar la identidad de empresas y usuarios parece uno de los pasos definitivos para la regulación permanente.

Te puede interesar

Lo más popular