El CEO de Soitec afirma que la UE deberá ofrecer 20.000 millones en ayudas para aumentar la producción de chips, "el oro de la industria moderna"

Chip

Reuters

  • El director ejecutivo de Soitec, uno de los principales proveedores de los materiales con los que se fabrican los semiconductores en Francia, afirma que la UE deberá ofrecer 20.000 millones de euros en ayudas para aumentar la producción de chips. 
  • El directivo descarta la idea de que la industria esté preparada para otra recesión después de la pandemia y afirma que estos componentes son el "oro de la industria moderna".
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La Unión Europea deberá ofrecer, al menos, 20.000 millones de euros en subsidios si quiere aumentar la producción de chips, tal y como recoge Financial Times. 

Esta ha sido la afirmación de Paul Boudre, director ejecutivo de Soitec, uno de los principales proveedores de los materiales con los que se fabrican los semiconductores en Francia. 

El directivo ha declarado al mismo medio que Europa es capaz de construir un suministro soberano de este tipo de componentes, pero que no tiene claro si la región va a apostar por ello. 

Según recuerda la fuente, la escasez en el segmento de chips que lleva protagonizando la industria en los últimos meses, afectando tanto a la electrónica de consumo como a la de los automóviles, ha hecho que la UE muestre su interés en doblar la producción nacional al 20% del mercado mundial para 2030.

Thierry Breton, comisionado de mercado interno de la UE, afirmó a principios de año a Financial Times que el plan de recuperación económica Next Generation de 800.000 millones de euros proporcionaba una oportunidad única para invertir en dicho sector. 

Sin embargo, hasta ahora, el apoyo financiero ofrecido ha sido limitado, en contraposición a otros países como Estados Unidos, que está finalizando un paquete de ayudar por valor de 52.000 millones de dólares para sus fabricantes. 

Las Big Tech entran en la carrera para desarrollar sus propios chips en medio de la escasez global de estos componentes

Boudre ha explicado que, para que los fabricantes de chips de la Unión Europea ganen una mayor participación en el mercado global, necesitan recibir las capacidades y el apoyo que obtendrían en otras regiones del mundo. 

Así, precisa que un paquete de 20.000 millones de euros debería dirigirse a la fabricación de productos en los que esta región ya tiene experiencia, donde se incluye el mercado de chips de 22 nanómetros o superiores, en lugar de centrarse en los más pequeños, así como apostar por productos que incorporen entre 22nm y 10nm en los próximos 3 años. 

Según afirmó el director ejecutivo a Financial Times, "bajando a 10nm tenemos habilidades, tenemos capacidad", ya que los elementos de menor tamaño son más costosos de producir y están dominados por los grandes productores de China, Taiwán, Japón o EEUU. 

En la misma entrevista, Boudre descarta la idea de que la industria esté preparada para otra recesión después de la pandemia, afirmando que los semiconductores han reemplazado al petróleo y al gas como el "oro de la industria moderna".

Así, cree que serán necesarios en todos los aspectos del desarrollo tecnológico. 

Otros artículos interesantes:

Samsung crece más de un 70% respecto al segundo trimestre de 2020 gracias al negocio de los semiconductores

El desabastecimiento de semiconductores golpea al sector de la automoción: el 60% de las potenciales compras de coches se ven alteradas

La escasez de semiconductores podría producir un aumento en los precios de los productos afectados, desde electrodomésticos hasta móviles