Nvidia se enfrenta a la Unión Europa por su intención de comprar Arm por 54.000 millones de dólares

Nvidia

Reuters

  • Nvidia se enfrenta a la oposición de la Unión Europea ante su plan de adquirir Arm, la empresa enfocada al diseño de chips, por 54.000 millones de dólares. 
  • El organismo señala que las concesiones hechas por el fabricante estadounidense no son suficientes para mitigar el potencial daño a sus rivales. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Nvidia se enfrenta a la oposición de la Unión Europea ante su plan de adquirir Arm, la empresa enfocada al diseño de chips, por 54.000 millones de dólares, tal y como recoge Financial Times. 

Según el medio, representantes del organismo europeo señalan que las concesiones hechas por el fabricante estadounidense no son suficientes para mitigar el potencial daño a sus rivales. 

Las preocupaciones surgen después de que la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido (CMA) afirmase el mes pasado que la transacción "corría el riesgo de sofocar la innovación y dañar a los competidores".

Nvidia se encontraba en mitad de la preparación para solicitar la autorización regulatoria para el acuerdo en Bruselas, pero las dudas de la unidad de competencia de la UE han hecho que se comience a investigar la fusión. 

En concreto, los reguladores se muestran escépticos sobre la promesa de Nvidia de permitir a los rivales un acceso continuo y justo a los diseños de Arm. 

Nvidia, AMD e Intel lideran una ola de fusiones y adquisiciones sin precedentes que ya suma 100.000 millones

A pesar de que el mismo medio señala que, en relación a la información proporcionada por personas con conocimiento directo de la investigación de Bruselas, aún es demasiado pronto para decidir si la operación se bloquearía, ya que podrían llegar a un acuerdo, hay expertos que creen que está condenada al fracaso. 

De hecho, los asesores de Nvidia explican que su preocupación respecto a que la adquisición, finalmente, no se realice es alta, sobre todo después de que el organismo de control de la competencia del Reino Unido (CMA) recomendase una investigación en profundidad. 

Frente a los obstáculos antimonopolio, la propia compañía ha reconocido públicamente que su oferta para adquirirla irá más allá de su plazo original de 18 meses.

El fabricante había ofrecido a CMA una concesión, aduciendo que no perjudicaría a los licenciatarios de Arm al cortarles el acceso a la tecnología del diseñador de chips o al cambiar su lista de productos, según una persona cercana al trato. 

Sin embargo, el regulador no aceptó esos compromisos al final de su investigación de fase 1.

Otros artículos interesantes:

Reino Unido y la Unión Europea comienzan la investigación sobre la adquisición de ARM por parte de Nvidia por 40.000 millones de dólares

El nuevo plan de Nvidia para evitar que el minado de criptomonedas deje sin stock de tarjetas gráficas a los gamers

Por qué las acciones de Tesla, Amazon y Nvidia no están infladas, según los expertos de Wall Street