La UE podría abrir la "caja de Pandora" del nacionalismo vacunal si restringe las exportaciones, según un analista político

Ursula Von Der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.
Ursula Von Der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Reuters/Pool

  • La Unión Europea podría abrir una "caja de Pandora" si decide vetar las exportaciones de vacunas de coronavirus, según advierte a CBNC el analista político James Crabtree de la Lee Kuan Yew School (Singapur).
  • En opinión de Crabtree, la UE se enfrenta a una "enorme presión política" por empezar a experimentar con el nacionalismo vacunal, lo cual podría ser a la larga poco beneficioso incluso para los propios Estados miembros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los expertos llevan tiempo advirtiendo de que una pandemia mundial no llegará a su fin hasta que la inmunización sea completa en todos los países para así poder evitar nuevos brotes.

En ese sentido, mientras que todo apuntaba a que el reto residía en dar con la vacuna capaz de combatir el virus, ahora ha quedado claro que el gran desafío está en la distribución y la logística, lo que está generando una elevada tensión en los países.

En estos momentos, la Unión Europea tiene como principal preocupación escalar la capacidad de producción dentro del continente y avanzar en su campaña de vacunación. La realidad es que la velocidad a la hora de inmunizar a la población se ha visto entorpecida por distintos aspectos, entre ellos retrasos y problemas con las dosis.

A mediados de marzo, AstraZeneca confirmó a las autoridades europeas que no espera cumplir con el suministro de 100 millones de dosis importadas desde terceros países que se comprometió traer al continente a lo largo de los próximos meses. De cara al verano, la UE recibirá un 20% menos de las dosis que inicialmente había previsto.

Estos retrasos han generado ya tensiones en las relaciones entre la UE y Reino Unido y han llevado a los 27 a plantear imponer un veto a las exportaciones de vacunas de coronavirus

"Para ser muy claros: queremos asegurarnos de que Europa reciba su parte justa de vacunas. Porque debemos ser capaces de explicar a nuestros ciudadanos que, si las empresas exportan sus vacunas a todo el mundo, es porque están cumpliendo plenamente sus compromisos y eso no pone en riesgo la seguridad del suministro en la Unión Europea", afirmó Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, el pasado 25 de marzo.

"Hay una enorme presión política ... por comenzar a experimentar con una especie de nacionalismo vacunal", explicó el analista político James Crabtree de la universidad Lee Kuan Yew School (Singapur) al programa Squawk Box Asia de la cadena CNBC.

El veto de la UE a las exportaciones podría retrasar la campaña de vacunación de Reino Unido, pero no beneficiaría a los Estados miembros a largo plazo

"Si comienzan a intentar restringir el flujo de vacunas fuera de las fábricas de la UE, entonces se abre una caja de Pandora por la que países como India pueden comenzar a hacer lo mismo", consideró Crabtree.

“Esto es, por supuesto, muy peligroso porque la UE es normalmente uno de los actores internacionales más responsables”, añadió el analista. Crabtree advirtió sobre el riesgo de que otros países pudieran seguir el ejemplo de la UE, priorizando las vacunas para las poblaciones nacionales cuando es posible que sigan surgiendo nuevas variantes del virus y es tan necesaria la acción conjunta de los países para vencer la pandemia.

El "daño internacional" del nacionalismo vacunal sería mayor que el aumento de vacunas que lograrían los países

De hecho, algunos expertos ya han pronosticado que el veto de la UE a las exportaciones no beneficiaría a los Estados miembros a largo plazo.

Por su parte, el jefe comercial de la UE, Valdis Dombrovskis señaló a la cadena de televisión que es "muy injusto" acusar a la UE de nacionalismo vacunal, dado que es "uno de los mayores exportadores de vacunas".

Desde el 1 de febrero, se han concedido más de 380 solicitudes de exportación a 33 países diferentes. Y solo uno ha sido detenido. En cuanto a la cantidad de dosis, hasta la fecha el número total de exportaciones de la Unión Europea ha sobrepasado los 77 millones de dosis. "Eso demuestra que Europa es la región que exporta más vacunas a nivel mundial",  reveló Von der Leyen en su discurso.

A pesar de estas cifras, a día de hoy más de 130 países no han recibido ni una sola dosis de las vacunas contra la COVID-19 y el 75% de las inmunizaciones realizadas hasta el momento se concentran en sólo 10 naciones, todas ellas desarrolladas, según declaraciones del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, recogidas por Diario Médico.

Esto evidencia los riesgos que conllevaría que estos países desarrollados apostaran por un nacionalismo vacunal.

De AstraZeneca a Pfizer: cuántas vacunas prometió cada fabricante a Europa y cuántas dosis van a llegar en realidad

"La irritabilidad política de los líderes y esta histeria sobre el futuro político harán que la UE tome medidas que pueden funcionar en última instancia en contra de su interés a largo plazo y transformar esas vacunas en armas muy rápidamente", remarcó Valdis.

"Creo que el daño internacional que eso causaría a la producción mundial de vacunas sería mayor que el aumento del número de vacunas que la UE" podría lograr, añadió.

Otros artículos interesantes:

La cuenta atrás ya está en marcha: los 100 días que marcarán el objetivo de vacunación de la UE

Cuánta protección se consigue con una sola dosis de las vacunas de Pfizer, AstraZeneca y Moderna, según los mejores datos disponibles

Esto es lo que ha fallado en Europa con el lanzamiento de las vacunas: lentas negociaciones, escasez de suministro y mensajes confusos de las administraciones