Batalla a la vista entre los reguladores europeos y británicos por controlar la fusión entre las filiales británicas de Telefónica y Liberty Global

Un hombre pasa ante una tienda de O2 en Manchester (Reino Unido)
Reuters
  • Los reguladores británicos de competencia pedirán a la UE que les entregue el control sobre la fusión entre las filiales británicas de Telefónica y Liberty Global, según Financial Times.
  • Ambas partes se disputarán el derecho a tener la última palabra para autorizar la operación, valorada en unos 34.400 millones de euros.
  • La fusión de las filiales de Telefónica y Liberty Global dará como resultado un gigante en el sector de las telecos en Reino Unido, mediante la combinación de la telefonía móvil de O2 con la banda ancha de Virgin Media para crear un operador convergente.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La operación multimillonaria para fusionar a la filial británica de Telefónica, O2, y la de la multinacional estadounidense Liberty Global, Virgin Media, ya solo necesita de la aprobación de los reguladores para poder crear una de las mayores empresas de telecomunicaciones de Reino Unido. Sin embargo, las autoridades tendrán que ponerse de acuerdo primero en qué país tiene jurisdicción para dar el visto bueno definitivo a la fusión.

La Autoridad británica de Mercados y Competencia (CMA) pedirá próximamente a los reguladores de la competencia de la Unión Europea que le otorguen control total para revisar los detalles de la transacción antes de autorizar la operación, valorada en 30.000 millones de libras esterlinas (unos 34.400 millones de euros), según adelante Financial Times.

Leer más: Telefónica usará sus servicios de big data en Alemania, Reino Unido y Brasil para luchar contra el coronavirus

La reclamación de los reguladores británicos se basará en que la fusión de O2 y Virgin Media afecta exclusivamente a su mercado y a los consumidores de Reino Unido. Además, el CMA ha asegurado al diario financiero británico que su petición se producirá próximamente, en previsión de que la revisión de la operación concluya después del fin del periodo de transición del Brexit, que acaba el próximo 31 de diciembre.

Sin embargo, los reguladores comunitarios no accederán a renunciar a su jurisdicción sobre esta operación, a pesar de la fusión no ha sido notificada formalmente a la Comisión Europea, bajo el argumento de que Reino Unido técnicamente sigue siendo parte de la UE durante el período de transición, según fuentes cercanas a la UE consultadas por Financial Times.

Este no será el primer desencuentro entre Bruselas y la CMA, que ya intentó controlar en 2015 la venta de O2 a la filial del grupo asiático Hutchinson en Reino Unido, Three, argumentando que solo afectaba a sus consumidores. La UE rechazó sus argumentos y terminó vetando la venta, lo que generó un contencioso legal durante 4 años que concluyó en mayo cuando una sentencia del Tribunal General de la UE desbloqueó la operación.

Pese al previsible conflicto de jurisdicción entre los reguladores europeos y británicos con el Brexit en el trasfondo, tanto Telefónica como Liberty Global han reiterado recientemente su confianza en que las autoridades de competencia darán el visto bueno a la fusión, asegurando que no limita el libre mercado. Ambas partes esperan recibir el visto bueno definitivo a finales de año si es la UE la encarga de revisar la operación, según Financial Times.

Si la fusión sale adelante, Virgin Media y O2 crearán una joint venture que estará entre las mayores empresas del sector de las telecomunicaciones de Reino Unido, combinando la telefonía móvil de O2 con la banda ancha de Virgin Media, dentro de un operador convergente que ofrecerá servicios móviles y fijos y podrá competir con BT por liderar el mercado británico. 

El nuevo operador que resulte de la fusión contaría con 46,5 millones de suscriptores de vídeo, banda ancha y telefonía móvil, mientras que su facturación conjunta ascendería a 11.300 millones de libras (unos 13.280 millones de euros), según las cifras de 2019, lo que supondría que BT superaría a la nueva compañía en ingresos pero no en número de clientes.

Para Telefónica, la fusión de su filial británica con la de Liberty Global supone "la mayor transacción de su historia", en palabras de su presidente ejecutivo, José María Álvarez-Pallete, que aseguró en mayo que se trataba de "un paso fundamental" en la historia de Telefónica, que además llega en un momento "muy difícil" por el escenario generado por la pandemia del coronavirus, lo que obligó a cerrar las negociaciones a través de videoconferencia. 

LEER TAMBIÉN: Aquí tienes 7 increíbles beneficios del bicarbonato de sodio con limón

LEER TAMBIÉN: Facebook ha perdido en solo dos días el equivalente a toda la fortuna de Amancio Ortega debido al boicot de los anunciantes

LEER TAMBIÉN: La app de rastreo española se llama Radar COVID y el Gobierno comenzará a simular con ella un rebrote de coronavirus en La Gomera a partir del 6 de julio

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Telefónica
  2. Fusiones Empresariales
  3. Reino Unido
  4. Trending
  5. Top