Europa estudia la liberación de algunas patentes de las vacunas contra el COVID-19, pero quiere blindar las de ARN mensajero de Pfizer y Moderna

Ilustración de las vacunas de Moderna y Pfizer.

REUTERS/Dado Ruvic

  • La Unión Europea ha aceptado estudiar la liberalización de algunas de las patentes de las vacunas contra el COVID-19, protegiendo a las basadas en la tecnología de ARN mensajero. 
  • El cambio de postura llega después de que la Administración de Joe Biden abriese las puertas a la exención de la propiedad intelectual de las vacunas.
  • Y que, tras el anuncio, las farmacéuticas Moderna, BioNTech y Novavax cayesen en bolsa un 6,19%, 3,45% y un 5% respectivamente.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Europa se ha resistido a dar luz verde a la suspensión temporal de todas las patentes de las vacunas contra el COVID-19, que llevan pidiendo India y Sudáfrica desde octubre de 2020 para facilitar su producción y distribución a escala global.

Pero se ha visto forzada a tomar una decisión. 

Su único aliado, la Administración de Joe Biden ha decidido finalmente que apoyará a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en la liberación de las patentes, con las que los países más pobres —que no han recibido aún ni una única dosis de las vacunas— podrían fabricarlas en sus territorios

"Esta es una crisis de salud mundial y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de COVID-19 exigen medidas extraordinarias", ha explicado la representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Katherine Tai.

Por qué es poco probable que la supresión de las patentes vaya a aumentar el número de vacunas disponibles a nivel global, según los expertos

Tras el anuncio, la Unión Europea ha accedido a estudiar a suspensión de algunas patentes. Pero no de aquellas que se basan en la nueva tecnología de ARN mensajero, sobre la que se basan las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna. 

"La protección de la propiedad intelectual es una fuente de innovación y debe seguir siéndolo en el futuro", ha espetado la canciller alemana, Angela Merkel.

Según El País, la UE no quiere facilitar a competidores como China o Rusia una tecnología tan revolucionaria como la que han logrado desarrollar las biotecnológicas alemanas y estadounidenses para las vacunas de nueva generación. Y por las que se pelean las farmacéuticas para futuros tratamientos.

La tecnología de ARNm de Moderna podría ayudar en la búsqueda de una vacuna contra el VIH y acelerar décadas de investigación

Aunque algunos países de la Unión, como España e Irlanda, son abiertamente partidarios de la liberalización de las patentes de las vacunas contra el COVID-19.

"O nos salvamos todos o no nos salvamos ninguno", ha justificado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. 

En línea con anteriores declaraciones del director del Centro Nacional de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón: "Debemos garantizar que las empresas que los hacen no van a dejar de invertir en estos fármacos, hay que garantizar que tienen beneficio, y a partir de ahí estoy de acuerdo en que se liberalicen el máximo posible de patentes", tal y como ha informado Business Insider España con anterioridad.

Las farmacéuticas advierten de que la renuncia a los derechos de propiedad intelectual dañará la innovación y la inversión

Dado que la tecnología de ARN mensajero —más conocida como ARNm— se está investigando para tratar otras enfermedades como el VIH, el cáncer o las patologías cardíacas, los expertos del sector temen que la liberalización de las patentes siente un precedente para futuras inversiones en tiempos de crisis.

"Luego, de repente, es una patente de medicamento contra el cáncer que debe invalidarse. Temen que sea un mecanismo que prepara el escenario para acciones en el futuro", ha explicitado Seven Borho, socio gerente de OrbiMed Advisors, una firma de inversión en atención médica a Financial Times

Los países más ricos acaparan el 40% de las dosis: se agrava la recuperación mundial en forma de K

De hecho, el anuncio llevó a que al cierre de bolsa Moderna, BioNTech y Novavax retrocediesen un 6,19%, un 3,45% y un 5%, respectivamente. 

E incluso los fabricantes Chinos, Fosun Pharma (-46,85%), CanSino (-19,4%) y Sinopharm (-6,8%) sufrieron el eco del posible impacto en la innovación. 

"La propiedad intelectual es el elemento vital de la biotecnología, es como el oxígeno para nuestra industria. Si se quita, no se tiene un sector biotecnológico", ha advertido el inversor en biotecnología, Brad Loncar, al mismo medio.

Aunque que las vacunas no puedan fabricarse en los países más pobres podría llevar a que muchos de estos no reciban ni una sola dosis hasta entre 2022 y 2024, según una investigación de la Universidad de Duke, EEUU. Cuando los países más ricos, que representan el 11% de la población mundial, acaparan el 40% de las dosis de las vacunas disponibles contra el COVID-19

LEER TAMBIÉN: 13 síntomas silenciosos de las vacunas contra el COVID-19

LEER TAMBIÉN: ¿Cuánto duran los efectos secundarios de las vacunas contra el coronavirus?

LEER TAMBIÉN: 12 datos que tienes que conocer antes de ponerte las vacunas de Pfizer, AstraZeneca, Moderna y Janssen, según los prospectos de CIMA

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”