Pasar al contenido principal

La UE ultima una propuesta para que Reino Unido siga en el mercado común tras el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May [RE]
La primera ministra británica, Theresa May Matt Cardy/Pool via REUTERS
  • Los Estados miembros de la UE están considerando un acuerdo para el Brexit que permitiría a Reino Unido quedarse en el mercado único de bienes, según un informe.
  • Los Estados miembros demandarían que Reino Unido aplicase en retorno las mismas leyes medioambientales, sociales y de aduanas.
  • El jefe negociador de la UE, Michel Barnier, previamente ha descartado este acuerdo.
  • El parlamento británico sería partidario de rechazar tal acuerdo porque mantendría a Reino Unido estrechamente vinculado a la UE y limitaría la capacidad del país para conseguir nuevos acuerdos comerciales.

Los líderes europeos están preparados para hacer una concesión significativa a Theresa May, permitiendo al Reino Unido quedarse en el mercado único de bienes si bien se optaría por abandonar la libre circulación de personas.

Algunos Estados miembros han comentado que podrían abandonar una de las líneas rojas del equipo negociador de la Comisión Europea como compensación por otras concesiones por parte de Reino Unido, según The Times.

En contraprestación por permitir a Reino Unido seguir en el mercado único, demandarían que Theresa May aplicase las mismas leyes medioambientales, sociales y de aduanas.

La hipotética desconexión comercial se discutirá en una reunión especial con todos los líderes de los 28 en Salzburgo el mes que viene.

Leer más: Bruselas advierte seriamente sobre las consecuencias de un Brexit sin acuerdo

Este hecho supone la mayor discrepancia entre el Consejo Europeo ─compuesto por los líderes de los Estados miembros─ y la Comisión Europea.

El jefe negociador de la Comisión, Michel Barnier ha señalado que se opondría a los intentos de Reino Unido de permanecer en el mercado único de bienes, advirtiendo que ello "perjudicaría a nuestro mercado unitario" y representaría un intento de escoger al gusto los mejores elementos de la UE.

Pero el gobierno británico afirma que las dependencias de la Corona como Jersey ya tienen un estatus de tercer país en cuanto a los bienes, lo que significa que el autodenominado "modelo de Jersey" ha funcionado en la práctica durante años.

Fuentes del equipo negociador en Bruselas explican que los líderes europeos están deseando considerar la propuesta británica para permanecer en el mercado único de bienes si Theresa May adopta toda la legislación de protección medioambiental y social comunitaria en el futuro.

"Si May viniese con el modelo Jersey, habría un gran debate entre los líderes en un primer momento", explica a The Times una fuente de la UE.

¿Funcionará el modelo de Jersey?

Michel Barnier
Michel Barnier Getty

El modelo de Jersey surge porque evitaría la necesidad de nuevas fronteras entre Irlanda del Norte y el resto de Reino Unido tras el Brexit. Pero este modelo incluido en el acuerdo final del Brexit sería probablemente rechazado en el parlamento británico.

Las propuestas del gabinete de May ya eran profundamente impopulares entre varios miembros tories que abandonaron la causa, así como entre el electorado, porque supondría mantener a Reino Unido estrechamente vinculado a algunos aspectos fundamentales de la UE.

El modelo de Jersey mantendría a Reino Unido incluso más vinculado a la UE y obligaría legalmente al país británico a adoptar todas las futuras leyes medioambientales y sociales aprobadas desde Bruselas.

Es muy difícil ver cómo el acuerdo sobreviviría a una votación parlamentaria, considerando que las propuestas aprobadas por el gabinete de May ya parecía que serían rechazadas por los diputados.

Theresa May probablemente también necesitaría hacer concesiones relevantes en materia de aranceles para asegurar el pacto con Bruselas, porque los Estados miembros no son favorables a su plan autodenominada "acuerdo facilitado". Jersey está plenamente integrada en la unión aduanera de la UE y no puede salirse.

Un movimiento hacia el modelo de Jersey limitaría entonces la capacidad del Departamento de Comercio Internacional que encabeza Liam Fox para conseguir acuerdos comerciales independientes y llevaría a muchos a cuestionar cuál era el propósito inicial del Brexit si la política comercial del gobierno sigue estando dictada por Bruselas.

Pero los debates sobre los asuntos del contenido de un acuerdo entre Reino Unido y los negociadores de la UE representarían algún tipo de progreso tras meses de conversaciones estancadas y propuestas inasumibles.

Te puede interesar