"Este es el último año del ecommerce tal y como lo conocemos: el futuro será más social y con más vídeos", anticipa el presidente de la Asociación Española de Retail

Escaparate tienda coronavirus
Escaparate tienda coronavirus
Reuters
  • El comercio electrónico evoluciona como no lo ha hecho hasta la fecha a causa de la pandemia, será más social con vídeos y actualizaciones, según Laureano Turienzo, presidente de la Asociación Española de Retail.
  • El consumidor será híbrido y comprará un día en la tienda física y otra en la online según lo que más le convenga.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nada en la historia ha cambiado tanto las formas de consumo como el coronavirus.

“Ni siquiera en tiempos de guerra se transformó tanto el consumo en todos los países del mundo. A nivel global la gente consume de forma distinta”, señala Laureano Turienzo, presidente de la Asociación Española de Retail.

“Estamos en el último año del ecommerce tal y como lo conocemos. A partir de ahora será más social, con vídeos y actualizaciones. El ecommerce era hasta ahora el algoritmo de distribución y ahora será más social. Es la gran revolución”.

El vehículo tractor de este cambio en la forma de consumo ha sido internet, que ha supuesto una transformación mayor en estos últimos 7 meses que en el momento de su nacimiento, opina Turienzo. “Ha muerto la definición decimonónica de retailer que se refiere solo al ladrillo o solo al ecosistema digital”.

El presidente de la Asociación Española de Retail hace hincapié en que no existirán sólo consumidores digitales o consumidores de tiendas sino que serán híbridos; un día comprarán por internet y otro en el establecimiento. “El consumidor será híbrido, comprará donde le dé la gana. Los retailers tendrán que tener extraordinarias tiendas físicas y plataformas”. 

Leer más: La moda fija en el online la base de su estrategia de crecimiento: ¿es una fórmula realmente rentable?

Pero no será hasta 2024 cuando se regresará a la normalidad tal y como la conocíamos: “Es imposible que seamos consumidores normales en un mundo global en el que los aeropuertos no están llenos”, dice el experto.

Parece sin embargo que los datos del retail son mejores de lo esperado. En Estados Unidos se ha registrado un récord histórico de ventas en el último trimestre. “Tiene que ver con estímulos fiscales que el Gobierno ha dado a la población para que consuma”.

Además, “la clase media tiene más dinero porque no viaja ni sale a comer fuera”, dice el experto. “Las ventas en el supermercado suben porque se consume más en casa, se dispara la venta de mobiliario pero baja el de ropa, porque tiene un componente muy importante de socialización”.

En experto pone de relieve que, más allá de la moda, a otros sectores de la distribución les están funcionando bien. En China las ventas crecen un 3,3% por encima del pasado año y en Europa un 3,7%, pero en España esta cifra se contrae un 2,9%, según los datos de Eurostat. “No sabemos cuánto tiempo durará esto pero les digo que piensen en 2024. No se puede hablar de consumidores igual que en febrero porque el consumidor se ha digitalizado”.

Los retailers no deben obsesionarse, ahora mismo, en la captación de cuota de mercado sino en fidelizar clientes porque será esto lo que atraiga más clientes.

Pero aunque el online coja fuelle las tiendas seguirán jugando un papel fundamental: “Habrá un millón más de personas en el mundo en 2030 que querrán ir a las tiendas físicas. El mayor aliado de la tienda física es el comercio electrónico y al revés”. 

Leer más: La estrategia de El Ganso para sortear la pandemia: más online, más 'córners' en grandes almacenes y pone el ojo en Latinoamérica y en Estados Unidos

Y es que el cliente quiere poder devolver lo que compra por internet en la tienda física. Lo más importante es que los pedidos lleguen cuando el cliente quiera. También el live streaming cogerá fuerza como fórmula de venta a través de internet. “En China el 10% de la venta online viene de ahí”, dice Turienzo. 

A corto plazo, dice el presidente de la Asociación Española de Retail, los retailers deben obsesionarse con la seguridad en las tiendas, con la integración del dato y, en un mundo en el que el consumidor se mueve estos datos deben estar unificados. 

Además, deben intentar “en la medida de lo posible no cerrar tiendas”. Turienzo juzga que esta es la peor medida que pueden tomar los retailers en un mundo en el que compiten con gigantes como Amazon o Alibaba, “lo que más te diferencia de ellos es el ladrillo”, dice porque contra el algoritmo no pueden luchar. 

Leer más: Massimo Dutti y Uterqüe lideran la caída de las ventas de Inditex y Oysho modera su impacto: la moda 'casual' esquiva mejor el golpe del coronavirus

Los consumidores quieren flexibilidad

También el director de desarrollo de Adyen en España y Portugal, Alberto López, aprovechó para presentar el informe de retail de 2020. Un documento que pone de relieve que las medidas para contener la pandemia han propiciado que los consumidores incrementen en un 40% sus gastos en los comercios online en los que antes compraban de forma física. 

Además, el 71% de ellos firma que no volverá a una tienda tras una mala experiencia —física u online— y el 73% espera que los retailers mantengan la flexibilidad mostrada durante la pandemia.

La mitad de los consumidores (52%) considera que el diseño de la tienda debe ser físicamente atractivo, según el Informe Adyen del Retail 2020, que analiza el retail, y la industria de alimentación y bebidas a nivel internacional.

Los españoles son los europeos con mayor intención de apoyo al comercio local tras la pandemia: un 81% pretende fomentar el comercio de proximidad, frente al 64% de Noruega y Suecia.

El 74% de los españoles continuarán comprando cerca de su domicilio porque quieren que los negocios locales continúen abiertos

LEER TAMBIÉN: La relocalización gana el pulso a Asia: la moda se inclina por la producción de proximidad tras el coronavirus con Turquía y Marruecos como principales destinos

LEER TAMBIÉN: De los bajos precios de Asia a la flexibilidad de Marruecos, ¿dónde fabrican Zara, Primark, H&M y Cortefiel sus prendas de ropa?

LEER TAMBIÉN: La receta de la moda para esquivar el impacto económico del coronavirus: fusiones, relocalización, internacionalización y digitalización

VER AHORA: Joan Jordi Vallverdú, CEO de OmnicomMediaGroup: “La principal herramienta que tenemos es el talento de las personas”

    Más:

  1. Comercio electrónico
  2. Moda
  3. Retail
  4. Distribución
  5. Trending
  6. Top