Pasar al contenido principal

El último invento de Elon Musk es un autobús que va por túneles

Elon Musk exultante
Reuters/Mike Blake

Elon Musk ha avanzado los planes que tiene con Hyperloop, su sistema de transporte de alta velocidad, y The Boring Company, su empresa de túneles: en vez de transportar coches, como mostró en el pasado, pondrá minibuses.

Lo hará para dar prioridad a "peatones y ciclistas".

El nuevo Hyperloop
El nuevo Hyperloop lleva minibuses, no coches Elon Musl / Twtiter

En una serie de tweets, el empresario anunció que "los peatones y ciclistas tendrán prioridad sobre los coches. Es una cuestión cortesía y justicia".

"(Los túneles y Hyperloop) también transportarán coches, pero sólo una vez se hayan solucionado las necesidades del transporte masivo", ha avanzado en Twitter. "Si alguien no puede permitirse un coche, debe ir primero".
 

Musk publicó un vídeo que muestra un prototipo del sistema: son pequeños vagones, con capacidad para entre ocho y diez personas que ascienden del túnel a la superficie para descargar a los viajeros. 

El plan, apunta, es que haya "miles de pequeñas estaciones del tamaño de una plaza de parking que te dejen muy cerca de tu destino y se fusionen suavemente con la ciudad, en lugar de pocas estaciones muy grandes, como el metro". 

Como una red de autobuses, con sus miles de paradas, pero bajo tierra, como un metro.

Ante las preguntas de quienes se preguntaban si este invento no era como un autobús bajo tierra, Musk puntualizó que los minibuses serán eléctricos (como los que ya puedes ver en varias ciudades españolas), autónomos y cambiarán automáticamente entre túneles y elevadores.

Quitando el detalle de los túneles, marca de la Boring Company de Musk, la idea de hacer redes de autobús es similar a la que empresas de transporte como Uber o Lyft llevan tiempo acercándose: Uber lanzó UberHop, una línea de Ubers con paradas preestablecidas (un autobús) y Lyft lanzó Lyft Shuttle, lo mismo y con precio fijo.

Según apunta Bloomberg, este giro pro-peatón podría ayudar a la empresa a ganarse a las administraciones públicas. 

La carrera de las empresas tecnológicas por reinventar el transporte público no cesa. 

 

Te puede interesar