Descubren otra buena razón para huir de los ultraprocesados: ​​disparan el riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal

Ultraprocesados

cottonbro/Pexels

  • Una nueva investigación publicada en The BMJ apunta hacia un nuevo peligro de los alimentos ultraprocesados: aumentan con creces el riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Si comes más de 5 porciones diarias de alimentos muy procesados el peligro de padecer esta afección se dispara un 82%. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

A estas alturas de la película se sabe que consumir alimentos ultraprocesados es peligroso para la salud, y el cuerpo creciente de investigaciones sobre sus perniciosos efectos no ha parado de engordar en los últimos años. 

La comida basura, consumida de forma regular, tiene una relación directa con más papeletas de morir antes: reduce la esperanza de vida, está ligada a la diabetes, la obesidad, la inflamación crónica o la hipertensión, y cada vez más estudios vinculan a los alimentos muy procesados con diversos tipos de cáncer. Ahora, científicos ponen sobre la mesa una consecuencia negativa más. 

Ultraprocesados: en el punto de mira por aumentar el riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal

Los alimentos ultraprocesados destacan por tener altos niveles de azúcar, grasa saturada y sal añadida, mientras que carecen de vitaminas, fibra o minerales. Una nueva investigación publicada en The BMJ revela que son factores clave para desarrollar una enfermedad inflamatoria intestinal. En concreto, consumir al día más de 5 porciones diarias de alimentos muy procesados incrementa el riesgo en un 82%. 

Según Mayo Clinic, la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) abarca dos afecciones médicas distintas: la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn: la primera se presenta con inflamación y llagas en el colon y el recto, mientras que la segunda se caracteriza por la inflamación del recubrimiento del tracto digestivo, generalmente sus capas más profundas.

Ambos trastornos comparten síntomas como fatiga, pérdida de peso, calambres, disminución del apetito, sangrado rectal y dolor abdominal. 

Las enfermedades intestinales inflamatorias resultan más frecuentes en los países industrializados, algo que estudios previos han relacionado con la genética, la edad y el tabaquismo. Otras evidencias preliminares limitadas han demostrado que algunos factores dietéticos podrían jugar un papel clave. 

Patatas fritas de McDonalds.
Reuters.

Para explorar más a fondo esta brecha de conocimiento, un equipo internacional de investigadores se basó en información dietética detallada de 116.087 adultos de 35 a 70 años que viven en 21 países de ingresos bajos, medianos y altos que participaron en el estudio de Epidemiología Rural Urbana Prospectiva (PURE). 

Este extenso repositorio examina cómo la sociedad influye en las enfermedades crónicas en diferentes países del mundo, con datos que datan de 2003 a 2016, y una reevaluación 9,7 años después. Durante este seguimiento, se registraron nuevos diagnósticos de EII, incluida la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.

En dicho período, un total de 467 participantes desarrollaron EII (90 con enfermedad de Crohn y 377 con colitis ulcerosa), de los cuales los investigadores corrigieron los factores de confusión antes de examinar la elección dietética de estos pacientes.

Los investigadores encontraron que una mayor ingesta de alimentos ultraprocesados entrañan mayor riesgo de contraer enfermedad inflamatoria intestinal: el peligro fue un 82% más alto para las personas que consumían 5 o más porciones al día, y un 67% más elevado para el rango entre 1 y 4 porciones por día. 

Al dividir los alimentos ultraprocesados por categoría, los investigadores encontraron que todos los componentes, incluyendo refrescos, dulces refinados, los refrigerios salados y la carne procesada, se asociaron con mayores riesgos de EII. Por el contrario, el consumo de alimentos como carnes blancas, y rojas, lácteos, almidón y frutas, y verduras y legumbres como guisantes, frijoles y lentejas no se asoció con la EII.

No hay que olvidar que el estudio tiene carácter observacional y se basa en cuestionarios autoinformados, por lo que se requiere más investigación. Sin embargo, es una pista más que apoya la hipótesis de que estos nocivos alimentos sean factores ambientales que suman posibilidades de sufrir estos trastornos. 

Otros artículos interesantes:

10 ultraprocesados repletos de sal que comes todos los días y sus alternativas saludables

La comida basura te está matando: un estudio vincula por primera vez el consumo de alimentos ultraprocesados con un mayor riesgo de muerte

No solo hay razones medio ambientales para hacerlo: esto es lo que le pasará a tu cuerpo si dejas de comer carne roja

Te recomendamos

Y además