Estos son los únicos pagos que podrás realizar con más de 1.000 euros en efectivo

Pareja comprando dinero

GettyImages

  • Hacer pagos de más de 1.000 euros en efectivo es ilegal y está especialmente vigilado por Hacienda, que puede ponerte una multa.
  • Sin embargo, existen algunas excepciones en las que sí se permiten hacer transacciones en metálico de más de 1.000 euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia de coronavirus ha impulsado todavía más los pagos con tarjeta, por transferencia bancaria o a través de aplicaciones como Bizum.

El uso de dinero en efectivo está perdiendo fuerza, ya que los usuarios prefiere la comodidad de utilizar la tecnología contactless de su tarjeta bancaria o la rapidez de las aplicaciones móviles.

Pero esto no significa que el dinero en metálico haya desaparecido. Algunas personas, especialmente las de mayor edad, siguen teniendo la costumbre de pagarlo todo con billetes y monedas.

Además, el dinero en efectivo sigue siendo un pilar básico de la economía sumergida, por lo que Hacienda vigila con lupa las operaciones que se pagan de esta forma.

Debido a ello, el Gobierno ha situado en 1.000 euros el nuevo límite para poder pagar con dinero en metálico. Incumplir esta norma puede suponer importantes sanciones por parte Hacienda.

Sin embargo, existen algunas excepciones que sí permiten pagar con efectivo, siempre y cuando se cumplan unos supuestos muy claros.

El ejemplo más claro es el de un consumidor que realiza varios pagos en un centro comercial a lo largo de un mismo día. Cada compra se puede hacer por separado en efectivo y no existe problema.

Al ser pagos independientes sí que se podría gastar la cantidad de 1.000 euros o más, aunque Hacienda puede iniciar una investigación si sospecha de posible fraude o si las compras están relacionadas entre sí.

La siguiente excepción es solo para casos muy concretos: cuando se establece un presupuesto por debajo de 1.000 euros y finalmente se acaba superando dicha cantidad.

En estas situaciones sí que se permite abonar la cantidad inicial en metálico, pero después de haber hecho ese abono no se podrá realizar otro pago con efectivo para el mismo servicio.

Los autónomos o aquellos que tengan un negocio deben andarse con ojo a la hora de aceptar pagos superiores a esta cantidad en metálico.

Un caso que puede traer problemas es el de fraccionar el pago de una factura que supera los 1.000 euros, de modo que cada pequeño abono es inferior a dicha cantidad. 

Aunque el vendedor y el comprador hayan llegado a este acuerdo para hacer el pago más fácil, la Agencia Tributaria no lo considera una excepción válida y puede ser motivo de multa.

Además, si se han hecho varias facturas, separando materiales y otros servicios, se va a seguir contabilizando el coste total, es decir, el límite se establece en 1.000 euros.

Las multas en todos estos fraudes son de un 25% de la cantidad que se ha pagado de forma ilegal. Eso sí, si una parte denuncia a la otra es posible que acabe librándose de la sanción.

Otros artículos interesantes:

7 buenos hábitos sobre el dinero que deberías poner en práctica antes de los 40, según una joven que se acerca al millón de dólares de patrimonio

Cómo reclamar el dinero que has prestado por transferencia y que no te quieren devolver

Así es cómo los videojuegos te ayudarán a ahorrar dinero y a tomar mejores decisiones financieras

Te recomendamos

Y además