Pasar al contenido principal

Unidad 29155: el equipo ruso de espías de élite que trabaja silenciosamente para desestabilizar Europa

Vladímir Putin, presidente de Rusia
Vladímir Putin, presidente de Rusia, supervisando ejercicios militares en la región de Orenburgo Sputnik/Alexei Nikolsky/Kremlin/REUTERS
  • Una unidad secreta de Rusia, conocida como Unidad 29155, está trabajando activamente para intentar desestabilizar Europa, según ha publicado The New York Times.
  • Han tardado al menos 10 años en descubrirla aunque los datos de los agentes estaban digitalizados.
  • Está formada por un grupo de élite experto en subversión, sabotaje y asesinato y hasta ahora se desconoce cómo opera.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una unidad secreta de Rusia, conocida como Unidad 29155, ha sido acusada de una campaña coordinada para desestabilizar el continente Europeo, según han contado varios funcionarios de seguridad estadounidenses y europeos a The New York Times

La Unidad 29155 estaría formada por expertos en subversión, sabotaje y asesinato, e incluso algunos condecorados de las guerras de Afganistán, Chechenia y Ucrania. Lleva operando al menos 10 años, pero hasta ahora se conocía por casos aislados que no habían sido conectados. Sin embargo, muchas de las huellas de los funcionarios rusos estaban digitalizadas.

Un exagente de la Agencia de Inteligencia Militar Rusa, conocida como GRU, ha asegurado que estos oficiales "trabajaban infiltrados y como agentes internacionales" y se han descubierto condecoraciones a la unidad por el Ministerio de Defensa Ruso por "logros especiales en el servicio militar". 

Leer más: Rusia ha ocultado información sobre varios accidentes nucleares desde los años 50: esto es lo que se sabe sobre ellos

Hasta ahora, según explica The New York Times, se le atribuyen a la Unidad 29155 otra campaña de desestabilización en Moldavia, el envenenamiento de un traficante de armas en Bulgaria, un golpe frustrado en Montenegro y el intento de asesinato a un ex espía ruso en Gran Bretaña. Aunque cabe destacar que ninguna operación se llevó a cabo con éxito y que operan con poco presupuesto. 

Este último suceso fue determinante para dar con el hilo conductor de las actividades de la unidad. 

En 2018 intentaron envenenar a un ex oficial de GRU que había traicionado a Rusia con espionaje y provocó la reacción de más de 20 países del mundo que expulsaron a 150 diplomáticos rusos, según expone el NYT.

Con la investigación del caso consiguieron atar cabos y ver que los mismos que operaron en Gran Bretaña, habían estado implicados en el envenenamiento del traficante de armas. 

Leer más: Si usas FaceApp estás regalándole tu privacidad a Rusia sin saberlo

Hasta ahora, se desconoce con qué frecuencia y cómo opera la unidad de élite que es tan secreta que, según las evaluaciones de los servicios de inteligencia occidentales, puede que ni siquiera sea conocida entre todos los operativos de GRU.

Los funcionarios de seguridad europeos están alarmados porque valoran la posibilidad de que existan operaciones exitosas que desconocen y "quieren hacerse sentir", según un ex jefe de inteligencia de Estonia. 

Y además