Pasar al contenido principal

La Unión Europea quiere crear el mayor repositorio de datos biométricos del mundo

Minority Report
Dreamworks / 20th Century Fox
  • El Parlamento Europeo ha dado luz verde al Repositorio de Identidad Común (CIR, por sus siglas en inglés) que contará con información crítica de 350 millones de personas.
  • Entre otros datos, este sistema aglutinará registros de identidad (nombre, fecha de nacimiento, etc.), huellas dactilares y escáneres faciales tanto de ciudadanos europeos como de fuera de la UE.
  • Las organizaciones en defensa de los derechos humanos tildan de "punto de no retorno" esta invasión a la privacidad, en la que China e India ya nos llevan ventaja.

Como si de una película de ciencia ficción se tratase, la Unión Europea quiere contar con la mayor base de datos biométricos del mundo (o casi); una recolección maýuscula de registros de identidad (nombre, fecha de nacimiento, etc.), huellas dactilares y escáneres faciales tanto de ciudadanos europeos como de fuera de la UE.

Eso es lo que, al menos, ha votado el Parlamento Europeo, al autorizar la interconexión de los sistemas de control de fronteras, migración y policía de todos los países del Viejo Continente. ¿El resultado? Un Repositorio de Identidad Común (CIR, por sus siglas en inglés) que contará con información crítica de 350 millones de personas.

Con ese punto de partida, el CIR será la tercera base de datos de seguimiento de personas más grande del mundo, justo detrás de los sistemas utilizados por el gobierno chino y el sistema Aadhar de la India. Pero las expectativas es que, conforme se vayan interconectando más sistemas y favoreciendo la cooperación con más entes gubernamentales, las cifras europeas puedan llegar a lo más alto en esta particular competición.

"Los sistemas cubiertos por las nuevas normas incluirían el Sistema de Información Schengen, Eurodac, el Sistema de Información de Visas (VIS) y tres nuevos sistemas: el Sistema Europeo de Antecedentes Penales para Nacionales de Terceros Países (ECRIS-TCN), el Sistema de Entrada / Salida ( EES) y el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (ETIAS)", ha explicado la UE en declaraciones recogidas por ZDnet.

Leer más: Ni huella dactilar ni iris, el futuro de la biometría está más abajo

El objetivo de esta base de datos biométrica no es otro que simplificar el trabajo de los funcionarios de fronteras y los agentes de policía, quienes podrán buscar en un sistema unificado mucho más rápido, en lugar de rastrear en bases de datos separadas de forma individual. 

Sin embargo, existe una grandísima preocupación social sobre la cuestión de fondo: la recolección a gran escala de datos personales y biométricos de más de 300 millones de personas. Incluso varios colectivos en defensa de los derechos humanos han tildado este sistema como el "punto de no retorno" en el camino de la UE a convertirse en "el Gran Hermano" del siglo XXI.

Ante estas preocupaciones sobre la privacidad y la gestión de datos tan sensibles como estos, tanto el Parlamento como el Consejo Europeo han prometido "garantías adecuadas" para regular el acceso y el uso de esta información.

Y además