Pasar al contenido principal

La Unión Europea podría abandonar la tasa Google ante la dificultad de convencer a varios países y buscaría un acuerdo global con la OCDE

Unión Europea
  • Según Reuters, los ministros de Finanzas de la UE se estarían preparando para abandonar su plan de introducir un impuesto digital común en todo el Viejo Continente.
  • La presidencia rotatoria de la Unión Europea reconoce que "varias delegaciones siguen teniendo objeciones fundamentales" que impiden un acuerdo de cara a la reunión de los ministros de Finanzas del próximo 12 de marzo.
  • La UE buscaría ahora una reforma fiscal a mayor escala, coordinada junto a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Mientras Francia avanza con paso firme para instaurar su propia tasa a las compañías digitales y España mantiene en el limbo propio de las elecciones la que aprobó el gobierno socialista, la Unión Europea tira la toalla en su empeño de llevar este impuesto a escala comunitaria. Y es que, finalmente, los intereses de estos dos países e Italia no han podido con las reticencias irlandesas, escandinavas o luxemburguesas y la indecisión germana.

Así pues, los ministros de Finanzas de la UE se estarían preparando para abandonar su plan de introducir un impuesto digital común en todo el Viejo Continente. Según adelanta Reuters, la presidencia europea de turno (que recae en Rumanía) habría preparado un documento en el que se especifica que "varias delegaciones siguen teniendo objeciones fundamentales" que impiden la entrada en vigor de esta norma.

El próximo 12 de marzo está prevista la reunión de los responsables financieros de los 28 países del bloque europeo, inicialmente ideada para dar forma definitiva a este canon. Pero de confirmarse estos malos pronósticos, la sesión acabará sin acuerdo en esta delicada materia para el futuro digital de la región.

Leer más: Así es la 'tasa Google' que propone Francia, que recaudaría menos de la mitad que la española

Pero este traspiés no significa el fin de los intentos de la Unión Europea por regular la actividad de las firmas dedicadas a la intermediación online, la venta de datos o la publicidad digital. Siempre de acuerdo a estos primeros pronósticos, la UE buscaría ahora una reforma fiscal en estas lides a mayor escala, coordinada junto a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En cualquier caso, que la UE no llegue a un acuerdo a escala comunitaria no implica que los países no puedan seguir instaurando esta tasa a escala local. Como decíamos, Francia está a punto de introducir su canon (que gravará con un 3% de los ingresos a las empresas digitales con una facturación de más de 750 millones y 25 millones de euros en territorio galo), mientras que España ya aprobó una tasa -ahora en el limbo- que imponía el mismo impuesto, pero reduciendo la frontera a los 3 millones de ingresos en nuestro país.

Te puede interesar