Universal Hydrogen empezará a probar el hidrógeno en aviones de pasajeros

Universal Hydrogen

Universal Hydrogen

  • La startup Universal Hydrogen multiplica por 5 su valoración y alcanza los 226 millones de euros con la entrada de inversores como Tencent y GE Aviation.
  • La estadounidense pretende vender su combustible por suscripción, siguiendo el modelo de café de Nespresso.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Universal Hydrogen, una startup de Los Ángeles que quiere rediseñar los aviones de pasajeros para que vuelen con hidrógeno, ha dicho que empezará con las pruebas en un avión de 40 plazas el año que viene, tras haber conseguido financiación de inversores como Tencent y GE Aviation.

La empresa, que ya había conseguido en abril 22 millones de dólares (alrededor de 19 millones de euros al cambio actual) ha atraído ahora otros 62 millones de dólares (53 millones de euros), según informa Financial Times

Con todo eso, su valoración ha pasado de 55 a 262 millones de dólares (de 47 a 226 millones de euros). Otros inversores son las ramas de riesgo de Toyota, JetBlue y Fortescue, según publica el mismo medio.

La compañía ya ha firmado acuerdos con varias aerolíneas – Icelandair, Ravn Alaska, ASL Aviation o la española Air Nostrum– para que compren kits de conversión que sustituyan sus motores actuales por combustible de hidrógeno y un motor eléctrico.

Combustible para aviones neutro en carbono: la gran apuesta de una ONG alemana que ya se ha ganado la confianza de Lufthansa para los vuelos del futuro

El siguiente paso será vender dicho combustible por suscripción, siguiendo el modelo de café de Nespresso, según ha afirmado Paul Eremenko, el director ejecutivo: "Vendemos la cafetera lo más barata posible y luego monetizamos el suministro de cápsulas durante la vida útil de ese producto".

Tras confirmar el éxito de esta tecnología, la startup tratará de convencer a Boeing y Airbus para que rediseñen sus aviones de un solo pasillo, categoría que representa el 60% de las emisiones de la aviación mundial.

Los primeros aviones estarán operativos en 2025, aunque Eremenko espera estar volando lo antes posible con el avión de mayor tamaño. 

Según ha afirmado, el avión de próxima generación tiene que ser de hidrógeno si el sector de la aviación tiene la intención de cumplir los objetivos del Acuerdo de París.

De momento, Airbus ya ha confirmado que quiere desarrollar aviones de hidrógeno líquido para 2035. Por su parte, el director ejecutivo de Boeing, David Calhoun, descartó recientemente la idea como una solución a medio plazo y pone el foco de aquí a 2050.

Boeing considera que el hidrógeno tiene "potencial", pero señala que hay demasiados requisitos normativos y que se necesita una infraestructura global para escalar.

Eremenko señaló que es necesario que alguien asumiera los retos de infraestructura y logística que deben resolverse antes de rediseñar los aviones: "Queremos reducir ese riesgo para ellos [Boeing y Airbus] y ofrecer este punto de prueba a una escala convincente y comercialmente relevante".

Otros artículos interesantes:

Adiós a volar en 'business': varias aerolíneas estudian eliminar este tipo de asientos para dejar más sitio a una clase 'economy premium'

El ejército de EEUU prueba con éxito nuevas armas hipersónicas

Asientos que repelen virus y bacterias: la alternativa de las aerolíneas para reducir el tiempo y los costes de la limpieza exhaustiva que ha instaurado el COVID

Te recomendamos