Pasar al contenido principal

Oxford abandera el fin de la brecha de género en la universidad

Louise Richardson junto a Hilary Clinton
Louise Richardson junto a Hilary Clinton, en 2013. Richardson fue vicerrectora de la Universidad de Sant Andrews y ahora ocupa ese cargo en Oxford. Es la primera mujer en la Historia que lo consigue. Jeff J Mitchell /Getty Images.
  • Después de casi 1.000 años de historia, este año Oxford aceptó a más mujeres que hombres para el curso 2017-2018. 
  • Las carreras técnicas son las que registran una mayor brecha de género. 
  • La primera mujer que accedió a una universidad en España lo hizo en 1872.

La Universidad de Oxford ha sido noticia en las últimas semanas —y por dos veces— a cuenta de la brecha de género. La más reciente publicada en The Guardian es que, por primera vez en sus casi 1.000 años de historia, en el curso 2017-2018, hay matriculadas más mujeres que hombres

Un total de 1.070 chicas por 1.025 chicos de 18 años accedieron el pasado otoño a esta elitista universidad inglesa. La proporción se debe tanto a la gran cantidad de mujeres entre los solicitantes de plaza en Oxford de fuera de Reino Unido como a una mayor proporción de admisiones mujer-hombre entre las británicas. 

Leer más: Hay dos tipos de viajes en el tiempo y uno de los dos es posible

Cabe remarcar que los primeros college femeninos de Oxford —residencias de estudiantes que entidades semi independientes que forman parte de la estructura de la universidad— se crearon en 1879, aunque hasta mediados del siglo pasado la mayoría de las estudiantes vivían en residencias privadas. 

En 1959, cinco de esas sociedades colegiales femeninas que ya existían obtuvieron el pleno estatus de college de Oxford. En 1974, además, cinco de los college masculinos comenzaron a admitir mujeres. En el vídeo de abajo, que se grabó para la celebración de los 40 años de aquel hecho, aparecen algunas de aquellas pioneras de Oxford.

La primera profesora de Oxford fue Agnes Headlam-Morley, en 1948, que ocupó la Cátedra de Relaciones Internacionales. Y, desde 2008, todas las instituciones de esta universidad admiten indistintamente a hombres y mujeres.

La segunda noticia respecto a Oxford y la brecha de género, malinterpretada por medios como The Telegraph, tuvo lugar un par de meses antes, cuando la institución anunció que daría 15 minutos extra para completar todos los exámenes de las carreras de ciencias. El objetivo de la medida era mejorar las notas de las mujeres porque, según ese medio, "parecen más afectadas por el estrés que genera la falta de tiempo para completar las pruebas".

Sin embargo, algunos periódicos publicaron que esos 15 minutos adicionales serían exclusivamente para las estudiantes féminas, cosa que no era cierta. Sin duda, el hecho de que en 10 de los 38 colleges de Oxford haya mujeres al frente y de que, en 2016, fuera elegida la Profesora Louise Richardson como vicerrectora, impulsará más la paridad de OxfordCambridge camina por la misma senda: 1.440 chicos por 1.405 chicas admitidos el curso 2017-2018.


¿Y cómo está la brecha de género en la Universidad en España?

La primera mujer universitaria en España fue María Elena Maseras Ribera quien, en 1872, accedió a la carrera de Medicina en la Universidad de Barcelona. Hoy, el 60% de las titulaciones universitarias que se otorgan cada año son para mujeres. Una cifra lógica, si se acude a una estadística de la OCDE de 2016, pues las mujeres de 25 a 34 años tienen un 17% más de probabilidades de haber terminado la educación secundaria. 

Sin embargo, dentro del mundo universitario hay algunas cifras que incluso dejan muy atrás la brecha de de género que persiste en el mercado laboral tras la crisis y están en el profesorado y el acceso de las mujeres a carreras técnicas

Solo hay un 32% de mujeres en las carreras de ingeniería y un 21% en las de informática en España. La Universidad Politécnica y Thales firmaron un acuerdo el pasado verano para incrementar la diversidad de género en estas titulaciones. 

Hay datos sobre la brecha de género entre el profesorado universitario español que son indicios de falta de paridad. Según el informe Científicas en cifras 2015 de la Unidad de Mujeres y Ciencia del Ministerio de Economía, solo el 21% de las cátedras está ocupadas por mujeres y esa proporción es del 25% entre todos los investigadores universitarios.

En 2015, solo había una rectora entre las 50 universidades españolas —hoy son tres— y son mujeres solo el 27% de los decanos o directores de facultades. Entre los directores de departamento, hay un 73% de hombres y estos ocupan el 61% de las vicerrectorías. 

Las cifras de este tipo podrían extenderse un par de párrafos más, pero lo importante es que en el 87% de los Organismos Públicos de Inversión cuentan con planes de igualdad. Si hoy el 60% de los titulados universitarios son mujeres, con el tiempo, esta medida debería llevar a que estos organismos fueran más paritarios.

 

Te puede interesar