Una tienda de apps de Málaga, lista para competir de tú a tú con Google o Apple: "Europa no quiere perder el control y la autonomía del sector digital"

Uptodown

Uptodown

  • El CEO de Uptodown, Luis Hernández, ya ha asistido a reuniones en Bruselas con las que la Comisión prepara la aplicación del Reglamento de Mercados Digitales.
  • Su impresión ha sido positiva. "Para Europa no tiene sentido que para pagar impuestos con tu móvil tengas que cederle tus datos a una empresa americana".
  • En esta entrevista, Hernández cuenta cómo su plataforma —y otras tiendas de apps— cambiarán el sector de apps para móviles de la mano de la nueva legislación.

Europa confía en que su nuevo Reglamento de Mercados Digitales cambie para siempre cómo los ciudadanos se relacionan con sus dispositivos. La norma, en vigor desde noviembre del año pasado, aspira a ser un punto de inflexión en la industria tecnológica como lo fue el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Tras su entrada en vigor, la DMA —siglas en inglés de esta ley, Digital Markets Act entrará en aplicación en mayo. Será desde entonces —y hasta principios de julio— cuando la Comisión Europea recibirá la documentación de las grandes tecnológicas informando de qué servicios comercializan en el Viejo Continente, para que Bruselas dictamine quiénes quedan sujetas a la norma.

Este proceso culminará en septiembre. Entonces se conocerá qué multinacionales deberán someterse a esta regulación, que introduce multitud de cambios para velar por la libre competencia en el sector digital. Un sector en el que se reflejarán estos cambios será el de los marketplaces de apps para móviles, hoy copado por Google Play y la tienda de iPhone o iPad, la App Store.

El objetivo es que la norma eche a andar a pleno rendimiento antes de que acabe el año, lo que coincidirá con la presidencia de España en el Consejo de la Unión Europea, uno de los 2 colegisladores comunitarios —junto a la Eurocámara— y el órgano que aglutina los gobiernos de todos los estados miembros.

Mientras todos esos procesos se dan, la Comisión Europea ya está manteniendo los prometidos encuentros con las empresas que podrían verse afectadas por esta nueva regulación. También beneficiadas. Es el caso de la malagueña Uptodown. Su CEO, Luis Hernández, acudió hace unas semanas a una reunión en Bruselas sobre la nueva ley.

Uptodown es una startup que tiene una de las mayores tiendas de apps del mundo. Sin embargo, los ecosistemas cerrados que Apple y Google mantienen en dispositivos iOS y Android impiden que su plataforma crezca mucho más. Con todo, sirven al mes unas 450.000 apps en todo el globo. No es una cifra despreciable, pero representa menos del 1% de la cuota de mercado de Google Play.

Todas las multas, expedientes e investigaciones que ha impulsado la Comisión Europea contra las grandes tecnológicas en los últimos años

En terminales iOS los usuarios no pueden instalar apps cuya procedencia no sea la propia App Store de Apple. En Google sí es posible, pero solo después de que se haya activado la opción —"permitir apps de fuentes desconocidas"— en el menú de ajustes del dispositivo. Ambas alegan que esta restricción es por razones de seguridad, pero sus críticos denuncian que restringen la competencia.

Así lo cree Luis Hernández, CEO y fundador de Uptodown, pero también lo piensa Europa. El Reglamento de Mercados Digitales amparará a tiendas como la suya, ya que exigirá que Google y Apple sean más permisivas en sus ecosistemas para que los usuarios puedan optar por alternativas a su Google Play o a la App Store.

Supone un hito: las alternativas pueden ofrecer métodos distintos a las famosas pasarelas para los pagos dentro de cada app que imponen Apple y Google, con las que comisionan un 30% de todas las transacciones que se realizan en aplicaciones como Spotify, Tinder o en cualquier videojuego. De hecho, Bruselas, a instancias de Spotify, lleva años investigando estas prácticas.

El punto álgido de esa polémica lo protagonizó Epic Games al tratar de implementar un sistema alternativo de pago al de Apple o Google en Fortnite, lo que desembocó en que el popularísimo videojuego acabase siendo expulsado de la tienda de aplicaciones de iPhone o iPad.

Hasta ahora, el tratar de sortear esas comisiones de Google o Apple significaba que muchas apps podrían verse perjudicadas en esas tiendas —cuando no directamente expulsadas—. Por ejemplo, haciendo que la visibilidad de la app en cuestión se redujera en la portada de la tienda. El Reglamento de Mercados Digitales va a cambiar mucho las normas del juego. 

"Puedes hacer todas las leyes que quieras, si no hay emprendedores que las aprovechen no servirá de nada"

Hace unas semanas el propio Hernández fue el encargado de viajar a Bruselas para entrevistarse con agentes de la Comisión, interesados en conocer detalles sobre cómo la nueva ley podría afectar a tiendas alternativas a la de Google o Apple. 

"Están escuchando a las partes implicadas y las tiendas estuvimos allí, con la Comisión, debatiendo sobre qué puntos del reglamento eran importantes para que sea lo más efectivo posible", expone Hernández en conversación con Business Insider España. "La impresión fue muy buena. Europa tiene decidido que no quiere perder ni el control ni la autonomía de la industria digital".

"Y para eso se tiene que poner las pilas", apunta. "Todas las compañías extracomunitarias vienen sin ningún tipo de pudor, compiten aprovechando cualquier resquicio legal. Es normal que lo hagan, pero no tienen ningún miramiento ni por la privacidad ni por la seguridad de los europeos, solo lo tienen por sus propios negocios", condena.

Por eso, considera, "es lícito que Europa ponga unas normas mínimas, que exista una libre competencia y que no se pueda abusar de las posiciones de dominio". "Esa es la postura de Europa, la de no perder el tren de la autonomía".

Hernández recurre a un ejemplo. "Para Europa no tiene ningún sentido que en Francia, para pagar impuestos con tu móvil, tengas que hacerlo a través de Google Pay, es decir, registrándote y cediendo todos tus datos a una compañía americana". 

Uptodown puede ser una herramienta para el cambio que busca el Reglamento de Mercados Digitales. "Puedes hacer todas las leyes que quieras, que si no tienes emprendedores que no las puedan aprovechar, no servirán de nada", resume.

Para Apple será un golpe más duro que para Google: "Es un cambio radical, van con todo"

Google Play para Android

El Reglamento de Mercados Digitales introduce nuevos elementos férreos y estrictos para las compañías que se vean afectadas por ella. "Es un cambio tan radical que obligará a estas compañías a cambiar la forma en la que trabajan", sostiene Luis Hernández, que reconoce que en un principio a las compañías presentes en Bruselas les costaba creérselo.

"Es verdad que Google tiene un planteamiento de su ecosistema mucho más abierto, pero Apple tendrá que cambiar toda la dinámica". Apple siempre ha defendido públicamente que su sistema operativo, concebido como un jardín amurallado, pretende garantizar mayor seguridad y privacidad a los usuarios con sus restricciones.

Pero para el CEO de Uptodown, esa "falacia de la seguridad" ya está "súper superada". "Ellos lo saben, pero lo esgrimen porque es lo único a lo que se pueden agarrar". Desde hace décadas, la web es un espacio libre en el que los usuarios pueden descargar e instalar aplicaciones para sus ordenadores. "Es válida y no hay intermediarios".

Pavel Durov, CEO de Telegram, critica a la App Store por su "proceso de revisión oscuro" y acusa a Apple de monopolio

El malagueño considera que "lo único que puede garantizar la seguridad" es "un mayor control de la competencia". "También sucede con la privacidad: eso de que una única compañía controle tu privacidad a priori tiene sentido", pero al final las multinacionales sin competidores aplicando las medidas de seguridad que quieren "porque no compiten con nadie". "Eso las hace menos seguras".

Por otro lado, la DMA no forzará a los usuarios a buscar alternativas a Google Play o a la App Store: "Quienes así lo deseen podrán permanecer bajo el control de Google y Apple". "No podrán encerrarte en una plataforma por el hecho de que tú adquieras una suscripción de una app. El reglamento solo trae ventajas para los usuarios".

El argumento de la seguridad ya no basta en Bruselas. "Lo que nos transmitieron desde la Comisión es que van con todo, este es un tren para el que ya no hay marcha atrás y hay plazos concretos". "En un principio las tecnológicas lo recibirán con un shock, pero estas compañías tienen muchísimos recursos". Apple ya está trabajando para adaptarse a esta nueva realidad.

"Solo se pide que lo que pasa en el resto de la industria de la informática pase en la de las aplicaciones móviles". "Puede haber cambios en cómo se implemente el reglamento, cómo se ofrecerán las alternativas a buscadores o a navegadores, pero el hecho de que [Google y Apple] tendrán que funcionar de una forma más abierta es innegociable".

Por qué una mayor competencia entre tiendas hará que "muchas apps cambien la forma en la que se acercan a sus usuarios"

Uptodown era consciente de que Europa podría favorecer este cambio de paradigma y por eso en abril de 2021 cerraron un acuerdo con Unity, uno de los motores gráficos usados en el desarrollo de videojuegos más populares del mercado. En virtud de ese acuerdo, Uptodown distribuye desde entonces títulos desarrollados con Unity en su tienda de aplicaciones.

"Llevamos un par de años trabajando con Unity para todo el sistema de pagos y ventas dentro de las aplicaciones y juegos. También procuramos que nuestro servicio sea lo más completo posible para que los usuarios no echen en falta nada. Trabajamos con grandes desarrolladores como Microsoft o Ubisoft. Los grandes estudios ya están con nosotros", presume Luis Hernández.

En realidad la tienda de apps malagueña no ha tenido que cambiar "gran cosa", porque para competir con Google y Apple no necesitan cambiar su modelo de negocio. "Solo necesitamos que nos dejen funcionar con normalidad".

Más presión para Apple y su App Store: Coinbase denuncia que el fabricante del iPhone vetó su última aplicación de NFT

"Hasta ahora no podías actualizar las apps en tu móvil Android que te descargaras de Uptodown porque los permisos de aplicaciones los controla Google. O un autor no podía publicar en Uptodown porque en muchos casos Google o Apple les amenazan con que si no se hacen los pagos dentro de la app a través de sus pasarelas, les retirarán de sus tiendas", indica.

Uptodown puede convertirse en un agente clave para este cambio de paradigma, que se reflejará no solo en que Google y Apple tengan más competencia en el mercado de las apps: también animará a que muchas aplicaciones busquen nuevas fórmulas para monetizar sus servicios. Uptodown no depende de las comisiones que aplican a Google, por ejemplo.

No dependen porque en plantilla son unas 36 personas. "Tenemos un equipo pequeñito para el volumen que manejamos, entregamos unos 450 millones de apps al mes, y unos 120 millones de usuarios únicos". 

El malagueño considera que las comisiones han creado sistemas de monetización con unos incentivos "súper perversos". "Comisionan un 30% de todo lo que se pague dentro de las apps y su propósito es maximizar ese ingreso. ¿Por qué nosotros no íbamos a querer maximizarlo? Primero, porque somos 36 personas, no tenemos la maquinaria que ellos tienen que alimentar".

Segundo, "ellos tienen unas exigencias por parte de sus inversores que es lo que les lleva a ser agresivos, les da igual si un menor de edad se compra 500.000 monedas virtuales dentro de un juego: ellos se llevarán un 30% del pago igualmente". "Nuestro punto de partida es decirle a los desarrolladores que no necesitan explotar sus modelos de negocio para tener visibilidad".

Esto "cambiará la forma en la que muchas apps se acercan a sus usuarios". "Ya serán los usuarios los que decidirán si les conviene estar suscritos a varios servicios o hacer un pago único por una aplicación". Favorecerá la aparición de nuevos títulos o aplicaciones sin que todo tenga que tener una suscripción o un modelo de cajas botín o loot boxes.

Uptodown también comisiona los pagos dentro de las aplicaciones que se sirven en su plataforma, pero solo entre un 10% y un 20%. "En cualquier caso, ofrecemos alternativas. Si el autor de la app prefiere que le paguen a través de su web, por nuestra parte mejor. Entre lo que se cobra por el uso de tarjeta y los impuestos... las comisiones no son nuestro modelo". Ellos viven de la publicidad.

También avanza que una mayor competencia para Google Play o App Store favorecerá la innovación: pequeños autores que son rechazados por estas multinacionales encontrarán alternativas. Incluso abrirá la mano al mundo de la emulación. Muchas aplicaciones —para emular consolas retros— son legales, pero Google y Apple las expulsan de sus plataformas.

Con el Reglamento de Mercados Digitales, Uptodown —y tantas otras tiendas de aplicaciones en el mundo— se beneficiarán de la posibilidad de competir más libremente en el Viejo Continente. El CEO de esta startup malagueña repite sus cifras e insiste en que solo representan un 1% de la cuota de mercado de Google Play. 

Lo hace por una razón: "Muchas veces nos dicen que somos ya muy grandes como para necesitar protección alguna. Con que nos quiten de los resultados de Google cualquier día, o con que en los resultados aparezca su widget y así ellos salgan por delante de nosotros, nos destruyen". 

Por eso, para Luis Hernández y su equipo, esa pregonada autorregulación de las tecnológicas ya no vale. Y en eso, Bruselas está de acuerdo.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.