Pasar al contenido principal

Los usuarios de Facebook y YouTube son más proclives a creer en teorías de la conspiración a cerca del coronavirus, según un reciente estudio

 Un hombre consulta la información sobre el COVID-19 en Facebook.
Un hombre consulta la información sobre el COVID-19 en Facebook. Afolabi Sotunde

Reuters

  • Las personas que usan plataformas como Facebook y YouTube para encontrar información sobre el coronavirus son más proclives creer en las teorías de conspiración relacionadas con la enfermedad, según una nueva investigación.
  • El estudio revela cómo han ganado fuerza algunas falsas creencias a cerca del COVID-19 y ​​de dónde se obtienen.
  • Una de las teorías que más influencia ha tenido sobre los usuarios es la que relaciona los síntomas del coronavirus con la tecnología 5G, además de aquella que niega la existencia del virus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las personas que usan plataformas de redes sociales como Facebook y YouTube para encontrar información sobre el coronavirus tienen más probabilidades de creer en las teorías de conspiración relacionadas con la enfermedad, según una nueva investigación.

El estudio, llevado a cabo por Ipsos Mori para King’s College London, revela de dónde se han obtenido y cómo han ganado fuerza algunas falsas creencias a cerca del COVID-19, las cuales ya han sido desmentidas por los científicos.

Los hallazgos se basaron en 3 encuestas online realizadas entre el 20 y el 22 de mayo en las que participaron 2.254 británicos de entre 16 y 75 años.

Los resultados revelan que el 30% de los británicos encuestados a finales del mes pasado piensan que el coronavirus probablemente fue creado en un laboratorio, en comparación con el 25% que lo pensaba a principios de abril.

Otra de las teorías de la conspiración más mediáticas ha sido en la que creían el 8% de los encuestados y que culpa al 5G, la quinta generación de internet móvil, de los síntomas que la mayoría de las personas atribuyen al COVID-19.

Mientras, un 7% de los participantes en la investigación directamente cree que no hay evidencia sólida de que exista el coronavirus.

El origen: las redes sociales

La investigación, publicada en Psychological Medicine y de la que informa CNBCencontró un fuerte vínculo entre el uso de las redes sociales y las falsas creencias sobre el coronavirus.

Entre los que niegan la existencia de la enfermedad, el 56% usa Facebook para obtener su información, casi tres veces más que el 20% que cree lo contrario.

De aquellos que creen que el virus está relacionado con el 5G, el 60% llegó a esa conclusión a través de YouTube, en comparación con el 14% de los que piensan que esta creencia es falsa.

Leer más: Las teorías de la conspiración del coronavirus que protagonizan las protestas en Alemania: vacunas para implantar chips de control mental, Bill Gates y la creación de un gobierno global

En concreto, esta teoría de la conspiración ha tenido consecuencias reales, ya que se han llegado a incendiar docenas de torres 5G en Europa y se ha acosado en la calle a ingenieros de telecomunicaciones.

Una de las opiniones más comunes es que el 5G debilita el sistema inmunitario de las personas, lo que las hace propensas al contagio. Aunque no es la primera vez que este tipo de tecnología planteo riesgos sobre la salud de las personas, que también han sido anteriormente desmentidos por los científicos.

Las autoridades han pedido a Facebook y YouTube que luchen por combatir la desinformación de la pandemia. Ambas plataformas afirman eliminar ciertos tipos de noticias falsas sobre el coronavirus, como tratamientos falsos y las noticias relacionas con el 5G. Además, trabajan con la OMS y el Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña para mostrar información veraz sobre el virus.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió sobre los peligros que conllevan las noticias falsas en una era en la que se está haciendo un uso intensivo de las redes sociales: "No solo estamos luchando contra una epidemia; estamos luchando contra una infodemia. Las noticias falsas se propagan más rápido y más fácilmente que este virus y son igual de peligrosas".

El estudio también reveló que las personas que se informan del COVID-19 a través de las redes sociales tienen más probabilidades de haberse saltado el confinamiento. 

Y además