Así se fraguó la muerte anunciada de Uterqüe: de años de rumores a un cierre inesperado que deja a los trabajadores "perdidos" y "en shock"

En imagen, una tienda de Uterqüe.
En imagen, una tienda de Uterqüe.

Inditex

  • Inditex integrará Uterquë, su enseña de complementos y moda femenina, en Massimo Dutti en 2022. El proceso supondrá el cierre de 82 puntos de venta.
  • La amenaza de cierre sobrevolaba la cadena desde hace tiempo, según explican varios empleados a Business Insider España
  • Los trabajadores han recibido la comunicación de que tienen asegurada la reubicación, pero sus condiciones laborales podrían variar en función de cada caso.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uterqüe nació en 2008 y cerró una frenética década de lanzamientos dentro del grupo Inditex, que en ese tiempo aumentó su portfolio más allá de Zara, Pull & Bear y Massimo Dutti con el lanzamiento de Bershka, Oysho, Zara Home y la incorporación a la familia de Stradivarius

Ahora, el ciclo se cierra para Uterqüe.

La marca de complementos y moda femenina, la más joven de Inditex, pondrá fin en 2022 a su etapa como enseña independiente, según anunció el grupo en la última presentación de sus resultados

Uterqüe se integrará en la otra cadena de corte formal del grupo: Massimo Dutti. Cerrarán sus 82 tiendas y la marca desaparecerá de las calles. Como resultado, todos los productos de Uterqüe pasarán a estar disponibles únicamente a través de la web y en tiendas seleccionadas de Massimo Dutti

Business Insider España ha hablado con varios trabajadores de Uterqüe para recomponer la cronología y sucesión de acontecimientos en la cadena, que alcanzó los 91 puntos de venta en 2018 y batió su récord de ingresos antes del estallido de la pandemia del coronavirus. Todos los empleados han hablado bajo condición de anonimato.

Una amenaza de cierre siempre latente

"Siempre se especuló con el cierre de la cadena", sentencia una trabajadora de la enseña a Business Insider España

Otro empleado recuerda que ya hubo rumores de cierre entre 2012 y 2013, cuando se produjo un cambio de timón al frente de la compañía con el relevo de Luis Maseres, que fue sustituido por José Luis Rodríguez, que procedía precisamente de Massimo Dutti.

Esa amenaza, sin embargo, parecía haberse desinflado hace solo 2 años, en 2019, cuando Inditex registró su récord histórico de beneficios en un año (3.639 millones de euros). 

"Luego llegó 2020 y fue un año malo para todas las enseñas", explica uno de los trabajadores. La compañía redujo sus ingresos en 7.884 millones, casi un 28%, y el resultado neto se desplomó un 69%,  hasta 1.106 millones de euros. 

"En 2020, Uterqüe perdió dinero en España pero no a nivel internacional y esto compensó la caída. Ahora, cierra todo con beneficios", apunta otro empleado de la enseña. 

"Estamos en cifras muy similares a 2019 e incluso la previsión para final de año era superar esos números, los mejores años para la cadena", coincide otra persona del equipo. 

Sin embargo, ya en 2019 —de acuerdo con la memoria anual de la empresa—, el número de tiendas se redujo. Era la primera vez que se producía un movimiento similar desde la creación de Uterqüe

En concreto, se produjeron 3 cierres, 2 de ellos en España. Uno fue el de la tienda de Pontevedra, en Galicia. 

"La enseña funciona con las mismas premisas que el resto de tiendas. Si no va, se cierra y se ofrece la reubicación a los empleados en otras cadenas del grupo. Todo está sujeto a un cierre si algo no funciona", tratan de aclarar fuentes cercanas a Inditex. 

¿Por qué mantener una marca que no genera lo esperado?

"Uterqüe es irrelevante en cuestión de ventas", apuntan fuentes cercanas al sector. Su facturación nunca llegó aportar ni el 0,5% del volumen de negocio de Inditex. 

Su cifra de negocio se ha movido en el entorno de los 100 millones al año en el último lustro. La siguiente marca por ingresos del grupo Inditex, Oysho, no ha bajado de los 500 millones en este periodo. 

Con todo, la evolución de Uterqüe en los últimos años ha sido dispar: creció a buen ritmo en 2017 y 2019 (un 17% y un 14%, respectivamente), frente a un avance mucho más reducido en 2018 (+4%). En el último año completo antes de la pandemia, 2019, logró récord de ingresos: 115 millones. Zara sumó 19.500 millones y Massimo Dutti y Pull & Bear aportaron 1.900 millones.

Con la pandemia, llego la gran debacle. Los ingresos de Uterqüe retrocedieron casi un 35%, hasta situarse en torno a los 75 millones. Es decir, en niveles de 5 años antes. La enseña protagonizó la segunda mayor caída porcentual de todo el grupo, sólo superada por Massimo Dutti (-37%).

Las cifras pusieron en la diana a Uterqüe. Volvieron los rumores sobre una posible venta o cierre de la marca. Esa segunda opción ya se había dado en Inditex en 2003, cuando se puso punto final a Often, una cadena de ropa masculina lanzada de la mano de Pull & Bear que apenas duró 3 años.

Mientras, en el caso de la absorción de Zara Home por parte del buque insignia, Zara, en 2019, la decisión de Inditex fue que, comercialmente continuarán siendo conceptos separados. Así, la división del hogar tiene web y tiendas propias, pero sus resultados ya no se desglosan. 

"Uterqüe no ha funcionado como esperaban, pero la intención del grupo no es matar la enseña, sino buscarle su hueco", apuntan fuentes del sector.

"Si, a pesar de no generar lo esperado, se mantiene es puramente por una razón comercial y de conocimiento". En un paso más allá, añaden, Inditex podría conservarla a modo de oportunidad para adentrarse en el segmento del lujo en el futuro.

"Estamos perdidos y en estado de shock"

Al cierre del ejercicio fiscal 2020 –31 de enero de 2021–, Uterqüe contaba con 85 puntos de venta, 4 menos que un año atrás. El grueso se concentraban en España (28), México (18) y Rusia (12). 

Unos meses antes, en junio de 2020, Inditex tomó una importante decisión operativa: absorber 1.200 establecimientos, de los que entre 250 y 300 se encontraban en España. 

Dentro de este plan de ajuste no estaba Uterqüe, según confirman desde la Confederación Intersindical Galega (CIG), único sindicato con representación en la enseña en Galicia. "Nos comunicaron que en Uterqüe no había necesidad de más cierres", coinciden todos los trabajadores consultados por Business Insider España.

Fuentes cercanas a Inditex lo niegan y explican que el cierre afectaba a todas las cadenas."Cada formato tiene una red comercial diferente y, por tanto, las decisiones les afectan de forma diferente", añaden. 

Sin embargo, jamás existió un informe técnico para Uterqüe, según ha podido comprobar Business Insider España, mientras que sí los hubo para el resto de cadenas. En ellos, Inditex detallaba a cada una cómo le afectaría el plan. 

La consecuencia inmediata de dejar fuera a la enseña de ese plan de ajuste implica que todos los cierres en Uterqüe —y su impacto en la plantilla— quedan fuera del acuerdo que sellaron empresa y sindicatos en el marco de la operación. 

"Esto nos ha pillado de improvisto. Especialmente por lo que nos ofrecen", explica un empleado. "Nos ofrecen otras tiendas, pero no respetan puestos, ni jornadas, ni condiciones", añade. "Ahora mismo no tenemos información suficiente de nuestro futuro en 2022. Estamos perdidos y en estado de shock", explica otro trabajador. 

Según ha podido confirmar Business Insider España a través del sindicato CGT y de varios trabajadores, a los empleados de Uterqüe en el país ya se les ha comunicado que la red comercial quedará cerrada por completo, como muy tarde, el próximo marzo. 

El equipo de diseño, apuntan, sí se trasladará en su totalidad a Massimo Dutti. No pasará lo mismo con el resto –especialmente encargadas y otros puestos con cargo–, cuyas condiciones tendrán que negociarse caso por caso. Este último punto también ha sido confirmado por fuentes cercanas al gigante textil.

¿Qué pasó en Uterqüe?

A pesar de lo sonado de la decisión —al menos de cara al exterior—, el movimiento en la firma que dirige José Luis Rodríguez Moreno era algo esperado, según fuentes cercanas a la operativa del grupo.

El objetivo de Inditex con Uterqüe fue, desde su origen, conquistar un nuevo segmento: los complementos de mujer. Eso sí, con una orientación a un segmento más exclusivo que el de otras enseñas del grupo.

En este camino, voces cercanas a la compañía detallan que la cadena no supo definir bien su modelo de negocio. Algo en lo que también coinciden fuentes sindicales vinculadas a la Confederación Intersindical Galega (CIG), que hablan de "proyecto fallido"

"A veces, los romanticismos no son positivos en el sector del retail", opina Jorge Mas, experto en la industria. Lo hace refiriéndose a la falta de proyección y posicionamiento de Uterqüe. "No han sabido crear marca", remarca. 

Mas apunta a lo inexplicable que resulta que no hayan buscado cómo proyectar la enseña recurriendo a personalidades conocidas, al tiempo que creaban unas tiendas "más frescas, con las que posicionarse mejor entre la competencia". 

La prueba de todo esto residiría, opinan fuentes cercanas al grupo, en cómo su oferta ha ido evolucionando hasta asemejarse a la de Massimo Dutti, su nuevo hogar. 

Massimo Dutti: un público similar y una relación estrecha

Tienda Massimo Dutti

Reuters

"Los 2 formatos llevan años integrados, Massimo Dutti supervisa todo lo que hace Uterqüe", explica una fuente cercana al sector. "Los que saben de branding en Inditex son, precisamente, los de Massimo Dutti; por eso desde hace años comenzaron a gestionar la enseña que ahora absorberán", apuntan.

Son diferentes las causas que explicarían esta absorción, que califican de "natural" en términos operativos. La principal es el ahorro de costes, pero también la similitud en su clientela. "Compartiendo target, tiene todo el sentido absorber la firma y ahorrar costes, especialmente de alquiler", apunta Jorge Mas.

De hecho, las tiendas de Uterqüe, por lo general, se sitúan en zonas premium. En Barcelona, está en el Paseo de Gracia. En Madrid, en el Barrio de Salamanca, una barrio donde el arrendamiento ronda los 4.542 euros por metro cuadrado, según un informe de Sociedad de Tasación. 

"Desde la pandemia, la tasa de esfuerzo de los locales en zonas premium ha cambiado totalmente y la venta online puede hacer no tan atractivo el reclamo de un tráfico no garantizado", apunta el experto.

"Los cierres de años anteriores se produjeron por el fracaso en la renegociación de alquileres o por tratarse de tiendas no rentables", apunta una trabajadora.

"Donde no pudo acordarse esos ahorros, se cerraron tiendas, como por ejemplo en los aeropuertos", apunta otro miembro de la plantilla. Es el caso de la tienda ubicada en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, cerrada permanentemente desde el verano pasado.

"Es una estrategia de eliminar contratos antiguos y abaratar los puestos", critican los trabajadores


Otros artículos interesantes:

¿Hasta dónde puede llegar Inditex en bolsa en los próximos 20 años? Así puede aventajar a Gap, Uniqlo y H&M, según los expertos

Inditex retoma el pulso tras la reapertura de tiendas: gana 851 millones en el mejor segundo trimestre de toda su historia

Estos son los 8 directivos que llevan el timón de las marcas de Inditex

Te recomendamos

Y además