Pasar al contenido principal

Así planean los diputados conservadores británicos hacer ilegal que Boris Johnson pueda forzar un Brexit sin acuerdo

UK Prime Minister Boris Johnson.
El Primer Ministro británico, Boris Johnson. Getty
  • La autoridad de Boris Johnson recibió un duro golpe después de que los parlamentarios británicos pelearan por el control de la institución y se posicionaran para bloquear un Brexit sin acuerdo.  
  • En una votación dramática en la Cámara de los Comunes, 21 parlamentarios 'tories' rebeldes votaron con los parlamentarios de la oposición por tomar el control de la situación a través de un proyecto de ley este miércoles. 
  • Los oponentes de Johnson tratarán de sacar adelante hoy la legislación en la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores antes de que Johnson cierre el Parlamento 
  • Un derrotado Boris Johnson pedirá a los parlamentarios que apoyen unas elecciones generales anticipadas si esta ley ve la luz.
  • Esto es todo lo que debes saber.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

LONDRES - La Cámara de los Comunes se prepara para un enfrentamiento dramático este miércoles por la tarde: el partido de la oposición y un puñado de conservadores rebeldes tratan de sacar adelante un proyecto de ley que retrase el Brexit, como mínimo, hasta 2020.

Veintiún tories rebeldes fueron expulsados de la formación cuando, el martes por la tarde, se unieron al partido laborista, y a otros partidos de la oposición, para tomar el control de la agenda parlamentaria de este miércoles por la tarde.

No intentarán presentar un proyecto de ley que retrase el Brexit al menos hasta enero de 2020  si, en su lugar, el Primer Ministro pone sobre la mesa una propuesta para convocar elecciones generales. 

¿Qué implica todo esto?

Boris Johnson
Boris Johnson Getty

Un grupo parlamentario mixto formado, por varios partidos, recurrió un procedimiento extraordinario, llamado Standing Order Nº24 -SO24-,  que les concede tiempo para debatir una propuesta de ley que forzaría al Primer Ministro a buscar un aplazamiento el Brexit si no consigue asegurar un acuerdo con la Unión Europea antes del 31 de octubre, fecha en la que Reino Unido tiene previsto salir de la Unión.

La propuesta fue respaldada por una mayoría parlamentaria lo que significa que, este miércoles, el proyecto de ley diseñado para bloquear un Brexit sin acuerdo se pondrá sobre la mesa. Lo hará a nombre de Hillary Benn y Alistair Burt, una parlamentaria del partido laborista y otro del partido conservador respectivamente, que lideran la oposición a un Brexit sin acuerdo.

Leer más: Boris Johnson impulsará elecciones generales anticipadas en octubre para evitar el retraso del Brexit

El proyecto  de ley es el mecanismo por el cual determinadas legislaciones importantes entran en el libro de estatutos de Reino Unido. Normalmente, lleva semanas aprobar los proyectos de ley en la Cámara de los Comunes y en la Cámara de los Lores, pero este proceso deberá ser salir adelante en muy poco tiempo: tan sólo tres días.

Esto se debe a que Boris Johnson tomó la decisión de cerrar el Parlamento a partir de la próxima semana, un movimiento, aparentemente, diseñado para evitar que se retrasase el Brexit.  

El proyecto de ley se presentará a las 3 p.m. (GTM). Deberá pasar a través de la primera, segunda y tercera fase de lectura en la Cámara de los Comunes para el miércoles al final de la tarde. En este punto, se dirigirá a la Cámara de los Lores en donde podrá encontrarse con obstáculos por parte de de los conservadores que apoyan el Brexit.

Si todo sale según lo planeado, el proyecto de ley se convertirá en una ley el próximo lunes.

¿Cómo reaccionará Boris Johnson?

Boris Johnson
Boris Johnson Getty

Boris Johnson insistió en que "bajo ninguna circunstancia" va a pedir que se retrase el Brexit, y sus asesores insisten en que en su lugar buscará convocar elecciones generales. 

Un oficial del gobierno confirmó el lunes que Downing Street abordaría el proyecto de ley a través de voto secreto. En otras palabras, el fracaso del gobierno, en su intento de frustrar el proyecto de ley, refleja que no tiene la confianza de la Cámara de los Comunes, lo que, a su vez, implica que Boris Johnson tiene pocas opciones más allá de convocar elecciones generales. 

"La capacidad negociadora del gobierno se verá afectada si los parlamentarios conservadores lo ayudan a sacar adelante un Brexit sin acuerdo ilegal mañana y, por tanto, a crear otro retraso sin sentido", dijo el oficial del gobierno británico.

"En estas circunstancias, los parlamentarios votarán por celebrar rápido unas elecciones".

Downing Street buscará, en primer lugar, sacar adelante una propuesta para celebrar unas elecciones generales anticipadas, bajo los términos que establece el acta parlamentaria. Bajo dichos términos, se necesitan dos tercios de los votos parlamentarios (es decir 434) para apoyar el plan del Primer Ministro.

Leer más: Este vídeo muestra el momento exacto en el que Boris Johnson ha perdido su mayoría absoluta en el Parlamento británico

Esto significa que una gran parte de los parlamentarios laboristas deben apoyar el plan. Jeremy Corbyn, líder de los laboristas, ha indicado que hablará con sus parlamentarios para que apoyen las elecciones generales. Sin embargo, no lo hará hasta que reciba luz verde la ley para bloquear un Brexit sin acuerdo haya sido aprobada. 

"Queremos unas elecciones generales,  igual que los demás partidos", dijo Corbyn el martes.

"La prioridad es prevenir una salida de la Unión Europea sin acuerdo el 31 de octubre y ya veremos que pasa después".  

Shami Chakrabarti, del partido laborista, dijo a Sky News el martes que el partido también está preocupado por asegurarse que Johnson no pueda cambiar la fecha de las elecciones a la mitad de la campaña, algo que algunos parlamentarios creen que Johnson haría.

Por tanto, los laboristas podrían suponer un problema para Johnson.  Si los parlamentarios del partido laborista rechazan el plan, Downing Street podría afrontar una moción de censura. Esto provocaría unas elecciones generales anticipadas en 14 días, si no hay una alternativa de gobierno que pueda aglutinar la confianza de la mayoría de los parlamentarios, lo que es poco probable por las divisiones en la oposición parlamentaria. 

Johnson, cuyas tácticas desde que asumió el cargo han pasado por provocar a sus oponentes y atemorizarlos para que se sometan, no planeó que esto sucedería de esta manera. La cuestión es si puede encontrar una salida.

Un parlamentario conservador que se rebeló contra el gobierno el martes dijo a Business Insider: "No estoy convencido de que lo vaya a conseguir de esta forma. Creo que se verá arrinconado a finales de la semana".

Y además