Pasar al contenido principal

Estos son los 3 posibles escenarios en Italia tras la dimisión del primer ministro, Giuseppe Conte

El ex primer ministro italiano, Giuseppe Conte, interviene en el Senado ante la mirada del ultraderechista Matteo Salvini
El ya ex primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y sentado a su lado, el ultraderechista Matteo Salvini Reuters
  • El hasta ahora primer ministro italiano, Giuseppe Conte, presentó este martes su dimisión tras la decisión del líder ultraderechista Matteo Salvini de romper su coalición de Gobierno con el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y reclamar elecciones anticipadas.
  • Sin embargo, la dimisión de Conte no significa necesariamente que se vayan a celebrar comicios, dado que tanto el M5E como la oposición parecen abiertos a negociar otras alternativas.
  • Estos son los 3 posibles escenarios que afronta Italia ante la crisis de Gobierno provocada por Salvini.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"La acción del gobierno acaba aquí", "si hay falta de coraje, no se preocupen, asumiré mi responsabilidad frente al país". Así, el ya ex primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha puesto punto final este martes por la noche a poco más de un año de gobierno gialloverde (de giallo, amarillo en italiano, color del Movimiento 5 Estrellas, y el verde, el color de la Lega).

Y lo hizo después de un discurso apasionado en el Senado, en el que anunció su intención de ir "al Quirinale (sede de la presidencia italiana) a presentar su dimisión”, algo que hizo esa misma noche.

De esta manera, se ha abierto una grave crisis que deja todas las posibilidades abiertas:

  • Una posible repetición del Gobierno de Conte, apoyado por la misma mayoría del M5E y la Lega, para aprobar el recorte del número de parlamentarios y senadores.
  • Un nuevo ejecutivo apoyado por una nueva mayoría formada por el M5E y el Partito Democratico (PD), la formación de centroizquierda que lidera la oposición, y quizás dirigido por el juez anticorrupción Raffaele Cantone, que también es la opción que defendió ayer en el Senado el ex primer ministro y antiguo líder del PD Matteo Renzi, pero con la oposición del actual secretario general demócrata, Nicola Zingaretti.
  • Unas elecciones anticipadas, que es lo que pide el líder de la Lega, Matteo Salvini.

Leer más: Hay una emergencia bancaria europea que está hundiendo a Deutsche Bank y Commerzbank y debe ser Lagarde, y no Draghi, quien la resuelva

En resumen, muchas opciones, muchas posibilidades, pero ninguna idea en el horizonte. En medio de este gran caos, lo único seguro es que el balón está ahora en el tejado del presidente de la República, Sergio Mattarella, que debería comenzar consultas este miércoles, de acuerdo con la ley constitucional.

Igualmente seguro, al menos según el ex primer ministro Conte, es que la responsabilidad de esta crisis, que expone a Italia ”a serios riesgos", se debe enteramente a las decisiones que ha tomado Salvini, que decidió, según Conte, "interrumpir esta experiencia del gobierno para regresar urgentemente a las urnas".

No contento con eso, Conte agregó: “estimado ministro del Interior, querido Matteo, al promover esta crisis del Gobierno ha asumido una gran responsabilidad ante el país. Lo anunció pidiendo plenos poderes para gobernar el país y, recientemente, escuché que usted pidió el apoyo de las calles: esta concepción suya, déjame decirlo, me preocupa".

Leer más: Francia llama a consultas a su embajador en Roma en un histórico enfrentamiento diplomático con Italia que no se había visto desde la II Guerra Mundial

En resumen, una acusación real: “no necesitamos hombres con plenos poderes, sino personas que tengan cultura institucional y sentido de responsabilidad. Si hubiese demostrado conocimiento de la ley y sensibilidad institucional, toda la acción del Gobierno ciertamente habría atraído beneficios”. Y culmina con una indirecta venenosa sobre la cuestión de la financiación rusa recibida por la Lega: “si hubiera acordado venir al Senado para informar sobre el asunto de Rusia, una historia que objetivamente merece ser aclarada a nivel internacional, habría evitado que yo apareciese en su lugar tras negarse a compartir la información en su poder".

Su discurso terminó con el anuncio de que presentaría su dimisión al presidente de la República, Sergio Mattarella, quien "liderará al país en esta delicada transición institucional".

El líder de la Lega, Matteo Salvini
Matteo Salvini Imagoeconomica

La respuesta de Salvini

Ante el duro discurso de Conte, al que Salvini calificó de “más que un abogado del pueblo, hoy Conte ha hablado como un fiscal”, al líder de la Lega no le quedaba otra que responder, y lo hizo desde la bancada de los senadores de su partido y no desde los escaños del gobierno al que aún pertenece. Salvini tomó la palabra y anunció solemnemente que “volvería a hacer todo lo que hice, con la gran fuerza de ser un hombre libre. Quien teme el juicio del pueblo italiano no es una mujer o un hombre libre ”.

Una forma de revivir la idea de elecciones anticipadas, aunque sin renunciar a proponer a los antiguos aliados que mantengan vivo al Gobierno lo justo para aprobar la reducción de parlamentarios. Una hipótesis muy remota, según Conde. Tanto es así que Salvini puso el piloto automático y se lanzó a un mitin electoral, en lugar de una intervención sobre la crisis de gobierno.

Entonces, tras pedir el regreso inmediato a las urnas, anunció "una medida económica que ponga al menos 50.000 millones en el presupuesto para bajar impuestos”, una propuesta bastante difícil de llevar a cabo, considerando el estado de las finanzas públicas transalpinas, y lanzó una referencia a Europa: “No quiero una Italia esclavizada a nadie. No quiero cadenas. Estoy cansado de que cada paso tenga que depender de la firma de algún funcionario europeo. ¿Somos o no somos un país libre y soberano?".

Leer más: Freno al auge de la extrema derecha en las Elecciones Europeas

Luego, Salvini acusó a sus antiguos aliados del M5E de haber mantenido desde hace mucho tiempo un plan secreto para aliarse con el PD: “si alguien ha estado pensando en cambiar las alianzas durante semanas y meses, solo tenía que haberlo dicho en esta sala”, quizás olvidando que fue él mismo el que inició la crisis del gobierno. Tras esta andanada, llegaron sus clásicas acusaciones contra el PD y ataques contra el escritor Roberto Saviano y la parlamentaria izquierdista Maria Elena Boschi y  referencias al caso Bibbiano.

Finalmente, la respuesta directa a Conte, a quien le recordó que "nunca le ha pedido a la canciller Merkel consejos sobre cómo ganar la campaña electoral, dado que Salvini había cerrado los puertos...".

Renzi quiere un nuevo gobierno pero Zingaretti gana tiempo

Tras el cruce entre Conte y Salvini, intervino el otro Matteo, el ex primer ministro Renzi, que relanzó la idea de un nuevo gobierno, del que, sin embargo, anunció que no formaría parte: "Nunca hubo unas elecciones en otoño, hay que evitar el aumento del IVA y se necesita un gobierno, no porque queramos regresar, sino porque el aumento del IVA lleva a una crisis de consumo. No es un golpe de Estado cambiar el gobierno, sino que la crisis de la coalición es ahora un rayo de esperanza”, dijo.

Sin embargo, desde las filas del PD, la palabra clave es "discontinuidad". Después de escuchar las duras acusaciones de Conte, el secretario Nicola Zingaretti lo describió como una "auto absolución" tardía y pidió al M5E que abra una "nueva fase" para reconocer los errores cometidos, lo que parece cerrar la puerta al regreso de Conte. Zingaretti ha ganado tiempo, posponiendo el escenario que surgirá de las consultas que este miércoles inicia Mattarella.

Y además