Pasar al contenido principal

Sacarse el carné de conducir será más fácil gracias a los nuevos cambios de la DGT: frenos de emergencia y luces automáticas, entre otros

Chica sacándose el carné de conducir
Getty
  • La DGT va a realizar una serie de cambios en los exámenes para sacarse el carné de conducir.
  • Entre ellos se encuentran la incorporación de ayudas tecnológicas que ya se encuentran en algunos coches actuales como cámaras de marchas atrás y un sistema de frenado de emergencia.
  • Cada vez son más las herramientas que se incluyen en los coches nuevos y la DGT tendrá que pensar en incorporarlas poco a poco.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si obtener el permiso de conducir está en tu lista de cosas por hacer desde hace tiempo, ahora es el mejor momento para ponerte en serio. Y es que, a partir del 15 de septiembre, sacarse el carné de conducir en España va a ser bastante más fácil. Te contamos cuáles son los cambios que va aplicar la DGT.

En un par de semanas, los alumnos que vayan a realizar el examen para sacarse el permiso de conducir encontrarán diversas ventajas que harán que conseguir el aprobado sea bastante más sencillo que hasta ahora. En concreto, las novedades hacen referencia a la parte práctica de la prueba y se centran en permitir el uso de determinadas ayudas tecnológicas que integran los coches actuales. 

En los últimos años, la tecnología que implementan los vehículos ha evolucionado con mucha rapidez. Gracias a esto, en la actualidad los conductores pueden beneficiarse de todo tipo de herramientas que hacen que la conducción sea no solo mucho más cómoda y sencilla, sino también más segura

Teniendo en cuenta que algunas de estas herramientas tecnológicas están cada vez más presentes en los coches y que además favorecen la seguridad, la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) pidió a la DGT que permitiera su uso durante el examen práctico del carné de conducir. Y es que, en la actualidad, el empleo de algunos mecanismos de asistencia está penalizado en la prueba, lo que dificulta a las autoescuela la adquisición de vehículos. 

La DGT ha escuchado esta petición y los cambios en el examen práctico del permiso de conducir se implantarán a partir del 15 de septiembre. Entre ellos destacan el uso de las cámaras de marcha atrás y sensores de aparcamiento que equipe el coche, el sistema de ayuda de salida en pendiente, la activación automática de luces y parabrisas, la alerta de tráfico cruzado (RCTA), el sistema de frenado de emergencia (AEB), el sistema Start-Stop, el aviso de frenada de emergencia (EDB) y el sistema de detección de fatiga. 

Leer más: Así serán las nuevas multas de tráfico de la DGT: todo lo que debes saber

De camino a la conducción autónoma

Si bien es una muy buena noticia que la DGT admita el uso de los mecanismos tecnológicos en el examen práctico del carné del conducir, podemos aventurar que muy pronto surgirán nuevas herramientas de asistencia que será necesario incluir también en la prueba

En los últimos años, la evolución de los mecanismos tecnológicos de asistencia a la conducción nos están poniendo en el camino de la conducción autónoma. Los coches más modernos vienen equipados con infinidad de herramientas que, aunque todavía no permiten que el vehículo vaya sin conductor, facilitan mucho la tarea de ir al volante: la asistencia automática de aparcamiento o la asistencia de mantenimiento de carril son solo un par de ejemplos del potencial de la tecnología aplicada a la conducción.

Parece inevitable que los coches sean cada vez más autónomos, y más pronto que tarde llegará el momento en el que no necesitarán que una persona vaya al volante

Y además