Pasar al contenido principal

La vacuna de coronavirus desarrollada a base de tabaco podría comenzar sus ensayos clínicos en las próximas semanas

Plantación de tabaco en Colombia
Plantación de tabaco en Sucre (Colombia) Reuters

Desarrollar y producir una vacuna contra el coronavirus se antoja como el remedio más eficaz para acabar con la pandemia, ya que protegería a la población más vulnerable y ayudaría a alcanzar la inmunidad colectiva para que la tasa de contagios no se vuelva a desbocar.

Por ello, decenas de compañías farmacéuticas de todo el mundo mantienen una carrera por lograr todos los avances posibles de forma rápida y eficaz, para que este tratamiento esté disponible lo antes posible.

Pero no sólo las principales compañías farmacéuticas investigan sobre este asunto. De hecho, una vacuna desarrollada a base de planta de tabaco podría empezar los ensayos clínicos dentro de unas semanas, según adelanta Bloomberg.

Detrás de esta vacuna experimental se encuentra British American Tobacco, una de las mayores empresas del sector, fabricante de los famosos cigarrillos Lucky Strike.

Leer más: 9 consejos para dejar de fumar: sigue estas recomendaciones si quieres abandonar el tabaco

El director de marketing de esta compañía, Kingsley Weathon, ha afirmado en unas declaración para Bloomberg que se muestran "optimistas" ante los avances de la vacuna, y que este trabajo forma parte de la estrategia de British American Tobacco, ya que quieren "construir un mundo mejor".

Según explica la empresa, los elementos de la vacuna se acumulan en las plantas de tabaco en tan sólo 6 semanas, mientras que otros métodos tradicionales para desarrollar este tratamiento tardan meses en completar este paso.

Algunos estudios apuntan a que el hábito de fumar podría estar empeorando las consecuencias del COVID-19 en los pacientes jóvenes, aún así esta empresa no es la única del sector del tabaco que está desarrollando una vacuna. Medicago Inc, fabricante de los cigarrillos Philip Morris, también se encuentra en la misma carrera, y su vacuna podría estar preparada para la primera mitad de 2021.

Leer más: 15 sencillos consejos para adelgazar con una dieta saludable

Antes de que comiencen los ensayos clínicos, la fabricante de Lucky Strike tiene que recibir la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), algo que podría suceder en cualquier momento, según explicó Weathon a Bloomberg.

Y además