Hay millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca sin usar, pero Estados Unidos parece negarse a exportar unas dosis que podrían acelerar el ritmo de vacunación en Europa

Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

Reuters

  • Estados Unidos cuenta con millones de dosis de vacunas contra el coronavirus sin utilizar que podrían acelerar la vacunación en todo el mundo.
  • Sin embargo, la Administración Biden ha rechazado las solicitudes de la Unión Europea que reclamaban enviar ese excedente de vacunas a países más necesitados. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

El gran problema para superar el coronavirus en todo el mundo es que no hay vacunas suficientes para todo el mundo

Por ese motivo, el objetivo principal de todos los países es aumentar la producción de dosis rápidamente para poder hacer frente a la necesidad mundial. 

En este sentido, la Unión Europea ha puesto su mirada en Estados Unidos, ya que según apunta el New York Times cuenta con millones de dosis de vacunas sin utilizar que podrían acelerar la vacunación en todo el mundo.

Cerca de 30 millones de dosis están almacenadas en una instalación de Ohio y se han producido decenas de millones de dosis más en un laboratorio de Maryland. Este excedente que nadie está utilizando de momento ha provocado que se lleguen a plantear en Washington si no se deberían mandar a otros países de todo el mundo que la necesiten más

"Se informa que otros gobiernos se han dirigido al Gobierno de los Estados Unidos con respecto a las donaciones de dosis de AstraZeneca. Le hemos pedido que examine cuidadosamente estas solicitudes", apunta NYT citando a un portavoz de la empresa. 

A este respecto, algunos funcionarios de salud de Estados Unidos también han sugerido enviar vacunas a Brasil, Reino Unido o a países de la Unión Europea, donde la vacunación avanza a menor velocidad por problemas de suministro, pero hasta el momento la Administración Biden ha rechazado estas solicitudes.

9 datos que revelan cómo la pandemia ha cambiado nuestros hábitos un año después del gran confinamiento

Esto responde a la promesa de Biden de vacunar a todos los ciudadanos americanos para cumplir su plan electoral que apuntaba a la vacunación de todos los adultos a finales de mayo y a toda la población a finales de julio. Estados Unidos está a punto de rebasar los 100 millones de dosis administradas a su población frente a los poco más de 5 millones de España.

AP News el problema principal para que se liberen ese exceso de vacunas de Estados Unidos es que son "propiedad" del Gobierno americano y que enviarlas al extranjero requeriría la aprobación de la Casa Blanca. 

De momento, la Administración Biden ha optado por mantener la estrategia de "America First" en cuanto a la exportación de las vacunas, un lema del que hizo gala Donald Trump durante su presidencia y que provoca frustración entre sus aliados tal y como subraya The Washington Post.

"Hay que admitir que sentimos el poder de Estados Unidos en esta campaña de vacunación", afirmó un comentarista de la cadena francesa RTL. Al igual que España y otros países europeos, Francia se ha enfrentado a graves retrasos en la vacunación de su población debido al retraso en el suministro y a los problemas logísticos.

Pero hay un creciente resentimiento en Europa por el hecho de que la Unión Europea haya aprobado la exportación de millones de dosis de vacunas a otros países, incluidos los vecinos de Estados Unidos, México y Canadá, incluso cuando la Administración Biden ha bloqueado las exportaciones a sus vecinos y a la UE.

Un editorial sobre esta discrepancia encabezó el viernes la página web de uno de los periódicos alemanes de referencia, el Sueddeutsche Zeitung, calificando la prohibición de las exportaciones estadounidenses de "egoísta e indignante".

“Queremos estar sobreabastecidos y preparados”, respondió el viernes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, "para que los estadounidenses aún puedan vacunarse rápidamente en caso de problemas imprevistos con el cronograma de producción existente".

El problema principal es que AstraZeneca está entregando muchas menos dosis de las prometidas a la Unión Europea: del pedido inicial de 80 millones en el primer trimestre de este año, la compañía farmacéutica tendrá dificultades para entregar la mitad, lo que ha provocado que varios países comiencen a mirar a alternativas como la vacuna Sputnik de Rusia o las que vienen de China, que por el momento no están incluidas en la estrategia de vacunación de la UE, que está negociando directamente con las farmacéuticas en nombre de los países comunitarios. 

LEER TAMBIÉN: Confirmado: la vacuna de Pfizer y BioNTech es un 97% efectiva contra COVID-19 en el mundo real

LEER TAMBIÉN: El impacto de la pandemia en los trasplantes: todo lo que debes saber sobre el COVID-19 y las vacunas si eres un paciente trasplantado

LEER TAMBIÉN: 10 síntomas que debes vigilar tras las vacunas contra COVID-19 aunque sean poco frecuentes

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna