Pasar al contenido principal

La vacuna contra el COVID-19 de la estadounidense Novavax supera la fase 1 con resultados prometedores

Elaboración de la vacuna contra la COVID-19 de la estadounidense Novavax.
Elaboración de la vacuna contra la COVID-19 de la estadounidense Novavax.

Novavax

  • La estadounidense Novavax ha concluido la fase 1 de las pruebas de su vacuna contra el coronavirus, y ha asegurado que el 100% de los que la recibieron generaron anticuerpos IgG.
  • Las pruebas, realizadas en Australia con 131 adultos de entre 18 y 59 años, mostraron una tolerancia alta a la vacuna y efectos secundarios leves, como dolores de cabeza o fatiga.
  • La vacuna, denominada NVX-CoV2373, se ha creado a partir de la proteína espiga del virus y ha generado también células T, responsables de la respuesta inmune del organismo ante el virus.
  • Esta empresa recibió a principios de julio 1.600 millones de dólares (1.350 millones de euros) del gobierno de Estados Unidos para desarrollar su vacuna, con el compromiso de entregar 100 millones de dosis en enero de 2021.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La empresa estadounidense Novavax ha concluido la fase 1 de su vacuna contra la COVID-19 con resultados prometedores, en los que ha conseguido que el 100% de las personas que recibieron la vacuna generaran anticuerpos IgG, los que se consideran de larga duración, y células T para la respuesta inmune del organismo contra la enfermedad, según ha explicado la compañía en un comunicado.

El ensayo, desarrollado con 131 adultos sanos de entre 18 y 59 años en dos localizaciones diferentes de Australia, ha generado anticuerpos IgG en la primera dosis de la vacuna y células de respuesta inmune en la segunda. Comparadas con los anticuerpos y la respuesta inmune de individuos que contrajeron la enfermedad, los resultados fueron positivos. La vacuna ha sido probada en dos dosis diferentes, de 5 y 25 microgramos, que revelaron una inmunización similar.

Según Novavax, la vacuna fue bien tolerada por la mayoría de los individuos, y las reacciones fueron leves en la mayoría de los casos. En la primera dosis, algunos desarrollaron cierta debilidad, y en casos menos frecuentes dolores de cabeza y fatiga; mientras que en la segunda se incrementaron esos efectos, que duraron de media menos de dos días. No se produjeron efectos secundarios severos.

Esta vacuna, denominada NVX-CoV2373, se ha producido a través de las proteínas espiga del coronavirus SARS-CoV-2, a lo que se añadió el adyuvante 'Matrix-M', una sustancia que hace más efectiva la respuesta inmune.

Leer más: La ciencia podría batir un récord en su búsqueda de una vacuna contra el COVID-19: estos son todos los candidatos que ya se ensayan en humanos

"Los datos de la fase 1 demuestran que la NVX-CoV2373 es una vacuna contra la COVID-19 con buena tolerancia y un perfil de inmunidad robusto", ha declarado el responsable de Investigación y Desarrollo de Novavax, Gregory M.Glenn, que ha asegurado que la creación de anticuerpos en el organismo de quienes recibieron su vacuna fue "mayor de la observada en un grupo de pacientes que tuvieron la enfermedad de forma significativa".

Novavax se ha comprometido a suministrar 100 millones de dosis de la vacuna a Estados Unidos

Novavax recibió a primeros de julio 1.600 millones de dólares (1.350 millones de euros) del Gobierno de Estados Unidos para desarrollar la vacuna, a cambio de entregar 100 millones de dosis a la administración estadounidense al inicio de 2020. Según la empresa, esta financiación ha sido utilizada para el desarrollo clínico de la fase 3 de sus investigaciones y la preparación del proceso de fabricación de la vacuna a gran escala. El Departamento de Defensa estadounidense también ha invertido 60 millones de dólares (51 millones de euros) en este desarrollo.

La compañía también ha recibido una inversión de 388 millones de dólares (328 millones de euros) de la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), una asociación noruega que cuenta con la colaboración de los gobiernos de Noruega e India, la Fundación Bill & Melinda Gates, la Comisión Europea y el Foro Económico Mundial, con aportaciones de otros países como Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Etiopía, Alemania, Japón, México y el Reino Unido.

Las acciones de Novavax sufrían una caída del 32% este martes, pero se recuperaron hasta crecer por encima del 7%, superando los 171 dólares por acción.

La carrera por la vacuna contra el coronavirus

El anuncio de Novavax supone un paso más en la carrera que varias empresas farmacéuticas están realizando en busca de obtener una vacuna contra la COVID-19 que pueda comercializarse a principios del próximo año o incluso antes del final de 2020.

Leer más: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

En ese afán ya están en fases avanzadas la estadounidense Moderna, con una vacuna basada en ARN mensajero que tenía previsto empezar a finales de julio la etapa final de los ensayos con más de 30.000 voluntarios.

También se encuentra en la tercera fase la candidata desarrollada por la Universidad de Oxford (Reino Unido) y la empresa farmacéutica británica Astra Zeneca, que presentaron resultados positivos a finales de julio.

Además, la estadounidense Pfizer, que utiliza la misma tecnología de Moderna, está colaborando con la alemana BioNTech para desarrollar una vacuna, que también ha ofrecido resultados prometedores y se encamina a su tercera fase.

Por su parte, la china CanSino aseguró a principios de julio que estaba estudiando dónde poner en marcha la tercera fase de su vacuna, la primera que llegó a los tests en humanos, para lo que estaba valorando hacerlo en Rusia, Brasil, Chile o Arabia Saudí, según Reuters. Otras dos vacunas del gigante asiático, desarrolladas por Sinovac Biotech y Sinopharm también fueron aprobadas para llegar a fase 3.

Y además