La vacuna contra el COVID-19 de Sanofi y GSK costará menos de 10 euros y los europeos la tendrán al mismo tiempo que los estadounidenses

EEUU compra 100 millones de vacunas contra el coronavirus a Sanofi y GSK
Charles Platiau

Reuters

  • La vacuna contra el COVID-19 está en desarrollo y tanto el laboratorio francés Sanofi, como la empresa británica GlaxoSmithKline (GSK) la pondrán a la venta por un precio menor a 10 euros.
  • "Los franceses y los europeos tendrán la vacuna de Sanofi al mismo tiempo que los pacientes estadounidenses", ha asegurado Olivier Bogillot.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La vacuna contra el COVID-19 está en desarrollo y tanto el laboratorio francés Sanofi, como la empresa británica GlaxoSmithKline (GSK) la pondrán a la venta por un precio menor a 10 euros.

Sin embargo, todavía no está "totalmente definido", según ha indicado este sábado Olivier Bogillot, presidente de Sanofi Francia.

Así, en declaraciones a la radio France Inter, Bogillot ha comentado que a pesar de que todavía "se están midiendo el conjunto de los costes de producción" la dosis de vacuna "estará a menos de 10 euros", según ha recogido Redacción Médica.

Asimismo, ha demostrado su agradecimiento por "compartir los riesgos con los Estados", lo que permite que los precios de la futura vacuna sean los "más bajos posibles".

Leer más: 9 razones por las que deberías esperar una vacuna para el coronavirus en 2021

"Los franceses y los europeos tendrán la vacuna de Sanofi al mismo tiempo que los pacientes estadounidenses", ha asegurado Olivier Bogillot.

En este sentido, según los acuerdos firmados este verano boreal y si la vacuna de Sanofi es eficaz, Estados Unidos tendrá 100 millones de dosis, Europa 300 millones y Reino Unido 60 millones, ha explicado.

"El 31 de julio, la Comisión Europea mantuvo contactos exploratorios con la empresa farmacéutica Sanofi-GSK para adquirir una posible vacuna contra el coronavirus. El contrato previsto con Sanofi-GSK concedería a todos los Estados miembros de la Unión Europea la opción de adquirir la vacuna. Está previsto que, cuando una vacuna haya demostrado ser segura y eficaz contra el COVID-19, la Comisión disponga de un marco contractual para la adquisición de 300 millones de dosis, en nombre de todos los Estados miembros de la UE", ha explicado el organismo. 

Recientemente, España reservó sus primeras 30 millones de dosis de vacuna contra el COVID-19 al laboratorio británico AstraZeneca, tras adherirse a la compra centralizada de la Comisión Europea (CE).

Leer más: Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias

Por su parte, Sanofi y GSK comenzaron los ensayos clínicos en seres humanos de una potencial vacuna contra el COVID-19 después de pruebas preliminares "prometedoras", según un comunicado.

Thomas Triomphe, vicepresidente ejecutivo de Sanofi Pasteur, ha explicado que el lanzamiento de estos ensayos clínicos de las fases 1 y 2 "es una etapa importante y un paso más hacia el desarrollo de una vacuna potencial para ayudarnos a vencer al COVID-19".

"Esperamos con impaciencia los resultados de este estudio, que si son positivos, nos permitirán pasar a la fase 3 (la última antes de una posible comercialización) antes de finales de año", ha agregado Roger Connor, presidente de GSK Vacunas.

"Las 2 firmas esperan presentar una solicitud de homologación en el primer semestre de 2021 y aumentaron sus capacidades de producción para poder fabricar hasta mil millones de dosis en 2021. Sanofi y GSK se comprometen a poner esta vacuna a disposición de todos", han garantizado ambas empresas. 

LEER TAMBIÉN: ¿Es seguro ir al gimnasio durante la pandemia? Todo lo que se sabe hasta ahora del COVID-19 y los espacios deportivos

LEER TAMBIÉN: Así es como debes guardar la mascarilla en el coche si no quieres pagar una multa de 80 euros

LEER TAMBIÉN: Cómo acabar con el COVID-19 en 3 semanas, según un profesor de Harvard

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna