La vacuna española contra el COVID-19 del CSIC funcionaría frente a las nuevas variantes del coronavirus, según la viróloga Isabel Sola

Isabel Sola, investigadora del CSIC.
Isabel Sola, investigadora del CSIC.
CSIC
  • La vacuna del CSIC contra el nuevo coronavirus podría detectar las nuevas variantes del coronavirus originadas en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. 
  • Avanzaría los ensayos clínicos en humanos a finales de 2021 y podría estar disponible en 2022.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El laboratorio que estudia el coronavirus en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sigue volcado en una de las 4 inyecciones españolas que harán frente al nuevo coronavirus

La vacuna del CSIC, con los virólogos Luis Enjuanes e Isabel Sola al frente de la investigación, está incorporando los cambios que presentan las nuevas variantes del virus originadas en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil

"Ya estamos terminando de construir la nuestra [vacuna], adaptada a esas variantes", ha revelado en una entrevista con Nius Diario Isabel Sola.

Más allá de las grandes farmacéuticas: las vacunas españolas que se están produciendo contra el virus

"Hacemos ingeniería, para tener la secuencia que nosotros queremos. (...) En la misma secuencia, incorporas esas variantes. Dentro de 7 meses esperamos que no haya cambiado mucho la situación... Pero ya que vamos un poco por detrás, esta sería la ventaja", ha justificado.

Esto significa que la inyección será eficiente contra las formas más contagiosas y virales del nuevo coronavirus. 

Asimismo, estará más preparada para hacer frente a la mutación que comparten las variantes B.1.531 (Sudáfrica) y P.1 (Brasil): E484K, que que puede ofrecer resistencia a los anticuerpos

Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

Además, los investigadores exploran la administración intranasal e intramuscular, la preferida por los reguladores sanitarios. 

Con la primera de ellas, la candidata evitaría el contagio y la transmisión del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, algo que las vacunas actuales no consiguen al 100%, conforme a las declaraciones de Sola en una entrevista con Nius Diario

"Nuestra vacuna produce anticuerpos y linfocitos T, pero además tiene algo así como una delegación, que es la que produce la respuesta inmune en mucosas: en la puerta de entrada de los patógenos. Se activan las IgA, que están especializadas en funcionar en la mismísima puerta de entrada, para que el virus no pueda entrar siquiera y no pueda replicarse", explica.

13 españolas que están aportando soluciones contra la pandemia del coronavirus

De las vacunas que están en desarrollo en España, la monodosis del CSIC desarrollada por el laboratorio de Enjuanes, es la que más tiempo está tomando por ser también la más compleja

"Das una sola dosis y se multiplica por un factor de mil, e induce una inmunidad esterilizante fuerte", explicitaba en una entrevista con El País el propio Enjuanes.

Sin embargo, lejos de llegar tarde al reparto de vacunas, puntualiza Sola, el fin del coronavirus no parece estar tan cerca como la inmunidad colectiva en los países ricos

"La vacunación ha de ser algo mundial, porque mientras haya virus circulando y haya personas que no producen inmunidad, el virus va a segur ahí", sentencia. 

La prueba de concepto en modelos animales podría estar disponible a finales de 2021, mientras avanzan en los ensayos clínicos humanos, según data Sola a Nius Diario. En esta misma línea, Enjuanes defiende que la vacuna podría estar lista para dentro de un año.

LEER TAMBIÉN: Más allá de las grandes farmacéuticas: las vacunas españolas que se están produciendo contra el virus

LEER TAMBIÉN: BioNTech está interesada en la investigación de una vacuna española del CSIC contra el coronavirus

LEER TAMBIÉN: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna