Por qué la vacuna de Oxford y AstraZeneca es más barata y fácil de distribuir que la de Pfizer o Moderna

A half-dose of Oxford-AstraZeneca's COVID-19 vaccine initially could mean we have double the number doses available when it's approved by regulators.
A half-dose of Oxford-AstraZeneca's COVID-19 vaccine initially could mean we have double the number doses available when it's approved by regulators.

Siphiwe Sibeko/Pool via AP

  • La vacuna contra el COVID-19 de la Universidad de Oxford y AstraZeneca puede ser almacenada a las temperaturas de un refrigerador normal hasta, al menos, 6 meses, mientras que la de Pfizer y BioNTech requiere unas temperaturas muy bajas, por lo que es más cara y difícil de distribuir.
  • El precio es otro factor: la de Oxford y AstraZeneca será más barata, en parte, porque la farmacéutica se ha comprometido a no beneficiarse económicamente de esta vacuna.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La vacuna contra el COVID-19 que han desarrollado la Universidad de Oxford y AstraZeneca —con un 70% de efectividad— supera algunos de los desafíos que tienen las de Pfizer y Moderna, haciéndola más barata y más fácil de distribuir por todo el mundo

Frente al proyecto de Pfizer y BioNTech, la vacuna de Oxford y AstraZeneca no necesita ser almacenada y transportada a muy bajas temperaturas. Esto podría ser especialmente beneficioso para los países en vías de desarrollo. 

AstraZeneca se ha comprometido, además, a no obtener ningún beneficio de la vacuna durante la pandemia, por lo que las dosis serán significativamente más baratas que las de las otras 2 candidatas. 

"La sencilla cadena de suministro de la vacuna y nuestra promesa y compromiso sin ánimo de lucro de ofrecer un servicio amplio, equitativo y oportuno significa que será asequible y estará disponible a nivel mundial, suministrando cientos de millones de dosis en el momento de su aprobación", explica AstraZeneca en un comunicado.

Así es como la carrera por la vacuna ha transformado a Moderna en un gigante valorado en casi 28.000 millones de euros que transformará la biotecnología

La candidata de Oxford y AstraZeneca es conocida como una plataforma de adenovirus-vector: proporciona un virus inactivo para estimular una respuesta inmune. Esto lo hace más estable que las vacunas de ARNm de Pfizer y Moderna, que inyectan material genético que hace que sus cuerpos formen parte del virus, provocando la respuesta inmunológica.

Esta estabilidad hace que pueda ser almacenada, transportada y distribuida en refrigeradores normales con una temperatura de entre 2 y 7 grados por, al menos, 6 meses.

Una vez llegue a su destino, puede ser administrada en los espacios sanitarios existentes, explica la farmacéutica, por lo que no requiere un extra de inversión en equipos de almacenamiento nuevos.

La vacuna de Pfizer, por su parte, sí requiere un sistema de transporte que respete la compleja cadena de frío: tiene que permanecer siempre a menos 70 grados, lo que implica el uso de aviones y vehículos refrigerados, así como de hielo seco y dispositivos de control de temperatura por GPS.

Una vez llegue al centro de salud, tiene que seguir ultracongelada y muchos no están preparados: hay hospitales en grandes ciudades que carecen de las instalaciones necesarias para el almacenamiento de la candidata de Pfizer. Eso ha hecho que exista una lucha por los congeladores, que cuestan entre 4.200 y 12.600, y cuyos fabricantes anticipan meses de retrasos.

La vacuna de Moderna puede ser transportada y almacenada en refrigeradores comunes, pero solo durante un mes: la de Oxford y AstraZeneca aguanta hasta 6 en esas condiciones. Para que la candidata de Moderna aguante más, tiene que permanecer a menos 20 grados.

Además, AstraZeneca se ha comprometido a no obtener ningún beneficio de la vacuna mientras continúe la pandemia, con lo que cada dosis tendrá un coste de entre 2,50 4,20 euros. Para los países en vías de desarrollo, fijarán un precio no sujeto a cambios.

Los países europeos pagarán las dosis a un precio de 2,50 euros, según ha informado The Telegraph.

Por el contrario, Pfizer cobrará a EEUU 16,3 euros por inyección en las primeras 100 millones de dosis, según ha informado su socia, BioNTech, que añade que el precio cambiará según el tamaño de la compra. Cada persona necesita 2 dosis de la vacuna, por lo que el coste total sería de 32,6 euros por individuo.

El CEO de Moderna, Stéphane Bancel, comentó a Welt am Sonntag que cobrará entre 21 y 31 euros por dosis, dependiendo del tamaño de la compra, lo que este considera "un precio justo".

La última ventaja potencial de la vacuna de Oxford es su fabricación. Los ensayos sugieren que su efectividad es del 70% — pero alcanzó el 90% en una modalidad que contiene media dosis, seguida de una dosis completa, según los resultados. En el ensayo, esto fue incluso más efectivo que 2 dosis completas.

La vacuna de Universidad de Oxford podría estar lista antes de finales de año y hay "una pequeña posibilidad" de que se empiece a distribuir para Navidad

Eso significa que se puede vacunar a más gente de la que se esperaba, aunque se necesita más investigación.

El profesor Andrew Pollard, el investigador que dirige los ensayos, ha dicho este lunes que ese hallazgo de la media dosis es "intrigante" y que podría significar que "tendrán muchas más dosis para distribuir".

LEER TAMBIÉN: La carrera por la vacuna del coronavirus está lejos de tener un ganador claro pese a los primeros resultados: estas son las opciones de AstraZeneca y Johnson & Johnson

LEER TAMBIÉN: Los expertos creen que la vacuna no inmunizará para siempre contra el coronavirus y advierten de que se necesitarán dosis de refuerzo

LEER TAMBIÉN: El plan de vacunación del Gobierno: arrancará en enero, habrá 13.000 puntos habilitados y aplicará a toda España

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Salud