Los vacunados con Johnson & Johnson tienen una mejor respuesta inmune con refuerzos de Moderna y Pfizer que con una segunda dosis de Janssen

A vial of Johnson & Johnson (Janssen's) Covid-19 vaccine.
A vial of Johnson & Johnson (Janssen's) Covid-19 vaccine.

Eduardo Sanz/Europa Press via Getty Images

  • Los inmunizados con Johnson & Johnson pueden obtener una mejor respuesta inmune con un refuerzo de Moderna y Pfizer, según un nuevo estudio. 
  • Generan muchos más anticuerpos después de una inyección de Moderna o Pfizer, que con una segunda de Janssen. 
  • No obstante, unos niveles de anticuerpo más altos no significan que necesariamente una persona esté más protegida contra el coronavirus. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El primer estudio realizado en Estados Unidos sobre la combinación de refuerzos de las vacunas desarrolladas contra el COVID-19 de Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson ha salido a la luz. 

Los datos parecen asegurar que se puede reforzar cualquier vacuna de las autorizadas con cualquier otra de forma segura. Aunque reforzar la de J&J con la de Moderna o Pfizer puede provocar una respuesta inmunitaria más fuerte, al menos al principio.

El nuevo estudio, financiado por los Institutos Nacionales de Salud del país, ha evidenciado ante todo que mezclar y combinar las vacunas del COVID-19 es algo perfectamente seguro

"Lo que muestra el estudio es que, independientemente de lo que un individuo haya recibido originalmente, el refuerzo con una de las 3 vacunas que evaluamos, Moderna, Janssen y Pfizer, da lugar a buenas respuestas de anticuerpos en cada uno de los grupos", ha declarado a Business Insider el autor principal del estudio, el Dr. Robert Atmar, del Baylor College of Medicine. 

Un gráfico muestra los efectos secundarios más comunes de las dosis de refuerzo contra el COVID-19 de las vacunas de Pfizer, Moderna y Janssen

En el estudio mixto se han inscrito 458 personas de 10 centros médicos diferentes de EEUU que se vacunaron completamente con las candidatas de Moderna, Pfizer o J&J [Janssen]. 

Los voluntarios han recibido un refuerzo con una de esas 3 vacunas, lo que ha dado lugar a 9 combinaciones diferentes. Los investigadores han analizado la sangre de estos voluntarios periódicamente durante el mes siguiente a la administración, comparando los niveles de proteínas que combaten al virus, llamadas anticuerpos neutralizantes. 

El estudio proporciona algunas de las pruebas más claras hasta ahora de que todas las vacunas de refuerzo —Pfizer, Moderna y J&J— aumentan los niveles de anticuerpos, pero que un refuerzo de la vacuna de Moderna o Pfizer produce una respuesta más fuerte que otro pinchazo de J&J. 

Esto es similar a lo que los investigadores han encontrado al reforzar la vacuna de AstraZeneca con Pfizer.

Los vacunados con Janssen han registrado la respuesta inmunitaria más fuerte tras los refuerzos de Pfizer y Moderna

La mejora más clara en las respuestas de anticuerpos neutralizantes —que son un sustituto imperfecto, pero fácil de probar, para medir la inmunidad inicial inducida por la vacuna— provino de las personas que recibieron inicialmente la vacuna de J&J.

En este grupo, una inyección de refuerzo de J&J aumentó los niveles de anticuerpos neutralizantes en 4,2 veces de media. 

Sin embargo, los receptores de J&J que se vacunaron con Moderna experimentaron un aumento de anticuerpos de 76 veces, y el refuerzo de Pfizer produjo un aumento de 35 veces

Las diferencias entre estos grupos fueron estadísticamente significativas, lo que significa que es muy poco probable que sean producto del azar.

Chanei Henry, coordinador principal de investigación de virología molecular y microbiología en el Baylor College of Medicine, prepara una vacuna COVID-19.
Chanei Henry, coordinador principal de investigación de virología molecular y microbiología en el Baylor College of Medicine, prepara una vacuna COVID-19.

Baylor College of Medicine

Los investigadores advierten que, con sólo unas 50 personas en cada grupo, este estudio es demasiado pequeño para comparar de forma justa las diferentes combinaciones de refuerzos de las vacunas. 

Y el limitado tiempo de seguimiento del ensayo (de sólo un mes) no nos dice cuán duradera puede ser la protección de cada refuerzo a largo plazo. 

Atmar explica que este estudio "no se diseñó para hacer realmente comparaciones entre diferentes grupos", sino para "proporcionar rápidamente datos para las decisiones de salud pública".

Aun así, reconoce, "lo natural" es que la gente "quiera hacer comparaciones". Y las tablas muestran marcadas diferencias:

Las mismas tendencias anteriores son válidas para los títulos de anticuerpos neutralizantes, una imagen más duradera (aunque todavía no perfecta) de la inmunidad inducida por la vacuna. 

Los anticuerpos no lo son todo cuando se trata de la inmunidad

Atmar aclara que esto no significa que todos necesitemos refuerzos de ARNm

"No creo que queramos acabar reforzando a la gente cada 6 meses", dice. 

Aunque los anticuerpos son una parte clave de la respuesta inmunitaria inicial del organismo, hay otros componentes de la memoria inmunitaria a largo plazo, como la respuesta inmunitaria celular, que no se han medido en este estudio. 

En cuanto a los efectos secundarios, la queja más común después del refuerzo ha sido mayoritariamente un leve dolor en el brazo, —notificada por más del 70% de los pacientes en todos los grupos de mezcla y combinación—.

En España, hasta ahora, la vacuna de refuerzo contra el coronavirus sólo se ha autorizado para las personas mayores de 70 años. Esta deberá administrarse al menos 28 días después de la dosis anterior en la mayoría de los casos y será de ARNm.

No obstante, Europa ha autorizado ya las dosis de refuerzo con Pfizer para toda la población general. Mientras recomienda Moderna para inmunodeprimidos. Por lo que los países próximamente podrían optar por empezar las campañas con dosis de refuerzo para toda la población. 

Otros artículos interesantes:

Los 5 beneficios de las dosis de refuerzo que van más allá de la eficacia de la vacuna

6 preguntas resueltas sobre las dosis de refuerzo de las vacunas del COVID-19

Las dosis de refuerzo empiezan a ser una realidad: qué grupos recibirán primero una tercera inyección

Te recomendamos

Y además