Las vacunas contra el COVID-19 han evitado al menos 20 millones de muertes en el mundo, pero podrían haber sido muchas más, señala un estudio

Niña recién vacunada contra el COVID-19

Kai Pfaffenbach/Reuters

Ya se sabía que las vacunas contra el COVID-19 salvan vidas, pero ahora hay una cifra que especifica su poder: han evitado 19,8 millones de muertes directas e indirectas durante el primer año de su administración.

Es el cálculo que hace un nuevo estudio, publicado en The Lancet este jueves 23 y elaborado por investigadores del Imperial College London (Reino Unido), que estima que estas inyecciones evitaron 14,4 millones de fallecimientos por coronavirus en 185 países y territorios entre el 8 de diciembre de 2020 y el mismo día de 2021.

Esta cantidad se eleva hasta los 19,8 millones de muertes prevenidas al utilizar el exceso de fallecimientos "como una estimación del verdadero alcance de la pandemia", lo que representa una reducción global del 63% durante el primer año de los programas de vacunación de COVID-19.

Vacunas o infección con COVID-19: ¿qué inmunidad es más fuerte?

Los autores admiten limitaciones como la de calcular el verdadero número de muertes por la pandemia, ya que cada país las notifica de manera diferente (según la OMS, han fallecido 15 millones de personas por causa directa o indirecta) y advierten que se podrían haber salvado muchas vidas con un acceso más equitativo

De acuerdo con ellos, los países de ingresos altos y Europa fueron los más beneficiados —porque se administraron más dosis y por los mayores niveles de cobertura vacunal alcanzados antes de la variante delta—. 

Por el contrario, en los países de bajos ingresos, se podría haber evitado un 45% adicional de las muertes si cada país hubiera cumplido el objetivo de cobertura de vacunación del 20% establecido por COVAX, y un 111% adicional si se hubiera cumplido la meta del 40% establecido por la OMS para finales de 2021, señalan.

Por qué España sigue investigando vacunas contra el coronavirus

"La vacunación contra el COVID-19 ha alterado sustancialmente el curso de la pandemia, salvando decenas de millones de vidas en todo el mundo. Sin embargo, el acceso inadecuado a las vacunas en los países de bajos ingresos ha limitado el impacto en estos entornos, lo que refuerza la necesidad de la equidad y la cobertura de las vacunas a nivel mundial", concluyen los investigadores.

"Se podría haber hecho más", afirma Oliver Watson, autor principal del estudio. Aun así, "probablemente se han salvado millones de vidas al poner las vacunas a disposición de la gente en todas partes, independientemente de su riqueza", añade, según recoge Financial Times, que informa de que los expertos consideran que ahora el problema es la mala distribución.

El estudio ha recibido financiación de la OMS, la Fundación Bill y Melinda Gates, Schmidt Science Fellowship en colaboración con el Rhodes Trust, el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, Gavi —la Alianza para las Vacunas—, el Instituto Nacional de Investigación Sanitaria británico y la Comunidad Jameel.

Otros artículos interesantes:

Cómo responder a toda la gente negacionista, con teorías de la conspiración o con dudas sobre las vacunas del COVID-19

Pfizer y Moderna ingresaron 9 de cada 10 euros de la venta de vacunas en 2021: qué se puede esperar de las farmacéuticas este año

El COVID-19 ha provocado 15 millones de muertes en el mundo, según una nueva estimación de la OMS que duplica las cifras oficiales

Te recomendamos