Más allá de las grandes farmacéuticas: las vacunas españolas que se están produciendo contra el virus

El equipo de Isabel Sola, Luis Enjuanes y Sonia Zúñiga que investiga la vacuna contra el coronavirus en el CSIC.
El equipo de Isabel Sola, Luis Enjuanes y Sonia Zúñiga que investiga la vacuna contra el coronavirus en el CSIC.
CSIC
  • España ya cuenta con cuatro vacunas de grandes farmacéuticas internacionales para hacer frente al coronavirus. 
  • Con menos visibilidad y recursos, varios proyectos españoles siguen también avanzando en la creación de candidatos contra el virus y podrían ser fundamentales cuando llegue el momento. 
  • "Es importante que España pueda tener cierta independencia", asegura Isabel Sola, viróloga del CSIC y responsable del desarrollo de una vacuna contra el COVID-19.
  • Estos son algunos de los proyectos más destacados que se están llevando a cabo en España para desarrollar una vacuna nacional contra el virus. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con la reciente aprobación de la vacuna de Johnson & Johnson, España suma cuatro inyecciones a su cartera para luchar contra el coronavirus. 

Con el objetivo de alcanzar la inmunidad de rebaño durante el verano y con una campaña de vacunación lastrada por los retrasos de las farmacéuticas y los obstáculos logísticos, toda nueva vacuna es bienvenida a un escenario en el que parece que necesitaremos dosis de refuerzo durante mucho tiempo. 

Aunque menos visibles y con menos apoyos, varios proyectos españoles avanzan hacia la creación de una vacuna contra el coronavirus y los expertos advierten de que tener una vacuna propia sería muy beneficioso para España. 

"Es importante que España pueda tener cierta independencia", aseguraba Isabel Sola, viróloga del CSIC y responsable del desarrollo de una vacuna contra el COVID-19, en una entrevista con Business Insider España.

Los investigadores a cargo de las vacunas españolas aseguran que están recibiendo un apoyo absoluto por parte del Gobierno y tienen confianza en que sus vacunas seguirán siendo necesarias cuando lleguen al mercado. 

El último frenazo a la vacuna de AstraZeneca abre otra grieta en el plan de inmunizar al 70% de la población antes de que acabe el verano

"El apoyo que estamos teniendo desde el CSIC y el Ministerio de Ciencia es total", aseguraba Sonia Zúñiga, investigadora del Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CNB-CSIC) y que actualmente trabaja en un grupo que está desarrollando una vacuna contra el virus, en otra entrevista con Business Insider España.

Los investigadores no están preocupados por la posibilidad de que la aprobación de las vacunas de farmacéuticas más potentes vayan a hacer innecesarias las que ellos están realizando. 

"Existe espacio para la mejora de las vacunas, y tiene sentido seguir desarrollando mejores vacunas que, no olvidemos, tienen que llegar a todos los rincones del mundo", recuerda Zuñiga.

Además, aunque las vacunas que ya han publicado los resultados de su última etapa han demostrado ser seguras y eficaces contra la enfermedad severa, sigue habiendo muchos interrogantes sobre algunos aspectos que influyen en su capacidad para frenar la pandemia. 

"Hay que tener en cuenta que las vacunas que van más adelantadas parece que protegen de la enfermedad, pero no pueden demostrar su eficacia en evitar la infección. De hecho, teniendo en cuenta los resultados preclínicos en modelos animales, es muy probable que no la eviten", adelanta Zúñiga. 

España paraliza durante 15 días la vacunación con las dosis de AstraZeneca

"Tampoco, por razones obvias dado que los ensayos clínicos siguen en marcha hasta el 2022, se sabe cuánto durará la protección que confieran estas primeras vacunas", recuerda la investigadora.

"Por tanto, tiene sentido seguir desarrollando nuevas vacunas, especialmente si suponen una diferencia tecnológica o una mejora respecto a las que llegarán primero", concluye.

Las tres apuestas del CSIC: una de ellas podría empezar ensayos en humanos en abril 

La más avanzada es la que está diseñando el laboratorio de Mariano Esteban, que utiliza un virus atenuado de la viruela como vector y que ya ha mostrado buenos resultados en estudios preclínicos, revelando una eficacia del 100% en ratones humanizados. 

Se espera que los ensayos clínicos comiencen este mismo mes para poder probar la vacuna en humanos y el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha asegurado que podría ser aprobada a mitad de este año. 

Por otro lado, la vacuna del laboratorio dirigido por Vicente Larraga, basada en ADN recombinante, "también ha mostrado recientemente resultados muy prometedores en su eficacia en el modelo de ratón humanizado", recordaba Sonia Zuñiga.

La Unión Europea podría estar planteándose utilizar dosis de refuerzo de la vacuna rusa

El científico ha asegurado que espera que esté lista a finales de este año y ha subrayado que puede rehacerse rápidamente para adaptarse a las variantes si es necesario. 

La que está siendo desarrollada en laboratorio de Luis Enjuanes e Isabel Sola va más retrasada porque "es la más compleja de las tres", explicaba Zuñiga, que trabaja en ese proyecto. 

A pesar de ir más lenta, es la que genera más esperanzas por su alta capacidad para inducir una fuerte respuesta inmunitaria. "Das una sola dosis y se multiplica por un factor de mil, e induce una inmunidad esterilizante fuerte", explicaba el propio Enjuanes a El País

La vacuna de Algenex también estaría lista para iniciar ensayos en humanos el mes que viene 

La compañía Algenex está desarrollando un candidato que induce la respuesta inmunogénica a través de la inoculación de proteínas del virus. 

La biotecnológica está utilizando una tecnología de fabricación pionera basada en la utilización de crisálidas de insectos a modo de biorreactores que, de recibir luz verde para uso humano, podría marcar un antes y un después en la velocidad y coste de producción de vacunas.

El impacto de un año de pandemia en salud mental: los profesionales empiezan a afrontar las consecuencias de las crisis

La compañía está terminando los estudios preclínicos y a partir de abril estará lista para iniciar los ensayos en humanos, según recoge Libertad Digital, aunque necesitará asociarse con empresas mayores o lograr financiación para responder a las exigencias económicas de avanzar en la producción de la vacuna. 

Las vacunas de las biotecnológicas navarras 

La Asociación Española de Bioempresas (AseBio) recoge la labor que están haciendo las biotecnológicas en la lucha contra la pandemia y señala las startups navarras que están desarrollando vacunas en fases más iniciales. 

"InnoUp Farma, junto con la Universidad de Navarra, están trabajando para el desarrollo de una vacuna oral para SARS-CoV-2 basada en nanopartículas. La tecnología de InnoUp permite introducir una determinada sustancia en nanopartículas para que pueda actuar como vacuna", explica AseBio. 

Crece la tensión entre Reino Unido y la Unión Europea mientras se cruzan acusaciones por las vacunas

"Por otra parte, la compañía 3P Biopharmaceuticals, junto con la francesa Osivax, están colaborando en el desarrollo de la vacuna candidata contra la COVID-19 llamada OXO-CoV", señala. 

Cataluña y Galicia, centros de desarrollo de vacunas contra el coronavirus 

Investigadores de Barcelona, Madrid, Santiago de Compostela y Bruselas están trabajando para desarrollar la primera vacuna española basada de ARN mensajero. 

Aunque hasta la fecha no había sido capaz de producir ninguna vacuna apta para uso humano, el volumen de inversión destinado a encontrar soluciones contra el virus ha impulsado la investigación de ARN mensajero y ha validado una alternativa terapéutica que promete revolucionar muchas áreas de la medicina. 

Pfizer y Moderna han sido las grandes abanderadas de esta tecnología al lograr primero la aprobación para sus vacunas que, además, tienen hasta ahora el porcentaje de eficacia más alto. 

Ahora, un grupo español está sacando adelante su propia vacuna contra el coronavirus con esta plataforma vacunal y aseguran que podría estar disponible en 2022. 

Así lo ha asegurado el investigador del IDIBAPS-Hospital Clínic, Felipe García, que además explica las diferencias que hay entre su proyecto y las vacunas desarrolladas por Pfizer y Moderna. 

Pfizer y BioNTech podrían aumentar su capacidad de fabricación a 3.000 millones de dosis de cara al año que viene

"Nosotros hemos diseñado el ARN de forma distinta: ellos cogieron toda la proteína S completa y nosotros escogemos algunos trozos, los que generan mayor respuesta del sistema inmune, siguiendo un modelo computacional", explica. 

Por otro lado, en el Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares (CiQUS), vinculado a la Universidad de Santiago de Compostela, se están desarrollando dos candidatos vacunales. 

El más destacado, dirigido por José Manuel Martínez Costas, utiliza una nueva metodología, desarrollada en el propio centro y patentada por la USC, según explica el CiQUS

La vacuna introduce proteínas del coronavirus para inducir la inmunidad a través de microesferas y la tecnología reduce costes y permite una mayor rapidez. 

El proyecto está a punto de iniciar los ensayos clínicos en Alemania y no espera tener la vacuna antes de 2022. 

Te recomendamos

Y además