Las vacunas contra el coronavirus no están funcionando bien en algunas personas con enfermedades previas

Sanitaria prepara una vacuna contra el COVID-19.

REUTERS/Juan Medina

  • Los fabricantes de vacunas no incluyeron a personas con inmunodeficiencias ni algunas enfermedades en sus ensayos, por lo que no hay información sobre cómo afectan estas personas. 
  • Por ahora, los primeros estudios señalan que las vacunas ofrecen protección a las personas inmunodeprimidas, aunque quizá algo menor que al resto de pacientes. 
  • Sin embargo, hay preocupación en torno a los pacientes de algunos tipos de cáncer o recién trasplantados, ya que parece que algunos medicamentos que reciben estarían relacionados con una menor respuesta a la vacuna. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las vacunas aprobadas hasta ahora por los organismos reguladores contra el coronavirus han demostrado su eficacia y su seguridad en los ensayos clínicos y esos datos se están viendo avalados por el despliegue en el mundo real. 

Sin embargo, la administración de las vacunas en la población general también permite identificar cómo funcionan las vacunas en algunos grupos de personas que no tuvieron representatividad en los ensayos clínicos. 

Aunque aún falta mucha evidencia científica y los primeros estudios que hay a veces llegan a conclusiones contradictorias, parece que las vacunas podrían no ser eficaces en algunas personas con ciertas enfermedades. 

La combinación de vacunas es posible: por qué las de ARN mensajero podrían salir beneficiadas en el mercado

Ya en una entrevista anterior con Business Insider España, José María García Ruiz de Morales, jefe de inmunología del Hospital de León, advertía de que su única duda con las nuevas vacunas era su eficacia en algunos tipos de personas con  enfermedades autoinmunes. 

"Estaríamos hablando de ciertos individuos con una susceptibilidad genética a padecer determinadas enfermedades autoinmunes. Yo sería cauto en ese grupo de población y antes de administrar estas vacunas de forma masiva a gente con enfermedades autoinmunes me gustaría tener un ensayo de fase con estos pacientes", reflexionaba. 

Las personas con inmunodeficiencias no fueron incluidas en los ensayos clínicos y los primeros datos sugieren que las vacunas ofrecen cierta protección, aunque quizás en menor grado, para la mayoría de los pacientes con VIH y enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, según recoge el Washington Post.

Las farmacéuticas disparan sus beneficios con la pandemia: qué laboratorios han ganado más dinero y qué puede pasar el resto del año

Sin embargo, algunos pacientes con ciertos tipos de cáncer de sangre o que han recibido un trasplante están causando preocupación. 

"La abrumadora mayoría de los pacientes trasplantados, incluso después de una segunda dosis de la vacuna, parecen tener una protección subóptima —si es que tienen alguna— de la vacuna, lo cual es aterrador, decepcionante y un poco sorprendente", dice Dorry Segev, investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, al Washington Post. 

Parte de la respuesta debilitada parece estar relacionada con ciertos fármacos inmunosupresores y, potencialmente, con un esteroide prescrito habitualmente.

El CEO de Roche asegura que liberar las patentes será "una catástrofe"

La buena noticia, según Segev, es que los científicos confían en algunas soluciones potenciales, como refuerzos o inyecciones de alta dosis, pero hay que realizar ensayos para validarlas. 

Sin embargo, algunos pacientes con tipos de cáncer de sangre están mostrando respuestas tan malas a las vacunas, que Mounzer Agha, hematólogo del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh y autor principal de un estudio sobre los cánceres de sangre y las vacunas, temen que ni siquiera mejore con más dosis. 

Agha señala al Washington Post que estas personas tendrán que confiar en que todo el mundo a su alrededor se vacune para su propia protección. 

Otros artículos interesantes:

No todos los europeos quieren vacunarse tanto como los españoles: qué pasa si los demás países no llegan a la inmunidad de rebaño

Un científico español crea un test para diagnosticar el coronavirus en 4 minutos

Cómo el conflicto legal con AstraZeneca podría aumentar la tensión política: Europa quiere las dosis que se fabrican en Reino Unido

Te recomendamos

Y además