Las vacunas del COVID-19 están relacionadas con un ligero retraso de la menstruación, pero el efecto es temporal

mentrual health menstruation female anatomy period blood pad tampon cycle toiletries cox

Crystal Cox/Business Insider

  • La vacunación contra el COVID-19 está relacionada con un ligero, pero insignificante, cambio en la duración del ciclo menstrual. 
  • Según los investigadores, el estudio tranquilizará y confirmará a las mujeres preocupadas por los efectos reproductivos de la vacuna. 
  • Pero se necesitan más investigaciones para comprender cómo las vacunas pueden afectar a la menstruación. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las vacunas desarrolladas contra el COVID-19 parecen alterar ligeramente la duración del ciclo menstrual, pero el efecto suele ser mínimo y temporal, según un estudio que analiza a casi 4.000 residentes de Estados Unidos que utilizan el control de natalidad de la app Natural Cycles. 

En concreto, al comparar a las menstruantes vacunadas y no vacunadas, los investigadores han descubierto que las que se han vacunado tenían ciclos ligeramente más largos (menos de un día) de lo habitual. 

La duración de sus periodos se mantuvo igual y sus ciclos volvieron a la normalidad en uno o 2 meses. 

Los resultados pueden resultar tranquilizadores para las mujeres en cuanto a la seguridad de las inyecciones, ya que un ciclo ligeramente desajustado "no va a ser perjudicial desde el punto de vista médico", tal y como ha explicitado a The New York Times el Dr. Hugh Taylor, ginecólogo de Yale, que no ha participado en el estudio. 

Más de 3.500 mujeres han experimentado cambios en la menstruación después de recibir la vacuna, pero los expertos aseguran que no hay motivos para preocuparse

Los hallazgos también confirman los reportes de mujeres que han notificado cambios menstruales después de la vacuna pero que no habían obtenido respuestas sobre el porqué, dicen los investigadores. 

"La gente quiere esta información para saber qué esperar cuando se vacune", apunta la autora principal, la Dra. Alison Edelman, ginecóloga y obstetra de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, también en EEUU, en un comunicado de prensa. 

"Esto es especialmente relevante para aquellos individuos —incluyendo los que pueden estar esperando lograr, o evitar, el embarazo— donde cualquier cambio en la duración de un ciclo mensual podría ser preocupante".

Los resultados no pueden aplicarse a todas las menstruantes 

Dado que el estudio sólo siguió a las usuarias de Natural Cycles, sus resultados no pueden aplicarse a todas las personas que menstrúan, incluidas las que utilizan métodos anticonceptivos hormonales como la píldora o el DIU. 

Además, los investigadores reconocen que las usuarias de Natural Cycles suelen ser de raza blanca, con estudios universitarios y con un IMC bajo

El estudio tampoco ha tenido en cuenta aspectos ajenos al ciclo menstrual y a la duración de la regla, como la frecuencia con la que las inyecciones pueden afectar al síndrome premenstrual o contribuir a la aparición de manchas, tal y como han notificado algunas mujeres.

Y, aunque, en promedio, las vacunas no han afectado mucho a las mujeres del estudio, algunas se vieron significativamente afectadas, con cambios de hasta 8 días, tal y como ha revelado Edelman a The Times. 

No está claro por qué las vacunas pueden alterar ligeramente los ciclos menstruales 

Hay algunas teorías que podrían ayudar a explicar lo que ocurre con las vacunas y la menstruación.

Por un lado, una inyección estresa al cuerpo, había señalado previamente a Business Insider la doctora Kelly Culwell, ginecóloga y obstetra de San Diego, en EEUU.

"Es necesario estresar al cuerpo para que se produzcan los anticuerpos, y los ciclos menstruales dependen en gran medida del estrés", explica. 

"Esto puede ser algo que sucede con otras vacunas también", añade, es sólo que no hemos tenido una situación de vacunación masiva y los medios de comunicación para plantear la cuestión tan claramente como ahora.  

7 signos de que te has contagiado con la variante ómicron

La Dra. Jen Gunter, ginecóloga y obstetra, también escribió el pasado mes de abril que sospechaba que los cambios en la menstruación estaban relacionados con la forma en que la respuesta inmunitaria del cuerpo a la vacuna afecta al endometrio, o al revestimiento del útero que se hace más grueso durante la menstruación. 

Pero está claro que se necesita más investigación

Mientras tanto, las mujeres deberían hablar con sus médicos sobre cualquier cambio en el ciclo menstrual que no vuelva a la normalidad después de uno o 2 periodos, tal y como había sugerido previamente a Business Insider la doctora Jessica Shepherd, ginecóloga y obstetra. 

Además, otro problema de salud, como el síndrome de ovario poliquístico, el hiper o hipotiroidismo, los pólipos uterinos o los fibromas, podría ser el culpable.

"Incluso fuera de lo relacionado con el COVID-19, muchas veces cuando atiendo a mujeres, cualquiera que sea su condición o estado de enfermedad, piensan que podrían ser las únicas que están pasando por eso", señala Shepherd. "Así que sigue siendo importante transmitir ese mensaje de que no están solas en el camino".

Otros artículos interesantes:

Las embarazadas transmiten menos anticuerpos contra el COVID a los niños que a las niñas, una pista que muestra por qué los hombres son más vulnerables al virus

Una mujer dio positivo en COVID durante un vuelo transatlántico y permaneció aislada durante 5 horas en el baño del avión

Los 25 síntomas del COVID-19 asociados a las nuevas variantes: desde alfa hasta ómicron

Te recomendamos