Las vacunas reducen el riesgo de COVID-19 grave en al menos un 90% de los casos según un inmenso estudio en el que han participado 23 millones de personas

vacuna coronavirus

Reuters/ Dado Ruvic

  • Las vacunas reducen el riesgo de padecer COVID-19 grave en al menos un 90%, según un estudio realizado sobre 23 millones de personas.
  • La protección de la vacuna contra el COVID-19 duró al menos 5 meses en personas de entre 50 y 75 años.
  • Este estudio se suma a un conjunto creciente de pruebas tomadas en condiciones reales que demuestran que las vacunas protegen contra el COVID-19 grave.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las vacunas reducen el riesgo de contraer un coronavirus grave en al menos un 90% de las personas de 50 años o más, según ha revelado un estudio realizado en condiciones reales sobre casi 23 millones de personas.

Este, llevado a cabo por la organización científica Epi-Phare, respaldada por el gobierno francés, ha descubierto además que 5 meses después de la vacunación, las personas mayores de 75 años tenían un 94% menos de probabilidades de ser hospitalizadas que las personas no vacunadas del mismo grupo de edad.

La reducción del riesgo para las personas de entre 50 y 74 años era incluso mayor, un 97%, según señalan los autores en un comunicado de prensa publicado este lunes.

"Esto significa que las personas vacunadas tienen 9 veces menos riesgo de ser hospitalizadas o de morir a causa del COVID-19 que las no vacunadas", declaró a la agencia France-Presse el epidemiólogo Mahmoud Zureik, que supervisó la investigación, según The Guardian.

El estudio, que utilizó datos del Sistema Nacional de Datos Sanitarios de Francia, es uno de los mayores de los que se han hecho hasta ahora de este tipo, ya que comprende un total de 22,6 millones de personas.

Entre ellas, 7,2 millones mayores de 75 años y 15,4 millones de personas de entre 50 y 74 años.

El informe se suma a un conjunto creciente de investigaciones llevadas a cabo en condiciones reales en países como Reino Unido, EEUU e Israel según las cuales las vacunas se mantienen contra la COVID-19 grave durante al menos 5 meses.

El coronavirus podría ser pronto fácil de tratar: pastillas, inhaladores y espráis nasales muestran ya resultados prometedores

Zureik declaró a la agencia France-Presse que evitar las infecciones más graves era "el principal objetivo de sanidad pública".

"Una epidemia sin infecciones graves ya no es una epidemia", comentó.

La mayoría de las personas, el 85,3%, del grupo de edad de más de 75 años había recibido la vacuna COVID-19 de Pfizer. Un número menor recibió las vacunas de Moderna y AstraZeneca, con un 8,7% y un 6,1% respectivamente.

En el grupo de edad más joven, el 53,6% recibió la vacuna de Pfizer, el 39,2% la de AstraZeneca y el 7,1% la de Moderna.  

El corte del estudio fue el 20 de julio, lo que significa que solo incluye un mes de datos para la variante Delta, altamente infecciosa y que se volvió dominante en Francia en junio.

Zureik declaró a la agencia France Presse que se trataba de "un periodo muy corto para evaluar el impacto real de la vacunación en esta variante", y añadió que la investigación sobre la misma está en curso.

Otros artículos interesantes:

5 cosas que han cambiado en el coronavirus que deberías conocer

Un fármaco oral experimental se muestra eficaz contra las variantes del coronavirus, incluida delta

Los niños no enferman de manera más grave con la variante Delta del coronavirus, según un nuevo estudio

Te recomendamos

Y además