Cómo generar valor añadido en los negocios mediante tecnologías disruptivas y el análisis de los datos de clientes, a pesar de la pandemia

De izquierda a derecha, Inés Guzmán, responsable de Operaciones de Accenture; Jesús Pascual, CEO del Grupo Antolín, y Javier Uriarte, director general de Comercialización de Endesa.
De izquierda a derecha, Inés Guzmán, responsable de Operaciones de Accenture; Jesús Pascual, CEO del Grupo Antolín, y Javier Uriarte, director general de Comercialización de Endesa.

Accenture

  • La pandemia ha supuesto que numerosas compañías se enfrenten a profundos cambios, algunos que ya estaban implementando y otros que se han visto acelerados.
  • Con la integración de nuevas tecnologías y el análisis de la información de los clientes, los modelos de negocio avanzan ahora hacia la consecución de un valor añadido en sus respectivos ámbitos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con el COVID-19, muchas compañías se han enfrentado a profundos cambios en su organización y en la forma de relacionarse con clientes y otros socios. En parte, algunas tecnologías, como la Inteligencia Artificial (IA), el análisis de numerosos datos y el cloud, han permitido que los avances supongan ventajas, en lugar de complicaciones.

Según el informe Operaciones inteligentes para los negocios del futuro, elaborado por Accenture, el 34% de las compañías españolas quieren estar preparadas para dicho futuro, aunque por el momento tan solo el 2% de todas las empresas de España lo están. 

Tan solo el 2% de las empresas españolas están preparadas para el futuro.
Tan solo el 2% de las empresas españolas están preparadas para el futuro.

Operaciones inteligentes para los negocios del futuro / Accenture

A nivel global, el acercamiento y aprovechamiento de las operaciones inteligentes podría suponer 4,4 billones de euros en beneficios para las compañías que se adapten. Para ello, Inés Guzmán, responsable de Operaciones de Accenture, ha destacado lo que ella denomina "3 pasos mágicos": marcar una visión del valor que se quiere generar con ambición; definir el camino y los pasos, y un nuevo modelo operativo que combine tecnología, datos y personas.

NextNow: el bienestar emocional, la formación, las nuevas formas de relacionarnos, los entornos híbridos y la tecnología definirán el futuro del trabajo

De esta forma, durante la mesa redonda titulada Aportando valor 360º a través de las operaciones inteligentes, ejemplificó estas mediante el uso del VAR en el fútbol, que une tecnología puntera con datos en tiempo real centralizados en la mesa de arbitraje. 

En dicha mesa, además, Jesús Pascual, CEO del Grupo Antolín, y Javier Uriarte, director general de Comercialización de Endesa, ofrecieron los casos concretos de sus compañías, mediante la transformación a la que las mismas se han visto obligadas por la pandemia.

Tecnología para aumentar la productividad

El sector de la automoción ha sido uno de los más afectado por la pandemia global. Sin embargo, el futuro puede ser optimista, ya que se estima que para 2023 el mercado crezca un 9,6%, alcanzando 1,47 millones de vehículos, según la última edición del Arval Mobility Observatory, de Arval. 

Este crecimiento también implicará beneficios en las empresas dedicadas al diseño y creación de los interiores de los vehículos, como el caso del Grupo Antolín. Concretamente, la compañía visualizó el momento de la pandemia como una oportunidad para dar un mayor valor a sus piezas, apostando por la iluminación de los vehículos, ayudando a que el conductor se informe de la temperatura o la seguridad, entre otras.

De esta forma, la empresa ha hecho especial hincapié en la integración de componentes asociados a tecnologías disruptivas, como lo relacionado con temas gestuales (reconocimiento facial, de pupila o del cansancio del conductor), que proporcionen mayor confort al conductor. 

"La tecnología haca que necesitemos mucha más información y que estemos conectados directamente con el coche", explicó Jesús Pascual, CEO del Grupo Antolín. Sin embargo, la implementación de estas operaciones no solo se limita al interior de los vehículos, sino también a su proceso de fabricación.

La compañía cuenta, a nivel mundial, con presencia en 26 países, 150 centros productivos y casi 2.000 puntos de distribución, por lo que los cambios no se pueden producir en todos los sitios al mismo tiempo. Aun así, su objetivo ha pasado por mejorar la ergonomía del puesto de trabajo y aumentar la productividad, mediante robots colaborativos, aparte del uso de almacenes inteligentes y la optimización de la trazabilidad del producto, desde la materia prima hasta el suministro. 

"Nuestro problema es que no se puede implantar a la vez en todos los sitios, por los costes de inversión, así que buscamos optimizar los costes con respecto a la rentabilidad", agregó Pascual. "La tecnología nos ayudará a mejorar nuestra productividad".

Del mundo legacy al cloud

En cuanto al sector energético, la diferencia con el del automóvil es bastante clara: la regulación es más estricta y está sometida a una transición profunda, en cuanto a renovables o distribución. "En clientes esta tiene que ver con la transición digital, con la idea de poner al cliente en el centro, es decir, la revolución del cliente", aseguró Javier Uriarte, director general de Comercialización de Endesa.

Para Endesa, como mencionó Uriarte, la pandemia afectó realmente al negocio B2B (entre empresas), ya que la demanda llegó a desplomarse un 40%. A pesar de ello, contaban con canales digitales, en los cuales se tuvieron que centrar, mientras que los presenciales disminuyeron. Por ello, avanzaron hacia un modelo de visión 360, en el que se combinan el teléfono, las redes sociales y la analítica, un hecho que "en el sector era poco habitual", según Uriarte.

"El COVID ha puesto a prueba la organización y ha acelerado muchos cambios que tienen impacto positivo en la calidad de la relación con clientes y en los costes, y muchos están para quedarse", agregó.

Javier Uriarte, director general de Comercialización de Endesa.
Javier Uriarte, director general de Comercialización de Endesa.

Endesa

De esta forma, uno de los principales cambios de Endesa ha sido el de "hiperpersonalizar" los productos, con tarifas únicas para los clientes. Es un mundo donde a cada cliente lo conoces perfectamente y puedes diseñar productos e, incluso, campañas de publicidad especificas, con esa visión de centralidad del cliente", apostilló.

En suma, el futuro pasa por añadir valor, en un contexto en el que el mundo legacy (con software antiguo o desactualizado) se transforma hacia el mundo cloud (de servicios en la nube), mediante el aprovechamiento de la analítica o la organización de datos.

"Aprovechar esta oportunidad digital genera valor en los ingresos y permite personalizar muchísimo la gestión de clientes", ha asegurado. Pero, para conseguir todos esos cambios y saber cómo generar dicho valor, se necesita que toda la organización responda, delegando si es necesario.

En conclusión, tanto en el sector del automóvil como en el sector energético, a pesar de los datos que ha dejado la pandemia, la importancia de las operaciones inteligentes abre un nuevo mundo de optimismo, donde generar valor será una de las patas fundamentales que sustenten cualquier modelo de negocio.

Otros artículos interesantes:

"El futuro es ahora": el aprendizaje y las nuevas tecnologías marcan el camino para iniciar la revolución, según Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI

Los expertos analizan los modelos de trabajo, la regulación y la ciberseguridad en los nuevos espacios híbridos en el evento Next Now

¿Cómo integrar la tecnología en la empresa? MIOTI forma en Data Science e Internet de las Cosas y conecta empresas con nuevos talentos