Pasar al contenido principal

Así se moverán los mercados y las Bolsas mundiales en 2020, según la banca de inversión y las gestoras de fondos

Cada rincón en Wall Street brinda la oportunidad de tomar una fotografía.
Cristina Gálvez
  • Los últimos 12 meses han podido ser difíciles para la economía global, pero fueron en su mayoría suaves para los inversores.
  • Ahora, es momento de mirar al horizonte para intentar pronosticar cómo evolucionarán los mercados en 2020.
  • Multitud de bancos de inversión y gestoras de fondos ya están comenzando a dar sus previsiones relacionadas con el devenir de las Bolsas en el próximo ejercicio. La pregunta es: ¿Qué se puede esperar?
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los últimos 12 meses pueden haber sido difíciles para la economía global pero fueron, en su mayoría, suaves para los inversores. El índice MSCI All Country World plasmó un rendimiento total de aproximadamente el 13%, en comparación con la rentabilidad media anual del 8% que este mismo selectivo marca desde el 2010. En suma, 2019 ha sonreído en términos bursátiles más de lo que se esperaba.

Ahora, eso sí, es momento de mirar al horizonte para intentar adivinar cómo se comportarán los mercados en 2020. Bancos de inversión y gestoras de fondos ya están comenzando a dar sus previsiones sobre el evolución de los principales índices el próximo ejercicio.

¿Qué se puede esperar?

Goldman Sachs señala que un enfoque estándar basado en el concepto de la prima de riesgo de la renta variable supondría alrededor de un 20% de subida para las acciones estadounidenses. Con todo, hay que tener en cuenta "posibles riesgos que pueden aparecer en el futuro"

A medida que se acerca la nueva década, ¿cuáles son los elementos clave que probablemente persistan de los que hemos visto en los años posteriores a la gran crisis del 2008? En opinión de Unigestion, desde una perspectiva económica, dos son las variables importantes (y relacionadas) que mejor representan este periodo. 

En primer lugar, estamos ante la primera década libre de recesión en la historia de la economía de Estados Unidos. Por otra parte, nunca en la era moderna los bancos centrales han tenido tantos activos financieros en su balance como en la actualidad. La cuestión es si esta situación se mantendrá en los próximos años y qué significará para la gestión de activos.

Leer más: Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a invertir en Bolsa

Riesgos en el camino

Didier Saint-Georges, director general y miembro del Comité Estratégico de Inversión Carmignac, explica que, más allá de este horizonte temporal, se observan dos problemáticas que podrían "hacer descarrilar esta incipiente inflexión" que estarían marcando los mercados mundiales.

La primera de ellas podría parecer técnica, aunque reviste una importancia estratégica: "La normalización monetaria de la Fed, que comenzó en 2018 y no llegó a su final hasta el pasado septiembre, fue un error de bulto que acarrea profundas ramificaciones, puesto que el sistema financiero estadounidense se enfrenta ahora a un problema de liquidez para el que la Fed no ha encontrado todavía una solución duradera", añade. 

Ello pone en situación de riesgo a una cantidad de actores financieros norteamericanos de pequeña envergadura y con "un elevado nivel de apalancamiento", asevera. Por tanto, será necesario adoptar "medidas adicionales, y hacerlo rápido, para evitar un colapso en la liquidez".

La segunda problemática está relacionada con el panorama político estadounidense: "El triunfo de Wall Street frente a la economía real (Main Street) en el mundo desarrollado —que dura ya una década— ha comenzado a generar un marcado descontento social y político que, en la primera potencia económica del mundo, podría impulsar la candidatura de Elizabeth Warren para las elecciones presidenciales", analiza el experto de Carmignac. Un contexto que el sector financiero no ve con buenos ojos.

El año para los mercados

La economia global se enfría mas de lo esperado.
Goldman Sachs

Con todo este contexto, UBS cree que 2020 será un año de "difícil predicción dado que pesarán factores geopolíticos como las elecciones presidenciales de Estados Unidos, las tensiones comerciales y la cambiante combinación de políticas monetarias y fiscales".

En este sentido, el equipo de análisis de Morgan Stanley, señala que las valoraciones de los activos estadounidenses "probablemente disminuirán a medida que el crecimiento del país caiga, lo que pesará más sobre el dólar según decrezcan las entradas netas de las carteras".

Los expertos de JPMorgan van más allá al indicar que la corrección de los índices bursátiles en Estados Unidos "será del 20%", se producirá un incremento de la rentabilidad de los bonos corporativos de calidad de 1,15 puntos porcentuales, además de una caída "del 35% en los precios de la energía (petróleo)", junto con una corrección del 29% en los metales. 

Un pesimismo que para el responsable de Inversiones (Chief Investment Officer) de UBS Global Wealth Management, Mark Haefele, tiene que afrontarse con solidez. Desde su punto de vista, los inversores deberían "mirar más allá de los próximos 12 meses y encarar una década de transformación en la que nuevos ganadores y perdedores podrían modificar la forma en que los inversores colocan su capital".

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes 

Posicionamiento de las inversiones

De igual modo, Barry Gill, Jefe de Inversiones de UBS AM, concreta que el próximo año "las acciones de valor superarán significativamente a las acciones de crecimiento, lo que es realmente un cambio hacia la ciclicidad y un alejamiento de los activos seguros"

Con todo, a pesar de estos riesgos a los que se enfrenta la economía mundial, los inversores deberían "seguir sobreponderando las acciones respecto a los bonos", en una cartera equilibrada, destaca Laurent Denize, director de Inversiones adjunto global de ODDO BHF.

¿Y dónde más poder invertir? Justin Kariya, estratega de Aberdeen Standard Investments, dice que le gustan "los mercados que han sido vencidos", es decir, que se han comportado peor y que cree que "lo podrían hacer mejor en un entorno procíclico". De modo que, en estos momentos, se podría apostar por "los mercados emergentes", ya que la renta variable de estas regiones lo ha hecho peor que el resto y que, en 2020, "podría hacerlo bien".
 

Y además