Pasar al contenido principal

La vanguardista unidad de inteligencia artificial de Google le está costando una fortuna a Alphabet

DeepMind CEO Demis Hassabis and Lee Sedol, the Go champion defeated by DeepMind's AI in 2016.
Demis Hassabis, CEO de DeepMind y Lee Sedol, el campeón de Go derrotado por la IA de DeepMind en 2016. Google Deepmind
  • El negocio de inteligencia artificial de Google, DeepMind, ha reportado un aumento en los gastos para 2017.
  • También está generando más ingresos gracias a la comercialización de su investigación de vanguardia para ayudar a su empresa matriz.
  • En las presentaciones financieras realizadas en Reino Unido, la compañía ha dicho que los gastos se habían más que duplicado debido a la dotación de personal y otros costes administrativos.
  • La contratación de académicos, médicos e ingenieros de primer nivel no es barata.
  • DeepMind es más conocida por su algoritmo AlphaGo, que venció al campeón humano del juego de estrategia Go en 2016.

Revolucionar el mundo con inteligencia artificial de vanguardia es, como suele ser normal, un esfuerzo caro.

DeepMind, la unidad de investigación de IA que pertenece a Google, ha visto cómo sus costes casi se han triplicado en 2017, gracias al aumento de los gastos de personal e infraestructura.

También está obteniendo más ingresos al comercializar sus avances técnicos para ayudar a su empresa matriz con cosas como los almacenes de servidores de refrigeración, según las ganancias presentadas en la Companies House del Reino Unido.

Aquí están los números clave del año hasta diciembre de 2017:

  • Ingresos: 54.4 millones de libras (unos 62 millones de euros), aumentando un 35% desde los 40.3 millones de libras (más de 45 millones de euros) en 2016.
  • Pérdidas antes de impuestos: 281.9 millones de libras  (unos 320 millones de euros), aumentando un 123% desde los 126.6 millones de libras (unos 143 millones de euros) en 2016.
  • Gastos: 333.8 millones de libras (más de 378 millones de euros), aumentando un 104% desde los 164 millones de libras (186 millones de euros).
  • Costes de personal: 200 millones de euros (unos 226 millones de euros), aumentando un 91% desde los 104.7 millones de libras (unos 118 millones de euros) en 2016.

DeepMind es uno de los proyectos más fascinantes de Google.

Google adquirió el negocio con sede en Reino Unido por 400 millones de libras (unos 453 millones de euros) en 2014, en una gran apuesta sobre el futuro de la inteligencia artificial. La compañía ha hecho historia en su misión de crear inteligencia artificial general. En 2016, su algoritmo AlphaGo venció al campeón humano del mundo en el juego de estrategia Go, uno de los juegos más difíciles jamás inventado.

El año pasado, la firma generó controversia por su trabajo en la atención médica, ya que el organismo de control de datos del Reino Unido descubrió que su acuerdo de intercambio de datos con el hospital Royal Free era ilegal. Ha intentado superar ese escándalo y está consolidando más asociaciones clínicas y proyectos de investigación en salud. En agosto, la firma revelaba una investigación que muestra que su IA podría detectar enfermedades oculares.

Sin embargo, contratar a todos aquellos médicos, académicos e ingenieros de primer nivel es costoso y, hasta el momento, no está claro cómo DeepMind será rentable. Gastos más que duplicados, debido a la infraestructura técnica, los costes de personal, las "tarifas de servicio profesional" y los obsequios caritativos.

Los gastos de personal casi se duplicaron hasta los 200 millones de libras. Esa cifra cubre tanto los salarios como los beneficios y costes como las pensiones y viajes. Las cifras de personal no se facilitaron en su informe de ganancias, lo cual es relativamente inusual, pero la CEO Demis Hassabis ha declarado que en 2017 la firma tenía alrededor de 700 empleados.

Leer más: DeepMind, IA de Google, ya detecta enfermedades oculares con igual precisión que un especialista

Los ingresos de DeepMind no reflejan, hasta ahora, el dinero que gana con su trabajo de atención médica. Una portavoz ha afirmado que su volumen de negocios reportado refleja principalmente el trabajo que realiza DeepMind para su parnet Google, como el uso de IA para enfriar los almacenes de servidores de Google y el trabajo en Google Assistant. Según un informe de junio de un panel que supervisa el trabajo de atención médica de la firma, la compañía todavía no gana dinero con su negocio de salud.

Las presentaciones muestran que DeepMind ha gastado 8,1 millones de libras en donaciones académicas. Cuando se les ha solicitado una aclaración, una portavoz ha afirmado que la compañía había otorgado subvenciones a la Universidad de Nueva York, la Universidad de Londres, Imperial y la Universidad de Alberta "para apoyar las iniciativas de investigación de AI". Las donaciones no vienen con condiciones, agregó, y todas las instituciones divulgan sus subvenciones públicamente.

Demis Hassabis, CEO y cofundadora de DeepMind, ha asegurado en una declaración: "Estamos en una misión científica a largo plazo para resolver la inteligencia y usarla para beneficiar al mundo, y estamos realmente orgullosos del impacto que nuestro trabajo ya está teniendo en áreas desde sanidad hasta energía".

"Desde nuestra fundación en 2010, hemos reunido un equipo interdisciplinario de clase mundial de expertos en aprendizaje automático, neurocientíficos, ingenieros, éticos y más, y hemos creado un entorno único donde la investigación ambiciosa a largo plazo puede florecer. Tenemos la intención de seguir invirtiendo en nuestra misión, y esperamos los avances científicos que tenemos por delante ".

Te puede interesar