Así es la variante Beta del coronavirus, que se expande por Francia y crece en España

Luces y sombras de la recta final de la vacunación en España: desafíos a los que se enfrenta más allá de inmunizar al 70% de la población

Borja Suarez/Reuters

  • Las mutaciones del coronavirus preocupan al mundo, con ejemplos como la entrada de Lambda en España hace unas semanas o Delta en numerosos países.
  • La variante Beta, encontrada por primera vez en Sudáfrica, atrae ahora algunas miradas por su propagación en Francia y su crecimiento en España en las últimas semanas.
  • "La variante Beta ha seguido siendo una amenaza en todo momento. Probablemente es menos infecciosa que la variante Delta (...). Su ventaja es que puede escapar mejor de la respuesta inmunitaria", advierte un experto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El coronavirus (SARS-CoV-2) sigue generando preocupación en todos los países, pero son especialmente sus mutaciones las que están constituyendo una mayor amenaza para el mundo, que permanece en alerta y se afana por acelerar el ritmo de vacunación para tener a su población más protegida.

En España se ha señalado hace semanas la entrada de la variante Lambda y gran parte del mundo está pendiente del comportamiento de la cepa Delta, presente en cada vez más países y una de las causantes de que España haya entrado en la quinta ola del coronavirus.

Sin sobrepasar en impacto e importancia a la Delta, la variante Beta atrae ahora algunas miradas por su propagación en Francia, donde está "persistentemente presente" según las autoridades del Reino Unido, que han debatido sobre si incluir a Francia en su lista roja de viajes por este motivo.

No será así por el momento, pero los británicos deben seguir guardando una cuarentena de 10 días al llegar a Francia, "incluso si están completamente vacunados" contra el COVID-19, según recoge el medio británico Metro.

El Gobierno de España, por el contrario, sí ha incluido algunas regiones de Francia en su lista de países y zonas de riesgo, con vigencia a partir de este lunes 19 y al menos hasta el domingo 25. En estas zonas de riesgo aparecen tanto territorios de ultramar (Guayana francesa, Reunión, Martinica y Guadalupe) como regiones en Francia (Isla de Francia, Occitania y Provenza-Alpes-Costa Azul).

¿Qué es la variante Beta del coronavirus?

La variante Beta del coronavirus, también denominada B.1.351 o variante sudafricana, es una cepa del COVID-19 cuyas primeras muestras documentadas se han dado en Sudáfrica, en mayo de 2020, según la Organización Mundial de la Salud.

La OMS tiene clasificada a Beta como variante de preocupación (VOC, por sus siglas en inglés). Este tipo, que se encuentran en un peldaño superior a las variantes de interés (VOI) en cuanto a la amenaza que suponen, son aquellas asociadas a "uno o más de los siguientes cambios en un grado que resulte significativo para la salud pública mundial":

  • Aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología del COVID-19.
  • Aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad.
  • Disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de los medios de diagnóstico, las vacunas y los tratamientos disponibles.

Además, la variante Beta es "probablemente más transmisible", informa el Ministerio de Sanidad español.

Presencia de la variante Beta en el mundo

Según Sanidad, la Beta es "predominante en Sudáfrica y países vecinos", mientras que "en Europa representa un porcentaje pequeño de los casos".

Asimismo, recoge su dispersión en el "cono sur africano", con "casos en numerosos países europeos" y "prevalencia algo más elevada en algunos departamentos de Francia".

Sudáfrica, país donde se descubrió por primera vez, es el país con más presencia de la variante Beta, con 6.154 casos totales, de los cuales 23 son de las últimas 4 semanas, de acuerdo con datos de la plataforma Gisaid.

Sin embargo, su presencia también es importante en otros países como Estados Unidos (2.452 casos totales), Suecia (2.322), Alemania (2.231) y Francia (2.149). 

Mientras que los 3 primeros no superan los 6 casos en las últimas 4 semanas desde que se han recogido los datos en julio, Francia destaca con 93 casos de la variante Beta en ese plazo.

En total, ya son más de 100 los países en los que se ha encontrado algún caso de infección por la variante Beta del coronavirus, entre los que se encuentra España.

La variante Beta en España

Según el análisis de Gisaid, España se sitúa en el puesto 15 entre los países con más casos de la variante Beta, con un total de 588. Pero lo que más destaca es la cifra de casos de Beta en las últimas 4 semanas: 162, por encima del resto.

En España, Beta es una de las consideradas variantes de mayor impacto para la salud pública (VOC), junto a Alfa, Gamma y Delta: un término reservado por Sanidad a aquellas más transmisibles, más virulentas o que pueden escapar al efecto de los anticuerpos adquiridos tras infección natural o vacunación con variantes previas.

En el último informe de la situación epidemiológica de las variantes del coronavirus en España, Sanidad explica que "el porcentaje de casos compatibles con las variantes Beta o Gamma estimados por PCR se encuentra en un rango entre 0,2% y 9,6%", con datos de 12 comunidades autónomas.

Además, informa de que, si bien en las semanas más recientes se detecta una disminución en la prevalencia de la variante Gamma en España, se observa "un aumento en la [prevalencia] de la variante Beta".

"Llama la atención especialmente el aumento de esta última en Castilla y León en la semana 26", en referencia a la del 4 de julio, señala.

Eficacia de las vacunas contra la variante Beta

La variante Beta del coronavirus "presenta posibilidad de escape a la respuesta inmune adquirida tras la infección natural o la generada por algunas vacunas", admite Sanidad en su informe.

Algunos expertos apuntan en la misma dirección: "La variante Beta ha seguido siendo una amenaza en todo momento. Probablemente es menos infecciosa que la variante Delta (...). Su ventaja es que puede escapar mejor de la respuesta inmunitaria", ha señalado John Edmunds, miembro del Grupo de Asesoramiento Científico para Emergencias (Sage, por sus siglas en inglés), al programa Today de Radio 4 de BBC.

"A medida que la población se vuelve más y más inmune, se dan las condiciones para que la variante Beta obtenga una ventaja, así que puedo entender la preocupación" que está generando, añade, según recoge Metro.

"Hay buenas pruebas procedentes de Sudáfrica de que puede eludir la respuesta inmunitaria generada por la vacuna de AstraZeneca de forma más eficaz", recuerda Edmunds.

Sobre esta posibilidad, el director del Grupo de Vacunas de Oxford, Andrew Pollard, ha admitido que la variante Beta "es capaz de escapar a la inmunidad de la vacuna hasta cierto punto", en declaraciones a Radio 4 de BBC.

"Sabemos que personas que han sido inmunizadas con vacunas de ARN mensajero, como Pfizer, así como con la de Oxford/AstraZeneca, pueden infectarse con la variante Beta", ha señalado.

Sin embargo, también se ha mostrado optimista y ha recordado un estudio elaborado en Sudáfrica por Johnson & Johnson "que demostró que con una sola dosis de esa vacuna había una protección del 100% contra la hospitalización y la muerte".

"La vacuna de AstraZeneca es muy similar a la de Johnson & Johnson y esperamos, desde el punto de vista de la biología, obtener una protección muy alta contra la hospitalización y las muertes, y estoy absolutamente seguro de que se dará este caso, ya que así es como funcionan las vacunas", ha afirmado Pollard.

Otros artículos interesantes:

La variante Lambda entra en España: 5 cosas que necesitas saber sobre esta cepa más contagiosa y con capacidad para evadir las vacunas

España ya está inmersa en la quinta ola de COVID-19: así está afectando a la población, con una elevada incidencia en los jóvenes y la expansión de la variante delta

Esta es la eficacia de cada una de las vacunas contra la variante delta del coronavirus, según los últimos estudios científicos

Te recomendamos

Y además