La variante mu es menos peligrosa que la delta, pero preocupa su resistencia a los anticuerpos de vacunas e infecciones previas

La trabajadora sanitaria Elizabeth Cameros realiza una prueba de COVID-19 al viajero Wade Hopkins en el aeropuerto internacional de Los Ángeles el 23 de noviembre de 2020.
La trabajadora sanitaria Elizabeth Cameros realiza una prueba de COVID-19 al viajero Wade Hopkins en el aeropuerto internacional de Los Ángeles el 23 de noviembre de 2020.

Allen J. Schaben/Los Angeles Times via Getty Images

  • La comunidad científica vigila con lupa mu, la nueva variante del coronavirus.
  • Hasta ahora se sabe que mu tiene el potencial de resistir la protección de vacunas o una infección previa.
  • La buena noticia es que no se está volviendo más frecuente, una señal de que es menos preocupante que la variante delta.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El mes pasado, 7 ancianos que habían recibido la pauta completa de vacunación en una residencia en Bélgica murieron de COVID-19. Todos habían sido infectados con una nueva variante del coronavirus bautizada como mu

Este brote generó dudas acerca de si mu representa una amenaza más peligrosa que anteriores variantes, incluida la preocupante variante delta. Sin embargo, el consenso hasta ahora es que no. 

Las mutaciones que porta esta cepa pueden sortear la protección de las vacunas, pero su frecuencia de transmisión se está reduciendo en el tiempo en comparación con otras variantes. Se trata de un indicio de que raramente mu podría convertirse en dominante, ya que los casos no han aumentado rápidamente. 

A nivel mundial, las infecciones por la mutación mu parecen haber alcanzado su punto máximo a mediados de julio, cuando representaron el 0,6% de las nuevas infecciones por coronavirus. Hoy en día, representan solo el 0,1% de las nuevas infecciones en todo el mundo, según datos de GISAID, una base de datos que recopila genomas de coronavirus.

Mu se está extendiendo por todo el mundo, pero aún es poco común

De los 48 países que han registrado infecciones causadas por la variante mu en 2021, únicamente 10 han detectado casos de esta cepa en el último mes.

La variante es más frecuente en Colombia, que registró los primeros casos de mu a nivel mundial el pasado mes de enero. La cepa se ha convertido en la variante dominante en el país sudamericano y ya representa casi todas las nuevas infecciones por coronavirus secuenciadas allí en el último mes, según GISAID.

Estados Unidos, México y un buen puñado de países europeos (Bélgica, Francia, Países Bajos, España y Reino Unido) también han registrado casos de mu en las 4 últimas semanas.

Trabajadores escolares controlan la temperatura de los estudiantes en la escuela privada Los Pinares en Medellín (Colombia) el 10 de febrero de 2021.
Trabajadores escolares controlan la temperatura de los estudiantes en la escuela privada Los Pinares en Medellín (Colombia) el 10 de febrero de 2021.

Joaquín Sarmiento/AFP/Getty Images

No hay que confundir la dispersión geográfica de una variante con su expansión por todo el mundo. En Estados Unidos, la variante mu se ha localizado en casi todos los estados, pero la variante representa menos del 0,2% de las nuevas infecciones por coronavirus secuenciadas en el último mes.

"La estamos vigilando muy de cerca", explicaba la semana pasada en una sesión informativa Anthony Fauci, principal asesor médico del presidente Joe Biden. "No la consideramos una amenaza inmediata en este momento", apostillaba. 

La variante mu parece tener menor transmisibilidad que la delta

La Organización Mundial de la Salud calificó a mu como una "variante de interés" a finales de agosto. El término se aplica a aquellas mutaciones que pueden provocar una transmisión comunitaria significativa o tener cambios genéticos que alteren el comportamiento del virus.

En aquel punto del verano, los científicos de la OMS mostraron preocupación por la rápida propagación de mu en Sudamérica desde mayo. 

No obstante, la prevalencia de mu en la región ha disminuido desde entonces. En su punto máximo a mediados de julio, la variante representó alrededor del 5% de las nuevas infecciones por coronavirus, una cifra que hoy ha descendido al 3%.

Un estudio que aún está pendiente de revisión por pares realizado por investigadores colombianos calcula que la cepa mu es 1,2 veces más transmisible que la versión original del virus. En comparación, la variante delta sería mucho más preocupante, ya que se estima que su transmisibilidad duplica al virus original.

De todos modos, los científicos siguen vigilando de cerca esta nueva mutación, poniendo la lupa en su capacidad para sortear la barrera inmunológica del organismo. 

Los científicos están más preocupados por la resistencia de mu a las vacunas

Maria van Kerkhove, líder técnica de la OMS sobre COVID-19, dijo en declaraciones a la agencia Associated Press que la variante es interesante "por la combinación de mutaciones que tiene".

Mu porta varias mutaciones clave en el código genético de la proteína de pico, las protuberancias en forma de corona en la superficie del virus que lo ayudan a invadir nuestras células. 

Estas mutaciones podrían convertir a esta variante en resistente a los anticuerpos producidos por las vacunas o una infección previa, ambas dirigidas a proteína de pico para neutralizar el virus.

Un profesional médico prepara una jeringa antes de aplicarla al paciente durante un simulacro de vacunación en Bogotá (Colombia) en enero de 2021.
Un profesional médico prepara una jeringa antes de aplicarla al paciente durante un simulacro de vacunación en Bogotá (Colombia) en enero de 2021.

Guillermo Legaria/Getty Images

Una investigación publicada el mes pasado sugiere que estas mutaciones podrían justificar que mu se reclasifique de nuevo como "una variante de preocupación", término reservado a las cepas más alarmantes del SARS-CoV-2, como la delta. 

Otro estudio pendiente de revisión por pares estima que mu es más resistente a los anticuerpos neutralizantes de la vacuna de Pfizer o una infección previa que cualquier otra versión anterior del virus

En contrapartida, científicos italianos han hallado evidencias de que la vacuna de Pfizer todavía es capaz de neutralizar la variante mu, pese a que la vacuna ofrece una mejor protección contra la versión original del virus. Según sus conclusiones, "mu no es una preocupación por la eficacia de la vacuna".

La previsión es que, dada la extensión del virus, sigan apareciendo en el mundo nuevas mutaciones como mu. 

"El virus en sí mismo todavía está cambiando los fenotipos y probablemente se está volviendo más infeccioso y se está adaptando a los regímenes de tratamiento farmacológico", dijo a Business Insider el mes pasado Andrew Read, profesor de la Universidad Estatal de Pensilvania, encargado de estudiar la evolución de las enfermedades infecciosas.

"No hay razón para pensar que se estabilizará a corto plazo. Lo que esperamos es que pronto se acerque al máximo de contagiosidad", pronostica el especialista.

Otros artículos interesantes:

Reino Unido confirma más de 50 casos de la variante mu del coronavirus, que podría ser resistente a las vacunas; España tendría 10 veces más de casos de mu

8 gráficos que muestran la eficacia de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 y la variante delta

La variante delta duplica el riesgo de hospitalización entre las personas no vacunadas, según demuestra un estudio sobre más de 40.000 contagiados

Te recomendamos

Y además