3 razones por las que ómicron perjudicará menos a la economía que otras variantes, según JPMorgan

Un hombre se realiza una PCR.
Un hombre se realiza una PCR.

REUTERS/Jorge Silva

  • La variante ómicron no golpeará la economía mundial como lo han hecho olas anteriores, según JPMorgan.
  • La rápida propagación de la variante y su reducida gravedad deberían impulsar una ola de infecciones más rápida y menos grave.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La variante ómicron ha perturbado las reuniones navideñas, los planes de viaje de mucha gente e incluso las entregas de regalos. Pero no será suficiente para hacer descarrilar la recuperación económica mundial, según han avanzado los economistas de JPMorgan.

La variante ómicron ha pasado de ser una noticia incipiente a convertirse en la principal crisis sanitaria del mundo en cuestión de semanas, lo que hace temer que la pandemia —y sus consecuencias económicas— se prolonguen hasta bien entrado el nuevo año. 

Con los mercados lamentando ya la elevada inflación y los problemas en la cadena de suministros, la rápida propagación de la variante ha supuesto una presión añadida a las esperanzas de recuperación.

Esa rápida transmisión podría ser lo que hace que ómicron sea menos problemática que las dos últimas olas de coronavirus, según señalan los economistas de JPMorgan dirigidos por Bruce Kasman, en una nota a los clientes. 

Este gráfico revela la protección contra ómicron después de 1, 2 o 3 dosis de la vacuna

Se espera que esta ola de infecciones "sea muy diferente a las anteriores", sobre todo por su elevado nivel de contagio y su aparente menor gravedad. Junto con el fuerte ritmo de la recuperación mundial, la ola de ómicron formará varias tendencias únicas a principios de 2022, añade el equipo de economistas.

Estas son las tres razones por las que la variante ómicron no supondrá la misma amenaza económica que las olas anteriores, según JPMorgan.

1. Todos los países se enfrentan a ómicron al mismo tiempo

La primera ola de coronavirus surgió en China y viajó hacia el oeste. La ola delta apareció en India y el Reino Unido antes de extenderse a Estados Unidos y a toda Europa. La ola ómicron, sin embargo, está afectando a todo el mundo a la vez.

"La rápida propagación de ómicron y su reducida virulencia apuntan a una ola más sincronizada en todo el mundo", señalan los economistas. "Aunque el recuento de casos se concentra actualmente en EEUU y Europa, los controles no son lo suficientemente estrictos como para evitar que el virus se extienda por todo el mundo antes de que finalice el próximo trimestre".

Si el resurgimiento sigue un camino similar al de la variante delta, es posible que todo el mundo pase por la variante ómicron más o menos al mismo tiempo. Los primeros signos indican que la última oleada podría estar ya enfriándose. 

El gobierno sudafricano ha asegurado que el país probablemente haya superado el pico de la ola omicron y que la variante no ha supuesto un gran salto en las muertes por el virus. La nota sugiere que las olas de otros países podrían llegar pronto a su pico, y que no será ni mucho menos tan grave como las consecuencias que dejó en verano la variante delta.

2. La desaceleración no afectará demasiado a ninguna zona

La rápida proliferación de ómicron también parece evitar el tipo de daño geográfico que frenó el crecimiento en 2020 y 2021, según el banco.

"Una oleada más sincronizada podría ejercer una mayor presión a la baja sobre el crecimiento mundial, pero es poco probable que genere la debilidad regional concentrada de anteriores oleadas de COVID", añade el equipo.

Cuando los casos de COVID repuntaron el pasado invierno, el daño fue lo suficientemente grave como para que algunos países europeos volvieran a entrar en recesión. La oleada derivada de la variante delta también golpeó la región de Asia-Pacífico y agravó la crisis mundial de la cadena de suministro. 

Dado que una mayor parte de la población mundial está ahora vacunada y la variante ómicron es menos virulenta, no es probable que la actual oleada provoque el mismo tipo de caída, según JPMorgan.

3. Se espera que la recuperación de la cadena de suministro siga adelante

El equipo de JPMorgan afirma en su nota que es poco probable que los daños en la cadena de suministro provocados por las oleadas anteriores aparezcan a medida que ómicron se extiende.

Las variantes anteriores enredaron el comercio mundial e hicieron subir mucho los costes de transporte. Los fabricantes están ahora mejor preparados para capear el temporal, y es probable que la recuperación de la cadena de suministro continúe aunque ómicron reduzca su ritmo, afirma el banco.

"Creemos que esta oleada probablemente amortiguará principalmente la demanda del sector de los servicios y es poco probable que interrumpa la trayectoria de la industria mundial", señalan los economistas.

Ómicron hará que la recuperación sea más volátil a principios de 2022, pero cuando la ola llegue a su punto álgido en todo el mundo, la gente puede estar segura de que la variante no será tan desastrosa como las que la precedieron, según JPMorgan.

Otros artículos interesantes:

Los 25 síntomas del COVID-19 asociados a las nuevas variantes: desde alfa hasta ómicron

Paracetamol o ibuprofeno: ¿qué debes tomar si tienes síntomas de contagio por la variante ómicron?

Este gráfico revela la protección contra ómicron después de 1, 2 o 3 dosis de la vacuna

Te recomendamos