Vendí mi tienda de Shopify por casi un millón de euros 8 meses después de lanzarla: así construí un negocio que atraía a los compradores

Miguel Facussé, exvendedor en Shopify.
Miguel Facussé, exvendedor en Shopify.

Miguel Facussé

He vendido bocadillos en las calles de Costa Rica, he construido casas en Honduras y he tenido un restaurante de sushi en Miami, pero no fue hasta que me metí en el comercio electrónico que encontré la primera oportunidad de verdad de hacerme rico que cambiaría mi vida.

Lancé mi marca de ropa masculina Jack Archer en abril de 2021 por una necesidad personal de tener una mejor alternativa a las grandes marcas de lujo combinada con mucha investigación y experimentación. No solo probé los materiales y los diseños, sino también los textos y los mensajes.

Descubrí que una redacción convincente puede aumentar drásticamente la clientela.

No tenía ninguna experiencia formal en la redacción de textos publicitarios más allá de mi propio proceso de prueba y error en varios proyectos empresariales. 

Los enunciados que aluden a problemas y soluciones son los que más llaman la atención. En nuestro caso, el eslogan "Los pantalones no deberían ser un dolor de cabeza" fue un caballo ganador.

Sin un equipo de marketing, pasé buena parte de mi tiempo investigando cuáles eran esos dolores de cabeza de los clientes.

"¿Qué tiene de bueno TikTok?": Documentos filtrados revelan lo que Facebook e Instagram piensan de sus rivales, desde YouTube hasta LinkedIn

Como no tenía un trabajo a tiempo completo fuera de mi propio negocio, hice un poco de trabajo de consultoría, ya que lo mío era principalmente el proyecto de un empresario que estaba probando varias ideas.

Un examen de cientos de opiniones de webs de marcas y grandes almacenes reforzó mi hipótesis de que las opciones existentes se quedaban cortas. Los consumidores querían un producto de mayor calidad y que se ajustara bien a un precio justo, pero yo quería datos que lo respaldaran.

Lo bueno de la venta online es que es increíblemente fácil comprobar una hipótesis. Sin gastar ni un céntimo en inventario, puse anuncios en Facebook e Instagram para poder conocer mi coste por adquisición (coste publicitario por cada venta, también conocido como CPA) antes de que el producto existiera.

Era adicta a Instagram: esto es lo que pasó cuando dejé de entrar durante toda una semana

Las pruebas eran principalmente para ver cómo funcionaban los diferentes textos y frases. Después de gastar unos 10.000 dólares de mis ahorros en estos anuncios, estaba claro que el CPA de la empresa era lo suficientemente bajo como para ser rentable. Jack Archer pasó la prueba

Así, cuando invertí 500.000 dólares en mi primer gran pedido, sabía que asumía un riesgo, pero los datos me dieron seguridad. Una vez que el inventario estaba en camino, aumenté mis campañas y prevendí 500.000 dólares en un mes. El riesgo valió la pena.

Tras 8 meses de éxito con Jack Archer, supe que construir un negocio desde cero era mi pasión y mi fuerza 

Mientras navegaba por Instagram en diciembre de 2021, vi un anuncio que me sugería presentar mi tienda a una oferta de adquisición. La posibilidad de vender mi tienda era una novedad para mí. Tenía la impresión de que solo las grandes marcas de consumo directo eran objeto de adquisición.

Mi comprador, OpenStore, es una empresa emergente con sede en Miami fundada por el inversor de capital riesgo Keith Rabois el año pasado. 

Evaluó mi empresa basándose en los fundamentos del negocio: la tasa de clientes que regresan, el valor medio de los carritos de compra y la eficacia del marketing, entre otros factores. Su objetivo era proyectar la sostenibilidad a largo plazo de mi negocio basándose en el comportamiento de los clientes en el pasado.

Todo el proceso para determinar el valor de mi negocio se basó en datos. Conecté mi cuenta de Shopify a su portal y subí un estado financiero reciente de pérdidas y ganancias a su sistema en tan solo unos minutos.

109 trucos sencillos, pero de gran impacto, para ahorrar mucho dinero cada día

A los pocos días, recibí un correo electrónico con una oferta: 938.600 dólares por Jack Archer.

Yo también había hecho mis propios cálculos sobre el valor de mi negocio, y su precio se ajustaba a la cifra que tenía en mente. Sentí que podía confiar en su algoritmo y que podíamos avanzar en la negociación. El proceso posterior a la aceptación de la oferta fue muy sencillo.

A través de un portal, proporcioné a OpenStore todo el material de verificación que necesitarían para asegurarse de que la información inicial que les había proporcionado era correcta, así como toda la documentación existente para hacerse con el negocio. 

De entrada, hicieron las preguntas adecuadas y solicitaron todos los materiales pertinentes, por lo que no hubo muchas idas y venidas. Aproximadamente una semana después, OpenStore se hizo cargo por completo de mi negocio y sigue dirigiéndolo en la actualidad.

Si quieres construir y vender un negocio de comercio electrónico como lo hice yo, haz primero estas dos cosas:

1. Da al marketing la importancia que tiene. 

Dirigir un negocio directo al consumidor significa que vas a gastar mucho en marketing, normalmente a través de las redes sociales. Mis primeras campañas de prueba y mi dedicación a la redacción de textos convincentes fueron la clave de mi éxito inicial. 

A medida que crecíamos, traté de optimizar e identificar nuevos canales, y finalmente nos expandimos a Facebook. 

9 errores que cometes al hacer la cesta de la compra en 2022: no solo la inflación afecta a tu bolsillo

En total, gasté unos 400.000 dólares en redes sociales de pago antes de vender mi negocio. Si esto no se hace correctamente, este tipo de gasto puede devorar tus márgenes rápidamente, así que vigila de cerca tu CPA y considera siempre nuevas formas de optimización. 

No dejes que este importante aspecto del negocio se quede a medias.

2. Sé organizado y eficiente

Si tu objetivo es vender la empresa algún día, el comprador querrá saber que tiene todo organizado. Da prioridad a la contabilidad, el seguimiento y los informes. 

Establece una base sólida desde el principio con las herramientas adecuadas para no tener que volver a arreglar las cosas después. No valen la pena los dolores de cabeza que vienen de una mala organización. Tu yo del futuro te lo agradecerá.

Después de vender Jack Archer, me siento agradecido de tener ahora los medios para empezar mi siguiente empresa, Growth Mechanics. Lo mejor de vender un negocio es que hacerlo te da la oportunidad de plantearte qué quieres hacer a continuación.

Otros artículos interesantes:

8 maneras de ganar dinero en Facebook, incluyendo los nuevos anuncios de Reels

El metaverso tendrá anuncios: Meta llega a un acuerdo para añadir publicidad en 3D a Facebook e Instagram

Los anuncios de Disney Plus estarán restringidos a 4 minutos por hora o menos y serán "restrictivos" para evitar que se distorsione su tono familiar

Te recomendamos