Goldman Sachs desmenuza los pros y contras de ether y otras 5 altcoins: cómo beneficiarse de ellas sin tener que poseerlas

Ethereum.
  • El fondo de inversión apunta en un informe a que las criptomonedas alternativas no son una inversión viable para ser incluidas en carteras diversificadas.
  • Goldman Sachs advierte de que la industria no está regulada y es ineficiente a nivel energético y señala que las plataformas actuales podrían quedar obsoletas. 
  • Recomienda apostar por estas monedas a través fondos de capital riesgo, empresas de Private Equity y acciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El sector de las criptomonedas ha experimentado desde hace tiempo un gran auge entre los inversores minoristas y los apasionados de la tecnología blockchain, pero la fiebre se está trasladando últimamente a otro tipo de inversores. Algunos bancos, como JPMorgan, Bank of America, Morgan Stanley o Deutsche Bank, han estado reclutando durante los últimos años a expertos en criptografía. 

Algunas de estas firmas de inversión incluso han apostado por productos relacionados con bitcoin. Morgan Stanley ha comprado recientemente 28.000 acciones en Grayscale Bitcoin Trust. Y otros, como Black Rock, el mayor gestor de fondos del mundo, ya está obteniendo ganancias a través de la misma criptomoneda.

Pero los expertos todavía tienen dudas sobre si las criptomonedas son un tipo de activo que pueda integrarse en el ecosistema institucional. Un informe sobre activos digitales, publicado hace unas semanas por el fondo Goldman Sachs, trata de bajar la temperatura de los inversores en relación a las criptomonedas, especialmente las alternativas, las altcoins.

La nueva criptomoneda de Dfinity, Internet Computer, ya es la 8ª criptodivisa por valor de mercado

El estudio, elaborado por un equipo dirigido por el jefe del Grupo de Estrategia de Goldman Sachs, Sharmin Mossavar-Rahmani, considera que la tecnología basada en las cadenas de bloques otorgará una mayor eficiencia a las operaciones empresariales y limitará la capacidad de las grandes tecnológicas para el abuso de datos personales. 

Sin embargo, el informe señala que las criptomonedas asociadas con esta tecnología "no son una inversión viable para su inclusión" en carteras diversificadas.

A continuación te mostramos lo que opinan los expertos de Goldman Sachs sobre ethereum y otras cinco plataformas de blockchain y sus respectivas altcoins, con los pros y contras de cada una de ellas.

Ripple (XRP)

Ripple es una plataforma de pagos rápidos, integrada en el sistema bancario global. Utiliza una cadena de bloques que conecta a cientos de instituciones financieras de todo el mundo con una interfaz de programación de aplicaciones muy simple que está diseñada para transacciones rápidas, seguras y a buen precio.

Mossavar-Rahmani reconoce que su precio y su velocidad son sus grandes bazas, pero que no está tan centralizada como otras plataformas de blockchain.

La disputa que mantiene con la Comisión de Bolsa y Valores norteamericana, que quiere que su criptomoneda, XRP, sea sujeta a regulación, también juega en su contra.

Ethereum (ETH)

Goldman Sachs se refiere a ethereum como pionera en la tecnología blockchain descentralizada. También destaca que es la plataforma más utilizada y cuenta con una sólida plantilla de desarrolladores.

Pero el informe añade que las actualizaciones en la cadena de bloques se han quedado obsoletas, por lo que invertir en ella puede ser complicado y arriesgado.

Y es que a medida que se desarrollan más aplicaciones en la red de ethereum, su capacidad para controlar más transacciones de manera rápida la preocupación aumenta.

La cadena de bloques de ethereum debe actualizarse este mes de julio y actualizar sus tarifas. Lo que esto significa puede estar muy claro para los desarrolladores de blockchain, pero no lo está tanto para los inversores, que tienen dificultad para augurar cómo podrá afectar al valor de ether.

Polkadot (DOT)

Polkadot, reconocida por su capacidad para conectar diferentes cadenas de bloques llamadas como "paracaídas". Goldman Sachs cree que las ventajas de polkadot se resumen en que es escalable, interoperable y personalizable. Sin embargo, también considera que su tecnología es compleja y sus usos no están del todo claros.

Solana (SOL)

Solana se autodefine como una infraestructura abierta, algo clave para su implantación global. La plataforma también asegura que su plataforma es segura y resistente a la censura.

El estudio de Goldman Sachs cuenta que Solana es uno de los competidores de ethereum y que la plataforma tiene la cadena de bloques pública más rápida. Asimismo, resalta que es barata y fácil de usar por parte de los desarrolladores.

Sin embargo, también cree que su ecosistema es más pequeño. En este sentido, cabe destacar que cuanto más usen los desarrolladores la cadena de bloques, esta crecerá más y mejorará.

Algorand (ALGO)

Algorand tiene como objetivo aumentar la velocidad de las transacciones y resolver tres problemas: la seguridad, la escalabilidad y la descentralización.

Goldman Sachs opina que esta plataforma de blockchain es fuerte, rápida y buena para los desarrolladores. Pero la firma de inversión añade que todavía es pequeña, al ser nueva. 

Dfinity Internet Computer (ICP)

Dfinity tiene como cometido extender y democratizar internet en el mundo blockchain a través de un entorno ilimitado que pretende proporcionar una nube informática mundial descentralizada.

Goldman Sachs indica que esta tecnología es innovadora y cree que podría marcar el camino para reemplazar internet por un nuevo modelo que permita el alojamiento organizado de datos y aplicaciones.

Pero la firma advierte de que la plataforma es compleja, demasiado nueva y que todavía no ha sido probada. Después del lanzamiento de su criptomoneda, IPC, este mes de mayo, el token se desplomó un 90% en un mes. 

Goldman Sachs no descarta a todo el sector de las criptomonedas

Las complejidades de la tecnología blockchain, la falta de regulación y protección al inversor, el alto consumo de energía asociado a las actividades de minería, así como el rápido desarrollo del sector,  que podría volver obsoleta la tecnología basada en cadenas de bloques, lleva a Mossavar-Rahmani a concluir que las criptomonedas no son una "inversión viable" para las carteras diversificadas.

Si bien Goldman Sachs aparentemente rechaza las criptomonedas vinculadas a blockchain, no descarta al sector de las criptomonedas en su conjunto

La firma de inversión recomienda exponerse a esta industria en crecimiento a través de empresas de capital privado (Private Equity) y de capital riesgo. En este sentido, aconseja invertir en proyectos e innovaciones dentro del sector, pero que no se limiten a las plataformas de blockchain. 

También recomienda invertir en acciones públicas, como canastas de acciones expuestas a plataformas basadas en la tecnología de las cadenas de bloques.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

LEER TAMBIÉN: Coinbase añade la criptomoneda DOT, de Polkadot, a su selección de criptodivisas: el principal rival de Ethereum coge fuerza

LEER TAMBIÉN: Un experto en criptomonedas y fintech explica cómo podría polkadot subir un 521% en los próximos 3 años y convertirse en el principal rival de Ethereum

LEER TAMBIÉN: Los expertos confían en la recuperación de Coinbase en bolsa tras la tormenta de las criptomonedas, mientras Robinhood adapta su estrategia para resistir al colapso

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna