Pasar al contenido principal

Ventajas e inconvenientes del trabajo desde casa por Internet

Trabajar desde casa
Pixabay

El número de autónomos y la cifra de empresas que apuestan por la flexibilidad y la contratación de freelance no deja de subir en los últimos años, fruto de un nuevo paradigma laboral propiciado por las mejoras tecnológicas y la aparición de nuevos puestos de empleo que no requieren presencia física en las oficinas.

Puede que en algún momento te hayas planteado la posibilidad de trabajar desde casa a través de Internet, algo bastante común si eres diseñador gráfico, programador o desarrollador web, redactor online, community manager, formador online o analista web, entre otras tantas profesiones.

Si es así, ¿es oro todo lo que reluce? ¿Conoces todas las ventajas e inconvenientes de que tu hogar sea tu oficina?

Ventajas de trabajar desde casa

  • Mejor conciliación familiar: Aunque depende mucho de la forma de gestionar tu productividad, es cierto que en muchos casos trabajar desde casa, incluso a tiempo completo, es idóneo para pasar más tiempo con tu pareja, hijos y otros familiares.
  • Diseño personalizado de tu propio espacio de trabajo: Todos los expertos recomiendan remarcar la división en tu vivienda del espacio donde desarrollas tu actividad profesional y aquel en el que llevas a cabo tu vida familiar, así como tus momentos de ocio y de descanso. Al configurar tu propio despacho o mesa de trabajo podrás adaptarlo a tus necesidades para tener una postura cómoda y todos los elementos que te ayuden a estar más motivado y ser más productivo.
  • Mayor flexibilidad horaria y capacidad organizativa: Trabajar desde casa, especialmente para muchos empleos freelance, es idóneo para buscar tus picos más altos de productividad, ya que según el ritmo biológico y las costumbres de cada uno, hay personas que son más efectivas madrugando, desarrollando su actividad por la tarde o trabajando de noche.
  • Uso de técnicas para mejorar tu productividad: El presentismo laboral en la oficina se ha convertido en una lacra en nuestro país, implicando en ocasiones trabajadores cansados, merma de la productividad en los tiempos muertos y desmotivación. En tu casa y gracias al teletrabajo podrás poner en práctica técnicas de concentración y métodos para ser más productivo como la famosa Pomodoro o el popular Kanban.
  • Reducción de costes y deducción de gastos: Podrás deducir parte de la factura de luz y teléfono, así como una parte de tu alquiler si eres autónomo y además, trabajar en tu hogar implica un ahorro económico considerable en relación al alquiler de una oficina, la gasolina o el transporte público, así como en vestuario.
  • Ganar en tiempo libre: Vivir en una gran ciudad en la que el tráfico es un problema habitual en horas punta implica encadenar medios de transporte, enfrentarte a monumentales atascos y sumar varias horas a tu jornada laboral, un tiempo que si trabajas desde casa puedes dedicar a hacer deporte, leer, reunirte con amigos o disfrutar de tus películas y series favoritas.

Desventajas de trabajar por Internet desde casa

Trabajar en casa tampoco es jauja, y si lo haces tendrás que enfrentarte a diversos problemas.

  • La soledad y la desmotivación: A muchas personas no les sienta bien trabajar sin tener contacto físico y presencial con otras personas, ya que desde casa las herramientas más habituales son el correo electrónico, el teléfono y las plataformas de trabajo colaborativo. Si sueles estresarte o tener ansiedad a causa de la soledad, puede que trabajar desde casa no sea lo tuyo. Otra solución es aumentar el contacto mediante videoconferencias, asistir a eventos de networking y salir a la calle con más frecuencia para realizar actividad física o hacer recados. También puedes optar por el alquiler de un espacio de coworking.
  • Pérdida de concentración: En tu hogar tienes cerca la despensa, la televisión, objetos de ocio o la posibilidad de consultar las aplicaciones de mensajería instantánea o las redes sociales cada rato. Es importante la disciplina para protegerte de esas distracciones e impedir que mermen tus capacidades  y tu productividad.
  • Jornadas de 24/7: El riesgo de no controlar los horarios de trabajo hace que los teletrabajadores estén expuestos a jornadas de trabajo interminables. Si no quieres acabar mal de los nervios, con problemas de salud, espalda, fatiga o sueño, es recomendable que te marques una jornada laboral con límite de horas y respetes los fines de semana, el tiempo libre y el horario de sueño.
  • Sedentarismo: Trabajar muchas horas y tener tu propia oficina en casa puede propiciar que incurras en un estilo de vida sedentario y por tanto, perjudicial para tu salud. Mantener una dieta rica y saludable y practicar un deporte que te guste o salir a caminar varias veces por semana es imprescindible para paliar este problema.

Te puede interesar

Lo más popular