La recuperación no llega a la moda: sigue la caída de ventas en 2021 y la destrucción del tejido laboral, con 17.200 tiendas menos y la pérdida de más de 35.200 trabajadores en solo 2 años

En imagen, tienda de ropa.
En imagen, tienda de ropa.

Reuters

El sector textil patrio sigue sin recuperar el pulso. Su facturación en 2021 se situó en 8.902 millones de euros, lo que supone un descenso del 16,17%, y que se suma a la caída del 41,2% que sufrió la industria en 2020, como consecuencia del fuerte impacto del COVID-19.

Ahora, con el informe anual que ha presentado este jueves la patronal del sector Acotex, la recuperación sigue lejos. En tan sólo 2 años la facturación del sector ha pasado de 18.078 millones de euros a los 8.902 de 2021. Se trata de una caída del 57%. 

Una merma que viene acompañada de la reducción del gasto de las familias españolas, que han pasado de gastar 1.256 euros de 2019 a no llegar a los 790 al término del 2021 (786 euros).

Pero estos malos datos vienen aparejados de otros, los del tejido empresarial del sector. De esta forma, el año ha comenzado con un 5,16 % menos de puntos de ventas respecto al año anterior. 

En la actualidad hay 44.672 tiendas frente a las 61.891 que existían antes de la pandemia. Solo entre 2020 y 2021 se han cerrado 2.429, que se suman al adiós de 14.800 puntos del año anterior. 

La industria empleaba al cierre de 2021 a 163.846 frente a las 172.432 con las que cerró 2020. Si se atiende a 2019, supone hablar de la destrucción de 35.266 empleos.

Eduardo Zamácola, presidente de Acotex, ha mostrado su desanimo por el año que han cerrado y en el que se tenía que haber materializado la recuperación de la industria, tras la debacle sin precedentes de 2020.

Por qué las falsificaciones encuentran en la moda una ciudad sin ley: de la propia naturaleza del 'fast fashion' a la esperanza de que el Gobierno les ponga coto

"2021 ha sido un año tremendamente duro, cuando esperábamos una recuperación, se ha ahondado aún más la caída de los ingresos", ha confesado. 

En este complicado escenario siguen siendo la Comunidad de Madrid, Cataluña y Andalucía las regiones con mayor cuota de facturación (17,09%, 16,25% y 15,47%, respectivamente).

La asociación detalla que han sido los vascos, seguidos de los madrileños y castellano-leoneses los que más han gastado en vestirse. Las cifras son de aproximadamente 326, 304 y 282 euros por persona, respectivamente. En el lado opuesto del ranking se sitúan los residentes en Baleares –que lleva 2 años atrás encabezaba la clasificación–, extremeños y canarios. 

Moderación del boom del canal online

Tras el boom del canal online como consecuencia de la llegada del confinamiento, la moderación parece haber llegado aunque la tendencia alcista permanece. En 2021, el ecommerce en el comercio textil representó el 15 % de la facturación frente al 18% de 2020 –en años anteriores, se situaba en un 8%–.

En cuanto a la distribución de las compras, las de mujer pasan al 34% frente al 35% de un año antes; hombre siguen estancadas en el 32% niño que supone el 15% y sube casi 2 puntos porcentuales. Respecto a hogar, que durante 2020 vivió un alza sin precedentes hasta representar un 20%, baja un punto porcentual.

En 2021, el reparto desigual de la facturación entre los diferentes formatos comerciales permanece. Así, las tiendas multimarca siguen perdiendo cuota de mercado y de la facturación global del sector. Han pasado de tener el 17 % en 2019 a tan sólo alcanzar un discreto 9,9%. 

Por contra, sigue creciendo el porcentaje de compras realizadas en tiendas especializadas (38% en 2021 frente al 37,4% en 2020). Los hipermercados (28%); los grandes almacenes (8,9%) y los outlets (15,1%) se mantienen con cuotas similares al año anterior. 

Vuelven las compras del turistas: la única clave positiva

La mejora de la situación sanitaria ha traído consigo la única clave positiva para el sector: la vuelta del turista y su gasto en compras. Las adquisiciones de estos en el territorio se recuperaron casi un 77%, hasta alcanzar casi los 35.000 millones de euros. Si se atiende a 2019, cuando el gasto fue de 92.000 millones de euros, la cifra actual cae un 62%.

Respecto a las ubicaciones, destaca la caída de Madrid, donde, en el último año, solo se han realizado el 9% de las compras de extranjeros frente al 38% de 2019. Por contra, los turistas concentraron su compras en los dos archipiélagos, con el 21% tanto para Baleares y Canarias.

En cuanto a nacionalidades, es reseñable la pieza clave que suponen los ciudadanos rusos, aglutinando el 21% de las compras, y cuya situación es previsible que cambie tras la invasión a Ucrania por parte de este país.

Respecto a todo lo que está aún por venir, Zamácola se mantiene confiado en una mejora de la situación en base al crecimiento de doble dígito acontecido en los últimos 4 meses de 2022. 

No obstante, el directivo no pasa por alto la incertidumbre que vaya el sector por el contexto macroeconómico, la inflación y la consiguiente subida de costes, las mismas que han provocado que grandes grupos como Inditex o Primark hayan decidido subir sus precios. 

Otros artículos interesantes:

Esta joven de 27 años convirtió su blog de moda en una marca de ropa que facturó 2,5 millones el año pasado: así ha levantado su negocio

El gigante chino de la moda rápida Shein acumula ya más descargas mensuales en su aplicación que los canales 'shopping' de Amazon y Shopify

Estos son 10 de los artículos de moda de lujo más caros por los que pagan los ricos, según los expertos del sector

Te recomendamos