Pasar al contenido principal

La ingeniera que transformó una pyme familiar de Burgos en una multinacional que factura 30 millones de euros al año y quiere liderar la digitalización industrial en Europa

Verónica Pascual, CEO de ASTI Technologies.
ASTI Technologies
  • En 2003, Verónica Pascual rechazó una oportunidad laboral en Londres para volver a un municipio de Burgos de 168 habitantes para hacerse cargo de la empresa familiar. 
  • Pascual se puso al frente de una pyme de 20 empleados con una enorme crisis de motivación y ahora dirige una multinacional que facturó 30 millones de euros en 2018 y cuenta con 300 empleados. 
  • La CEO de ASTI Mobile Robotics Group cuenta su trayectoria a Business Insider y reflexiona sobre la oportunidad que supone para España la digitalización de la industria. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En 2003, Verónica Pascual se encontraba al principio de su carrera laboral trabajando en París para la constructora Bouygues. Pascual, que había estudiado ingeniería aeronáutica en la Universidad Politécnica de Madrid, acababa de recibir una oportunidad única por parte de la empresa para iniciar un proyecto en Londres, pero decidió rechazarla para volver a Madrigalejo del Monte, un municipio de apenas 168 habitantes en la provincia de Burgos, y hacerse cargo de la empresa familiar.

Así fue como Verónica Pascual inició su andadura al frente de Automatismos y Sistemas de Transporte Interno SAU, la empresa fundada por sus padres en 1982 que vendía soluciones tecnológicas a medida para las empresas. La compañía, de 20 empleados, facturaba en torno a 2 millones de euros anuales y sus cifras se estaban viendo afectadas por una crisis de motivación entre los empleados. 

Más de 15 años después, ASTI Mobile Robotics Group es un grupo internacional de empresas de robótica móvil con más de 300 empleados, clientes en 17 países y una facturación cerca de 30 millones de euros en 2018, según explica la propia Verónica Pascual en una entrevista con Business Insider. 

Leer más: De programar videojuegos con 10 años a ser el cerebro de la ciberseguridad de Google desde Málaga: así ha sido la trayectoria de Bernardo Quintero

El grupo es líder en Europa en fabricación de robots móviles y cuenta con sedes en Burgos y Madrid (España), Mulhouse (Francia), Berlín (Alemania) y Carolina del Norte (Estados Unidos). Fabrica, instala y mantiene vehículos sin conductor para la automatización de procesos industriales en todo tipo de sectores y entre sus clientes se encuentran empresas como Nestlé o Citroën. 

"Tenemos la gama de AGVs (vehículos de guiado automático) más extensa del mercado y eso nos permite buscar las mejores soluciones para nuestros clientes", asegura la CEO del grupo. 

ASTI Mobile Robotics es el buque insignia de un conglomerado de compañías aglutinadas en torno a ASTI TechGroup. "Ligada a la alta tecnología y a la transformación digital, la actividad de ASTI Technologies Group engloba consultoría de operaciones industriales basada en metodología lean y kaizen, a través de ASTI Consulting Service, hasta empresas de robótica móvil para diferentes aplicaciones (como, por ejemplo, ASTI Technologies Distribution), así como otras inversiones en el campo de vehículos aéreos no tripulados (VANT)", explica Pascual.

Y todo con origen en Madrigalejo del Monte. 

Leer más: La IA puede mejorar la calidad de vida de todos a pesar de los retos que plantea, según esta ingeniera referente en España

Recuperar la confianza y conseguir un producto escalable: las primeras prioridades de Verónica Pascual 

ASTI Mobile Robotics
ASTI Mobile Robotics

¿Cómo logró Pascual, que figura entre las top 100 mujeres líderes en 2018, reflotar la compañía hasta convertirse en la propietaria de la compañía líder en Europa en fabricación de AGVs? 

La CEO vuelve a 2003, cuando se puso al frente de la compañía. "Lo primero que quisimos hacer fue recuperar la confianza de los clientes y ganar nuevas cuentas, porque eso, al final, conlleva la confianza del equipo, que ve los resultados", recuerda. 

"La misión estratégica siempre ha sido la misma: ayudar a nuestros clientes a ser más competitivos en clave de automatización de sus procesos industriales", asegura la ingeniera. Sin embargo, Pascual empezó a explorar una nueva línea para mantener la estrategia pero facilitar la escalabilidad. Así fue como, con el tiempo, convirtió una división de la empresa, el vehículo automático, en todo el negocio de ASTI. 

La ingeniera también recalca la importancia que tuvo el talento a la hora de reconducir la compañía. "Cuando las compañías o los equipos son muy pequeños es más importante el cualitativo que el cuantitativo", asegura.

"Es decir, los primeros años necesitábamos que hubiera determinadas personas que nos ayudasen en los procesos de inflexión. Encontrar esas personas fue un proceso lento, pero sin duda su contribución ha sido clave para el salto que ha dado la compañía", explica. 

Ahora, la fama de ASTI hace que atraer el talento sea mucho más fácil, reconoce Pascual. "Hemos trabajado mucho el posicionamiento de la marca, la reputación de empleador, la propuesta de valor para el empleado, etc", explica la CEO, que cuenta con trabajadores de más de 15 nacionalidades. 

Leer más: La verdadera amenaza de la inteligencia artificial son las personas detrás de los algoritmos, según una ingeniera del departamento científico de Google

Internacionalización para hacer frente a la crisis 

ASTI compra InSystems Automation
Verónica Pascual, CEO de ASTI Technologies, tras la adquisición de InSystems Automation. ASTI Technologies

La internacionalización fue otra de las patas clave del proyecto de Pascual para ASTI, sobre todo para hacer frente a la crisis económica que sacudió España en 2008, mismo año que la ingeniera se convirtió en la única propietaria de la empresa comprando el 100% de las acciones. 

En aquella época, "la compañía estaba creciendo, pero la crisis se aproximaba", recuerda la CEO. "Así que nosotros empezamos a hacer proyectos escalables y a ganarnos la confianza del cliente, y así lo que queríamos era conseguir que nos referenciasen dentro del grupo. De esta forma, hemos ido creciendo internacionalmente, alcanzando alianzas con socios tecnológicos en los países donde juntos podíamos construir una propuesta de valor más rica", explica. 

Sin embargo, admite que no todo fue bien, y un primer proyecto en Argentina terminó por fracasar. 

Ahora, tras haber multiplicado la facturación y haber convertido la pyme en una multinacional referente, los planes de futuro siguen siendo igualmente ambiciosos, como demuestra la entrada de Keensight Capital en el accionariado como socio minoritario el año pasado para "ayudar a la expansión del grupo, sobre todo, a nivel internacional".

"El 85% de la cifra de negocio se concentra en Europa; entre el 5% y el 10% en Estados Unidos; y entre el 5% y el 10% restante en Latinoamérica", explica Pascual. 

El grupo quiere reforzar su presencia en Estados Unidos, pero sobre todo quiere consolidar su apuesta por Centroeuropa, donde la ingeniera ve una "gran oportunidad" en la industria 4.0. "Tenemos que consolidarnos, porque es un mercado muy importante en el ámbito industrial", asegura. 

La compañía continúa con su estrategia de socios, pero "ahora también buscamos el crecimiento inorgánico con la adquisición de compañías", explica Pascual, que a finales de 2019 incorporó la alemana InSystems Automation al grupo. 

Leer más: Esta emprendedora española rompe mitos: lo que hay que hacer para poner en valor el emprendimiento femenino

España no puede dejar pasar una oportunidad que aumentaría el PIB en 35.000 millones de euros 

En este sentido, Pascual lamenta que España esté por detrás del resto de países europeos en cuanto a digitalización de la industria. "Las compañías españolas están claramente por detrás de las del resto del mundo en materia de digitalización. Sin embargo, son conscientes de que digitalizadas son un 10% más productivas, exportan el doble y duplican la creación de empleo", advierte. 

"Esto significa que, para 2020, el Producto Interior Bruto (PIB) de España podría aumentar en 35.000 millones de euros. De ahí que debamos trabajar para conseguir abrazar esta oportunidad", concluye. 

Para acelerar la digitalización de la industria, Pascual aboga por algunas medidas como los modelos de colaboración público-privada para la gobernanza de la industria 4.0. Pero, sobre todo, insiste en la necesidad del "desarrollo del talento digital como clave del éxito en esta nueva época".

"La tecnología está provocando un proceso de transformación súper agresivo del que no somos conscientes y, poco a poco, nos está cambiando", asegura la ingeniera, que es una firme defensora de los programas de capacitación en nuevas habilidades digitales. 

Leer más: Una emprendedora que triunfa en Silicon Valley comparte cuál es la clave para que las mujeres consigan captar millones en financiación para sus startups

Por ello creó la Fundación ASTI, que tiene dos líneas principales de actuación "desarrollar el talento STEM, especialmente entre las niñas y jóvenes, y promover la tecnología y la innovación a través, por ejemplo, de nuestro ASTI Robotics Challenge". 

"Las mujeres estudian menos las carreras STEM por los estereotipos. Por eso, nosotros pensamos que todo pasa por la educación", asegura Pascual, que ve necesario hacer un trabajo previo "desde edades tempranas". 

Pese a todo, la ingeniera ve con optimismo el futuro de la robótica. "Veo un futuro muy híbrido entre los humanos y los robots. Considero que estará formado por la tecnología y las personas, pero la base siempre serán las personas, el talento. Es bonito no pensar en el humano o la máquina, o en el humano y la tecnología, sino en el humano tecnificado", asegura. 

Y además