La versión de Ozempic en pastillas existe y un estudio español ha demostrado su eficacia para adelgazar

- Actualizado:
semaglutida oral

Rybelsus

  • Existe una versión de semaglutida en pastillas. Se trata de Rybelsus, fármaco elaborado por Novo Nordisk, fabricante de Ozempic.
  • Un estudio español ha evaluado su seguridad, detectando efectos positivos en la pérdida de peso. Un 33,3% de los sujetos logró una pérdida de peso superior al 10% durante el tratamiento.

La pastilla diaria RYBELSUS es un medicamento de venta con receta que se usa, junto con una dieta y ejercicio, para mejorar el nivel de azúcar en la sangre en adultos con diabetes tipo 2. Esta basado en la semaglutida, como el popular fármaco Ozempic. 

Es decir, que ambos están destinados al mismo tipo de pacientes y usan el mismo principio activo, con la diferencia de que el primero se toma en forma oral por lo que no hay que someterse a incómodos pinchazos. Los dos son parte de la cantera de medicamentos de Novo Nordisk.

Ozempic, o su versión para adelgazar Wegovy, requieren de una inyección diaria. Por su parte el tratamiento con Rybelus conlleva una dosis inicial de un comprimido de 3 mg una vez al día durante un mes. Posteriormente el médico aumentará hasta los 7 mg diarios, pudiendo llegar a un máximo de 14 mg, indica el prospecto.

Efectos en el peso

La semaglutida imita el funcionamiento de la hormona GLP-1 que el cuerpo humano produce naturalmente y que regula la ingesta de alimentos y el apetito. Además, ayuda a mejorar el metabolismo del azúcar en sangre. De ahí los revolucionarios efectos de los fármacos inyectables en el peso.

Según el estudio español Endo2S-RWD, la semaglutida oral también resulta efectiva a la hora de alcanzar los objetivos de control glucémico y de pérdida de peso en personas con diabetes tipo 2. 

El Dr. Óscar Moreno, co-autor del estudio, especialista en Endocrinología y Nutrición y coordinador de la Unidad de Diabetes del Hospital General Universitario de Alicante, explica en nota de prensa que el factor clave detrás del éxito del tratamiento con este medicamento en personas con diabetes tipo 2 es “su potencia, su perfil de seguridad y su tolerabilidad".

En concreto, un 63,2% de los pacientes logró alcanzar niveles de hemoglobina glicosilada (HbA1c) por debajo del 7% a los 6-12 meses de haber comenzado tratamiento con el fármaco.

En ese tiempo un 37,5% de los pacientes alcanzó un objetivo combinado de pérdida de peso significativa (por encima del 5%). Este efecto fue aún más notable entre aquellas personas con un índice de masa corporal mayor de 35 (clasificado como obesidad), donde aproximadamente el 50% alcanzó dicho objetivo. En torno a un 33,3% de los sujetos logró una pérdida de peso superior al 10% durante el periodo de estudio. Eso sí, algo inferior a la obtenida con Ozempic, que se sitúa en torno al 15%.

Cabe destacar que estos resultados se mantuvieron incluso cuando un tercio de los pacientes no estaba recibiendo la dosis más alta disponible de semaglutida oral (14 mg). Según el estudio,realizado sobre más de mil personas con diabetes tipo 2, la tasa de abandono del tratamiento por efectos secundarios gastrointestinales fue del 9,8%.

“Este abordaje, con un objetivo prioritario de pérdida ponderal superior a ese 10%, junto con la protección de los órganos diana, y de la mano de una atención multidisciplinar centrada en la persona que convive con la enfermedad, podría facilitar el manejo global de estos pacientes y situarse como estrategia de referencia en su tratamiento”, añade Moreno.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.